Cómo prepararse para un viaje de buceo seguro

La seguridad comienza en casa. Cuando haga los preparativos de su viaje y sus buceos, deberá considerar, tanto antes de viajar como después de llegar a su destino, una variedad de factores que puede afectar su seguridad.
Accesibilidad

En lugares remotos, los teléfonos satelitales pueden ser sumamente útiles en caso de emergencia.
Si el viaje para llegar al destino deseado supera las 20 horas, el regreso también demorará mucho tiempo. Si bien en DAN® pueden brindarle ayuda, debe saber que en algunas áreas remotas los aviones sólo pueden despegar y aterrizar durante las horas de luz, lo que puede extender el tiempo necesario para una evacuación. Si tiene algunas condiciones médicas específicas, dichos lugares remotos con recursos limitados pueden no ser el mejor destino para usted.

Averigüe qué medios de comunicación estarán disponibles en caso de una emergencia. Un operador de buceo debe tener algún medio de comunicación entre la embarcación y la costa, pero los grupos de buzos que viajan tal vez deseen asegurarse de que al menos un miembro tenga un teléfono satelital o un teléfono celular con capacidad para hacer llamadas internacionales. También debe averiguar si hay cobertura celular y/o Internet inalámbrica. Esto puede permitir el uso de mensajería SMS (mensajes de texto) así como también aplicaciones de comunicación tales como FaceTime y WhatsApp. Cada buzo debe viajar con una boya de superficie y uno o más dispositivos de señalización.
Documentación
Tener la documentación necesaria en orden tal vez sea el aspecto menos divertido de un viaje, pero puede ser muy importante. Una vez que sepa donde viajará, anote la dirección y el número de teléfono del hospital y/u otros centros médicos del área. Si no puede encontrar la información mediante el uso de un motor de búsqueda en línea, es posible que en DAN puedan ayudarlo.

Informe a su banco o la empresa de su tarjeta de crédito sobre su próximo viaje para asegurarse de tener acceso a sus fondos en caso de una emergencia. Realice un inventario de archivos importantes que debe mantener en un lugar seguro, como por ejemplo su pasaporte, carné de identidad y tarjeta de miembro de DAN. También puede incluir una lista de consideraciones de salud personales tales como medicamentos, alergias e historial médico. Consulte la lista de cosas que debe llevar con usted emitida por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC), en CDC.gov/disasters/kiwy.html. El formulario de autorización que firme para su operador de buceo puede tener una línea que diga "en caso de emergencia"; incluya esa información y escriba de manera legible.

Si bien para uso oficial se necesitan los originales, considere hacer varias copias de formularios y documentos importantes. Deje una carpeta de copias en casa a un amigo o familiar. Coloque un segundo juego de copias en un sobre sellado y entrégueselo a un compañero de viaje en quien confíe, al centro turístico o al operador de buceo para que lo abran en caso de una emergencia y recupérelo cuando se vaya. Puede tener una tercera copia en su cartera o equipaje. También considere llevar copias de sus recetas por si pierde alguno de sus medicamentos.

Asegúrese de que sus pólizas de seguros de viaje y contra accidentes de buceo estén actualizadas. Guarde el número de la línea de emergencias de DAN, +1 (919) 684-9111, en su teléfono junto con su número de miembro de DAN. Acceda a su cuenta en DAN.org para ingresar o actualizar sus contactos de emergencia, domicilio, números de teléfono y dirección de correo electrónico. Su dirección de correo electrónico puede ser útil si no tiene recepción de telefonía celular cuando esté de viaje y tenga que comunicarse con DAN TravelAssist.

Antes de irse, consulte a su compañía de seguros para verificar la cobertura fuera de su zona de residencia. En general, el seguro de DAN tiene cobertura de buceo y contra accidentes y no cubre gastos médicos importantes, por lo que una póliza suplementaria para problemas médicos es una precaución razonable. Algunas pólizas de seguro de viaje (incluida la de DAN) tienen un componente médico, pero debe leer la póliza detenidamente para confirmar la cobertura específica. El seguro de viaje también es útil en el caso de que se pierda algún vuelo o haya demoras o cancelaciones relacionadas con el clima.
Aptitud física para el buceo
Considere visitar a su médico para que le haga un examen físico de rutina para evaluar su aptitud física para el buceo. En la mayoría de los casos un "sí" en la declaración médica del Consejo de Capacitación de Buceo Deportivo (Recreational Scuba Training Council, RSTC) que utiliza la mayoría de los operadores de buceo puede hacer que le pidan la autorización de un médico para bucear. Obtener la documentación por adelantado puede ayudar a que las cosas se desarrollen sin problemas durante su viaje. Pídale al operador de buceo que le envíe por correo electrónico una copia del formulario médico que utilizan y llévelo a su consulta con el médico. Si bucea en la región Asia-Pacífico, use el formulario de la Sociedad de Medicina Subacuática del Pacífico Sur (South Pacific Underwater Medicine Society, SPUMS) en lugar del formulario del RSTC. Nunca mienta en las declaraciones médicas; esto puede tener repercusiones financieras o legales si se produce algún accidente.

Esté preparado para enfrentar las emergencias que se presenten. Realice un curso de actualización de primeros auxilios y tenga suministros básicos tales como vendas, pomadas antibióticas, crema de esteroides, difenhidramina (antihistamínico) y medicamentos para el malestar gastrointestinal.

Consulte a su médico de cabecera, una clínica de medicina para viajes local o los CDC para determinar qué vacunas, de necesitar alguna, se recomiendan para su destino. Es posible que su médico también desee proporcionarle un kit de primeros auxilios con medicamentos para el mareo por movimiento, antibióticos, esteroides u otros medicamentos recetados potencialmente útiles, junto con instrucciones específicas para su uso.
A bordo
Elija su operador de buceo según su reputación y, de ser posible, las referencias de amigos. Asegúrese también de averiguar cuánta atención le prestan a la seguridad antes de bucear. Consulte sobre el plan de acción de emergencia del operador de buceo; averigüe si tienen un kit de primeros auxilios y una unidad de oxígeno de fácil acceso y si hay oxígeno suficiente para administrarles a varios buzos al menos durante el viaje de regreso a la costa. Consulte sobre las normas de formación del personal; averigüe si los divemasters o los miembros del personal han recibido capacitación en primeros auxilios, exámenes neurológicos y uso apropiado del oxígeno. Habitualmente, DAN puede brindar ayuda una vez que el paciente se encuentra en tierra, pero trasladar a un buzo accidentado a la costa en general es responsabilidad de los profesionales de la salud a bordo del barco de buceo.

Por último, considere el tipo de buceo que tiene pensado realizar. El buceo profundo y agresivo puede ofrecer acceso a puntos que no se visitan con frecuencia, pero también expone a los buzos a un mayor riesgo de sufrir una enfermedad por descompresión (EDC). Asegúrese de contar con la capacitación y la experiencia necesarias para los puntos que el operador tiene previsto visitar.


Si tuvo que tomar dos aviones, abordar un barco y hacer una caminata, por lo general el regreso será igual de complicado.


Cuanto más remota sea el área, más tiempo le llevará trasladarse a una cámara hiperbárica. Para reducir el riesgo de EDC debe bucear de forma conservadora. Familiarícese con su computadora de buceo y aprenda a programarla con valores conservadores. Asimismo, una de las mejores prácticas de seguridad que un buzo puede adoptar es extender el tiempo en aguas superficiales más allá de la obligación de descompresión o la parada de seguridad de tres minutos recomendada. Siempre que considere factores como mantenerse caliente, las preferencias de otros buzos y las horas de luz restantes, una vez que esté dentro de los 4,5 a los 6 metros (15 a 20 pies), cuanto más tiempo pase allí, mejor será.

Si bien la mayoría de los viajes que haga se desarrollarán sin accidentes ni incidentes, a veces sí, estos suceden. Procure estar bien preparado para garantizar un buen resultado.

© Alert Diver — 4to Trimestre 2017