Se vincula a los protectores solares con la decoloración de los corales





Los arrecifes de coral son las construcciones biológicas más grandes del mundo y se encuentran entre los ecosistemas más hermosos de la Tierra. En ellos se encuentra una parte importante de la biodiversidad del océano y son sumamente valiosos para los humanos tanto por el turismo como por el sustento de las poblaciones costeras. Son el resultado de un crecimiento lento pero progresivo de coral duro, que a lo largo de las décadas o los siglos da lugar a la formación de arrecifes establecidos.

Incluso en aguas con pocos nutrientes, los arrecifes de coral pueden ser maravillosamente productivos. Los corales crecen por medio de la actividad de algas diminutas que viven dentro de los tejidos de los corales y realizan la fotosíntesis de la luz del sol. Los corales protegen a las algas y les suministran amonio; las algas, a su vez, liberan azúcares y otros nutrientes orgánicos que los corales utilizan para alimentarse. Estas microscópicas algas pigmentadas, conocidas como zooxantelas, también confieren color a los corales duros del arrecife. La simbiosis con estas algas es obligatoria para los corales pétreos tropicales. Si las algas mueren o son expulsados de los corales (un fenómeno que se conoce como decoloración de los corales), los corales mueren casi inmediatamente y, en la mayoría de los casos, sin ninguna posibilidad de recuperarse. La pérdida de estas algas simbióticas supone la pérdida del motor que produce el alimento de los corales y los corales se vuelven vulnerables de inmediato.
Arrecifes en riesgo por el uso de protectores solares
Hay muchos factores que amenazan a los corales, incluso el daño físico a causa del fondeado de embarcaciones, la pesca con explosivos, el calentamiento excesivo de la superficie del océano y la polución. Recientemente, se ha agregado una nueva emergencia a la lista de las 10 amenazas principales a las que se enfrentan los arrecifes de coral de todo el mundo: los protectores solares. Las investigaciones científicas realizadas en varios arrecifes de todo el mundo (en el Caribe, Fiyi, el mar Rojo y el Triángulo de coral) indican que los efectos son casi inmediatos y generalmente causan la muerte del coral dentro de las 48 horas.


Se ha descubierto que los protectores solares activan las infecciones virales de los corales, lo que causa su decoloración.

Aproximadamente el 30 por ciento de los protectores solares que se utilizan sobre la piel de una persona es liberado en el entorno cuando la persona ingresa al agua. Incluso una sola gota de un protector solar que contiene conservantes y filtros químicos problemáticos, que están presentes en más del 99 por ciento de los productos disponibles en el mercado, puede provocar decoloración y matar al coral.

La mayoría de los productos de protección solar disponibles comercialmente son nocivos para los corales y el efecto no depende de la dosis. Los protectores solares activan las infecciones virales que por lo general están latentes, lo que resulta parecido al mecanismo por el que el herpes aparece en los labios de los humanos (herpes labial) ante la presencia de una luz ultravioleta (UV). Es un mecanismo de aparición y desaparición determinado por los compuestos presentes en los protectores solares.
La necesidad de legislación
Lamentablemente, en la mayoría de los países, lo que incluye a los Estados Unidos, no cuenta con una legislación adecuada. Antes de que los protectores solares puedan ponerse a la venta, debe demostrarse que son dermatológicamente seguros y que tienen una capacidad real para proteger la piel de la luz UV, pero no están sujetos a normas ambientales. Una excepción notable a la falta de restricciones tiene lugar en México, donde el uso de protectores solares está prohibido en los cenotes (cavernas de piedra caliza), que tienen una gran popularidad entre los turistas.
Se debe ser cauteloso con los protectores solares "seguros"
Un equipo de investigación de la Universidad Politécnica de la Marche en Ancona, Italia, probó varios protectores solares y todos ellos tuvieron impactos considerables en la vida marina. Los productos que causan especial preocupación son aquellos que dicen ser seguros para los corales porque son biodegradables. Estos productos confunden a los consumidores al sugerir que ser biodegradable equivale a ser ecológico, pero este no es el caso. Incluso los productos que se degradan rápidamente en el agua de mar permanecen en el sistema el tiempo suficiente como para matar a los corales con los que entran en contacto. Este era exactamente el caso de un producto que el equipo puso a prueba y es una de muchas declaraciones engañosas o mentiras que pueden encontrarse en las etiquetas de los protectores solares. En algunos casos, los productos aseguran que no son tóxicos para los corales y otros organismos marinos a pesar de contener oxibenzona u otros derivados del benceno, que son peligrosos para estos organismos.
Cómo reconocer los protectores solares seguros
Determinar si un protector solar es nocivo para el entorno marino es simple: ignore lo que esté escrito en el frente, dé vuelta el envase y lea los ingredientes. Primero observe si tiene conservantes y luego revise la lista de filtros UV químicos. El protector solar es letal para los corales y su uso debe evitarse si el producto contiene parabenos (conservantes comunes como por ejemplo el butilparabeno) o cualquiera de los filtros químicos que se indican a continuación:

  • BMDBM (4-tert-butil-4-metoxidibenzoilmetano benzofenona)
  • BZ (benzofenona-3)
  • MBC (4-metilbencilideno alcanfor)
  • OMC (etilhexil metoxicinamato)
  • OCT (octil metoxicinamato)
  • BEMT (bis-etilhexiloxifenol metoxifenil triazina)
  • cualquier componente que incluya el término – benceno
Cuidado de la piel
Ahora que los científicos han identificado los componentes peligrosos de los protectores solares, pueden producirse nuevos productos que sean completamente seguros para el medio ambiente. Algunos fabricantes han intentado producir protectores solares más ecológicos a través del uso de filtros físicos (tales como el óxido de cinc y el óxido de titanio), pero los estudios que se han realizado al respecto están proporcionando resultados opuestos. Se ha demostrado que algunos productos que contienen óxidos de cinc y titanio son nocivos para los corales, los que en algunos casos han mostrado decoloración incluso después de exposiciones cortas. En la actualidad estamos intentando comprender los mecanismos subyacentes a estos efectos.


Los buzos deben considerar formas de minimizar el uso de protectores solares cuando bucean en arrecifes de coral.
Después de descubrir el impacto que los protectores solares han tenido sobre los corales una empresa francesa desarrolló un protector solar llamado Evoa que fue probado y certificado como seguro para los corales. Más recientemente, se ha introducido en el mercado un protector solar que contiene una nueva generación de filtros ecológicos y los corales tratados con este protector solar aparentemente estaban más saludables que aquellos de los tanques de control. Aethic, cuya sede se encuentra en Londres, ha patentado esta innovadora composición que se conoce con el nombre de Aethic Sôvée y que puede adquirirse a través de www.aethic.com.

Para cuidar su piel y el medio ambiente puede usar sombreros, vestimenta, trajes de neopreno, camisetas de lycra o protectores solares que sean realmente seguros para los corales en lugar de protectores solares que pongan en riesgo el estado de los arrecifes. De acuerdo con Sylvia Earle, científica y conservacionista marina, "en el gran esquema de las cosas, el protector solar puede ocupar uno de los puestos más bajos en la lista de cosas que afectan a los corales, pero puede ser uno de los elementos fundamentales entre las miles de cosas que dañan a los arrecifes y otros sistemas oceánicos, simplemente una cosa más por encima de todas las demás que podría llevar a un ecosistema al límite". Y a diferencia de la mayoría de las demás amenazas que afectan a los corales del mundo, esta es una por la que los buzos pueden hacer algo.

Roberto Danovaro es profesor de ecología y biología marina en la Universidad Politécnica de la Marche.
Referencia
Danovaro R, Bongiorni L, Corinaldesi C, et al. Sunscreens cause coral bleaching by promoting viral infections. Environ Health Perspect. 2008 April; 116(4): 441–447. Disponible en: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2291018/. Fecha de la visita: 16 de diciembre de 2013.

© Alert Diver — 1er Trimestre 2014