Validación de computadoras de buceo




Una EDGE de ORCA Industries entre una variedad de computadoras modernas.

Las computadoras de buceo han evolucionado rápidamente desde que la primera computadora personal (la EDGE de Orca Industries) salió al mercado en 1983. El surgimiento de las computadoras de buceo dio pié a preguntas sobre su seguridad, procedimientos de evaluación y lineamientos para su uso. Debido a que no existía mucha información sobre el buceo repetitivo, había preocupaciones relacionadas con la capacidad del computador para manejar múltiples inmersiones profundas.

Hoy en día la capacidad de una computadora para monitorear el límite de no descompresión y velocidad de ascenso está bien establecida. Además, las computadoras proporcionan mayor flexibilidad: Permiten inmersiones de complejidad ilimitada a la vez que ofrecen pautas para limitar el estrés de descompresión. Debido a esta mayor flexibilidad, se asume que las instrucciones que arroja la computadora tienden a crear más riesgo de enfermedad por descompresión que el uso de una tabla, basada en el mismo algoritmo de descompresión.

Los cálculos de las computadoras usan la profundidad real de la inmersión en vez de redondearla a la siguiente casilla más profunda indicada en la tabla. Al mismo tiempo, en inmersiones repetitivas, las computadora se basan en todo el modelo de descompresión subyacente (es decir, todos los compartimientos de tejido son considerados) mientras que la mayoría de las tablas de buceo sólo usan uno de los compartimientos de tejido para calcular las tolerancias de inmersiones repetitivas, lo cual agrega un margen de seguridad. Con las computadoras, también son posibles las fallas eléctricas, mecánicas o errores del usuario; sin embargo, con base a una revisión de las bases de datos de accidentes de buceo, las computadoras parecen tener un récord de seguridad satisfactorio independientemente del algoritmo que usen.
Validación
La validación de una computadora de buceo consiste en varios pasos que incluyen: 1) Verificación de una interfaz clara y sin ambigüedades, consideración de factores ergonómicos y pruebas rigurosas de impermeabilidad; 2) un procedimiento para probar el modelo de descompresión y algoritmos (como en las pruebas de tablas de buceo); 3) confirmación del funcionamiento de la computadora en simulaciones; y 4) pruebas de campo.

Las pruebas de computadoras usando sujetos humanos ha sido muy limitada; lo cual significa que el principal respaldo del uso de las computadoras se debe a su éxito operacional. Pero la seguridad operacional no se traduce en la seguridad del algoritmo de descompresión porque la mayoría de las inmersiones en el mundo real no se aproximan a los límites del algoritmo. La manera más sencilla de entender los beneficios operacionales que realmente ofrece una computadora específica, es simular inmersiones usando el software de la computadora y luego analizando los perfiles generados usando tablas de buceo validadas. Si los resultados son muy parecidos, el riesgo de enfermedad por descompresión debería ser aproximadamente equivalente.

Falta información sobre como diferentes modelos computan la descompresión, y esto se percibe a veces como una falta de verificación de su seguridad. El problema radica en una ausencia de estándares específicos para las computadoras de buceo que permitan evaluar su seguridad funcional. Aplicar estos estándares a una computadora de buceo como un sistema crítico para la seguridad, significaría que la computadora funciona de acuerdo a requerimientos y que en caso de falla, no ocurrirá daño. Hace falta un estándar de seguridad consolidado para computadoras de buceo de acuerdo a los requerimientos esenciales de seguridad y salud de la directiva de la Marca CE "Conformitée Européenne" (quien establece un conjunto de estándares ampliamente aceptados para la conformidad de productos en la legislación de la Unión Europea).
Aplicabilidad de los algoritmos de computadoras de buceo
Los modelos de las computadoras de buceo emplean versiones mas conservadoras de las tablas de buceo, lo hacen fundamentalmente reduciendo los límites tolerados de súper-saturación. Es obvio que usar un modelo de descompresión fuera de su rango validado conlleva riesgos, pero incluso usarlo dentro del rango validado no garantiza su seguridad. No se puede asumir que una inmersión multinivel computada como una extensión de la teoría de multi-compartimientos (la cual fue validada usando inmersiones cuadradas) siga las mismas reglas.

Hay poca concordancia entre las diversas computadoras con respecto a inmersiones repetitivas con intervalos de superficie cortos (de una hora o menos); aún cuando en lo general existe una implementación relativamente estándar en la mayoría de las computadoras del modelo de Haldane, se utilizan manipulaciones matemáticas para considerar el nitrógeno residual. Esto demuestra que el verdadero impacto del nitrógeno residual no está del todo comprendido.

Para manejar el riesgo de enfermedad por descompresión, se realizan inmersiones de acuerdo a programas con parámetros que toman en cuenta la profundidad, tiempo y gas respirado. Estos programas se derivan de algoritmos cuyo objetivo es limitar la formación de burbujas mediante la desaceleración de la descompresión, típicamente mediante la interrupción del ascenso con paradas de descompresión para darle tiempo al gas inerte de salir de los tejidos. Muchos modelos de descompresión usan a la enfermedad por descompresión como el punto final, pero por lo general no es práctico destinar tiempo y dinero a la gran cantidad de inmersiones necesarias para este tipo de validación, ni es particularmente ético provocar una enfermedad por descompresión.

En casi todos los casos la enfermedad por descompresión es acompañada por una Embolia Gaseosa Venosa (EGV), aunque su presencia no tiene una relación directa con los síntomas clínicos. No obstante la Embolia Gaseosa Venosa es un indicador aceptado del nivel de estrés de descompresión al que ha sido expuesto un buzo y por ende puede ser usado como una herramienta para ayudar en el proceso de validación.
Conclusiones

La claridad de la información y el confort son aspectos importantes de la validación de una computadora de buceo.
Veintinueve años de experiencia operacional ha demostrado que las ventajas de las computadoras de buceo con respecto a las tablas de buceo, sobrepasan sus desventajas. El principal problema con las computadoras sigue siendo el mecanismo para tomar en cuenta las inmersiones repetitivas. La variabilidad sustancial entre computadoras significa que deberían establecerse criterios de selección para alcanzar las necesidades específicas de una comunidad de buceo particular. Un elemento importante de esta propuesta es la creación de un universo de perfiles de buceo "seguros" para esa comunidad para la cual la computadora es efectiva. Esto puede lograrse a través de un programa de monitoreo de computadoras de buceo. Tradicionalmente, los límites de los modelos de descompresión eran establecidos mediante pruebas con sujetos humanos, pero es poco factible que esto ocurra en la validación de computadoras de buceo debido al tiempo y costo requerido, así como la combinación infinita de computadoras de buceo y sus ajustes.

Actualmente la enfermedad por descompresión es un resultado negativo medible. Es necesario especificar un nivel aceptable de riesgo de enfermedad por descompresión y una manera de medir ese riesgo. También hace falta una ventana de aplicabilidad definida para cada computadora. Una computadora de buceo debería estar apoyada por un planificador de buceo, la funcionalidad de la computadora y su seguridad deben ser verificadas y documentadas. Hace falta documentación de la lógica y ecuaciones de los diseñadores para entender "que es lo que hay dentro de la caja".

No hay evidencias de que las inmersiones multinivel con computadoras de buceo son más riesgosas que las inmersiones cuadradas cuando usan el mismo algoritmo. El riesgo de enfermedad por descompresión en inmersiones recreativas y científicas de no-descompresión no es mayor hoy que cuando prevalecían las tablas. Esto se debe principalmente a que las computadoras de buceo no son forzadas a los límites de los modelos o algoritmos de descompresión.

La validación de computadoras de buceo debería incluir una especificación de los estándares de entrenamiento para buzos que usan la computadora, una evaluación exhaustiva para asegurar que la computadora satisface todos los requerimientos para validación, y monitoreo del rendimiento de la computadora.
Lectura adicional
Para mayor información sobre la validación de computadoras de buceo vea:

Blogg, S.L., M.A. Lang, and A. Møllerløkken, eds. Proceedings of the Validation of Dive Computers Workshop, 24 August 2011, Gdansk, Poland, pp. 93-97. Trondheim: European Underwater and Baromedical Society, 2012.


© Alert Diver — 1er Trimestre 2013