Un arrecife en la sala de estar


Aprender a mantener un sistema arrecifal en su propio hogar puede aumentar la diversión y proporcionar perspectivas fascinantes durante excursiones submarinas.


El año pasado mi esposa y yo adquirimos un acuario de agua salada de 568 litros (150 galones) y ha cambiado nuestras vidas de un modo significativo e inesperado. Pasamos horas cada día mirando a los peces, corales y otros invertebrados deambular e interactuar en nuestro sistema arrecifal en miniatura. Nunca imaginamos que un tanque nos enseñaría más sobre nuestro ámbito marino que 20 años de buceo activo.

Después de instalar nuestro tanque, con errores y todo, en nuestro siguiente buceo en el océano pude observar actividad que nunca antes había advertido. Era como si hubiera tomado LSD y estuviera en un sueño caleidoscópico sobre un lugar que nunca antes había visitado (en lugar de en mi milésimo buceo). Observé importantes pastos, algas, competencias de corales y los increíblemente altos chasquidos de camarones mantis en todas partes.

Era desorientador, en forma positiva. Mi esposa y yo hemos tenido un rol activo en Reef Environmental Education Foundation (REEF) y Coral Restoration Foundation durante la mayor parte de nuestros años de buceo, por lo que pensamos que lo sabíamos todo; no era así.

Dadas todas las dificultades que pueden presentarse al crear un ecosistema saludable en nuestro acuario marino, nos vimos obligados a obtener una especie de mini doctorado en biología marina. Me encontré leyendo todos los libros que pude y devorando estudios científicos arcaicos en un intento por superar los errores y la curva de aprendizaje del acuarista normal. Por desgracia, la investigación realizada no pudo impedir que cometiera errores a lo largo del proceso, e incluso inundar el piso dos veces, pero ahora tenemos un hermoso sistema arrecifal en miniatura que sustenta la vida y que nos permite observar y aprender más que nunca sobre nuestro ámbito marino.

Es posible que haya oído decir que crear y mantener un acuario marino puede suponer mucho trabajo y no voy a engañarlos, es cierto, al menos al principio. Pero con un poco de paciencia y perseverancia puede tener una pequeña porción de océano dentro de su hogar con un bajo mantenimiento para poder disfrutarlo durante todas esas horas en las que no está sumergido en el mar.

A continuación encontrará algunos buenos consejos generales que yo hubiera querido saber cuando estaba comenzando.

  • Necesitará un tanque, soporte de tanque, luces, filtro/bomba, medio de circulación, sistemas de control de temperatura y mucho más. Puede comprar todo paulatinamente o de una vez.
  • Existen múltiples sistemas de acuarios y cada uno es promocionado por sus fieles con un fervor casi religioso.
  • Debe saber que pueden pasar semanas desde el momento en que ponga en funcionamiento el tanque por primera vez hasta que pueda poner peces dentro de él.
  • Compre algunos libros sobre la creación y el funcionamiento de los acuarios marinos.
  • Deberá encontrar la manera de poner agua salada fresca en el tanque regularmente (por ejemplo, comprarla, elaborarla o recolectarla).
  • También deberá encontrar la forma de poner agua filtrada de ósmosis inversa o destilada sin cloro en el tanque regularmente (muchos acuaristas tienen destiladores de agua o filtros de ósmosis inversa).
  • Puede tener corales blandos o duros, pero no es sencillo tener ambos en el mismo tanque.
  • Investigue qué peces y corales se tolerarán unos a otros.
  • Deberá aprender a detectar los signos de enfermedades, especialmente "ich" (Ichthyophthirius multifiliis) y otras enfermedades comunes de los peces.
  • Existe un sinnúmero de excelentes recursos de acuarios marinos en línea. A mí me gusta Reef Central.

¡Disfrute de crear su propio pedazo de cielo submarino!
Comparta su historia
¿Tiene consejos, recomendaciones, estrategias de viaje, técnicas de buceo, lecciones aprendidas u otras palabras de sabiduría que desee compartir con otros buzos? En Alert Diver queremos conocer su historia. Envíela en un mensaje de correo electrónico a M2M@dan.org, o por correo postal a "Member to Member", c/o Alert Diver, 6 W. Colony Place, Durham, NC 27705.

© Alert Diver — 2do Trimestre 2017