Viaje por carretera en Bali






Bali es una pequeña palabra (de sólo cuatro letras) que para muchos de nosotros evoca miles de imágenes: templos ornamentados rodeados por coloridos picos volcánicos que penetran las nubes, terrazas personalizadas de arrozales en las colinas, frondosas selvas tropicales, lujosos spas, monos descarados, una suntuosa cocina asiática, hermosas puestas de sol, caras indonesias sonrientes y mucho más. Curiosamente, incluso para muchos buzos, una mínima cantidad de estas escenas familiares tiene lugar bajo el agua.


Un agitado banco de jureles ojones sobre el naufragio del Liberty.
Bali ha sido durante mucho tiempo uno de los destinos favoritos para importantes fotógrafos submarinos de macro, fanáticos de los nudibranquios y buzos más jóvenes que viajan de mochileros, pero aún oigo a buzos preguntar si hay gente que practique buceo en ese lugar. Cada año, tengo amigos que se dan una vuelta por Bali, sin practicar buceo allí, camino a un destino de buceo de Indonesia supuestamente mejor. Cuando me cuentan los aspectos más destacados de su viaje, mantas, pulpos mimo, caballitos de mar pigmeos y prósperos arrecifes, no puedo evitar pensar que podrían haber visto todo eso y más en Bali.

En este artículo, haré hincapié en los deleites submarinos de Bali; no obstante, es importante recordar uno de los principales motivos para bucear en este lugar: cuando no esté bajo el agua, se encontrará en Bali, la isla de los dioses.





La clásica Menjangan

Una pareja de raros peces escorpión Rhinopias.
Mi recorrido comenzó en el noroeste en la isla de Menjangan. El sol matutino ya calentaba y yo estaba contento de ingresar a la refrescante agua con una entrada de backroll desde el barco de buceo de madera. Estábamos en un lugar llamado Eel Garden y yo estaba impresionado. Salí a la superficie y balbuceé que era el punto de buceo más hermoso que podía recordar haber visitado en años. El agua era de color azul y con la luz intensa del sol la pared del arrecife y las rompientes (bommies) superficiales que brotaban de la ladera de arena eran la escena submarina más colorida que había visto en mi vida. Seguí divagando sin parar y aburría a cualquiera que estuviera dispuesto a escuchar.

El arrecife estaba alborotado por pequeños peces, y bancos de fusileros más grandes de color amarillo y azul pasaban por allí en las aguas azules. Tuvimos encuentros con tiburones de arrecife, peces Napoleón, peces hoja y caballitos de mar pigmeos. Siempre hay algo mágico en el primer buceo de un viaje.


Vibrantes corales de abanico.
El segundo buceo fue menos espectacular porque la visibilidad había desmejorado, pero el lugar, llamado Pos 2, tenía un fabuloso paisaje con paredes verticales escarpadas que estaban repletas de peces de arrecife y otra vida marina. El guía de buceo encontró un bonito grupo de peces aguja fantasma ornamentados que me dejaron con el deseo de haber tenido un objetivo macro. Comimos el almuerzo que habíamos llevado en la playa de la isla y luego nos dirigimos a casa, y realizamos nuestro tercer buceo en los arrecifes situados frente a la costa del hotel. Mi guía nos explicó que este es el itinerario normal, ya que el viento y el mar normalmente mejoran por la tarde. El arrecife costero es decente y está lleno de vida, pero la calidad es menor en comparación con Menjangan.

Durante las primeras noches me hospedé en un centro turístico en Pemuteran mientras realizaba un viaje por carretera alrededor de la isla en el sentido de las agujas del reloj. Para aprovechar al máximo el buceo en Bali es necesario esforzarse un poco ya que los mejores puntos de buceo están esparcidos a lo largo de la costa. Todo está ahí, pero tal vez se deba tener un poco de iniciativa para encontrarlos. Lo comparo con hacer las compras en la calle principal en lugar de en un gran hipermercado, un homenaje a mis raíces británicas. Si bien esta isla con forma de diamante es más pequeña que Delaware, los caminos sinuosos repletos de motocicletas y el terreno montañoso hacen que explorarla minuciosamente lleve demasiado tiempo en salidas diarias.


Una morena pintada con camarones limpiadores.
La mejor solución es dividir la estadía entre dos o tres hoteles diferentes. Bali tiene muchos elegantes hoteles boutique y hospedarse en más de uno de ellos hará de su visita una experiencia más atractiva. Esto también le permitirá estar a una corta distancia de diferentes puntos de buceo. Si esta le resulta una tarea de organización demasiado ardua, muchos de los principales operadores de Bali podrán organizar un viaje por carretera para usted. Es posible que deba pagar un poco más, pero ellos se ocuparán de todos los detalles.

En mi viaje elegí dos hoteles, uno en Pemuteran en el noroeste y otro en Tulamben en el noreste. Tulamben es el punto de buceo más popular de Bali y ofrece un muy fácil acceso a una enorme cantidad de lugares a lo largo de la costa norte, lo que incluye el famoso naufragio Liberty, Seraya and Amed. Pemuteran es conocido por su interesante buceo desde la costa, donde el crecimiento de coral es fomentado en marcos de metal que están cargados con una leve corriente eléctrica. Es un buen campamento base para viajes en barco a la isla de Menjangan o viajes en auto de 40 minutos a dos bahías repletas de criaturas: Gilimanuk y Puri Jati, ambos grandes favoritos de los fotógrafos submarinos.


Una concentración natural de nudibranquios en la arena.


Un secreto guardado
A esta altura habrá observado que el lenguaje de Bali a menudo supone un desafío para el hispanoparlante, por lo que la bahía de Gilimanuk es más conocida como Secret Bay (Bahía Secreta). Se trata de una ensenada poco profunda cerca del estrecho situado entre Bali y Java. Sus aguas protegidas lucen tentadoras pero pueden ser terriblemente frías algunos días, -12 a -9 grados Celsius (10 a 15 grados Fahrenheit) más frías que las aguas que rodean la isla de Menjangan que se encuentra a menos de 16 kilómetros (10 millas) de distancia. Pero el agua fría, que aflora a medida que el océano fluye a través del estrecho de 3 kilómetros (2 millas) de ancho, es parte del motivo por el que extrañas criaturas abundan en este lugar. Secret Bay tiene una reputación por dejar al descubierto especies que durante años han eludido incluso a los fotógrafos submarinos más dedicados. Sin embargo, recomiendo utilizar una capa adicional de neopreno, ya que el entusiasmo sólo puede contrarrestar la privación de calor hasta cierto punto.

Nos colocamos el equipo sobre bancos en la playa y nos adentramos en las aguas poco profundas. El agua estaba fría, pero aun así pude realizar tres buceos de 90 minutos; había un sinnúmero de cosas que mi cámara podía capturar y era fácil calentarse disfrutando del sol en la playa. El paisaje submarino era desabrido, pero la vida marina era interesante; las criaturas más destacadas incluían caballitos de mar, dragoncitos, bagres rayados, camarones de tozeuma, cardenales de Banggai, sepias y unos pocos peces sapo gigantes. Encontramos un par de peces sapo magníficos sobre una extensión de algas marinas, lo que constituía un espectáculo bastante sorprendente en un lugar tan cerca del ecuador.


Siempre vigilante, un miracielos depredador acecha enterrado en la arena en Puri Jati en la costa norte de Bali.
Después de que me picara el gusanillo de practicar "buceo en lodo" (muck-diving), al día siguiente me dirigí en la dirección contraria hacia la amplia bahía de Puri Jati, o PJ, en la costa norte. El agua era mucho más cálida en este lugar; el lecho marino de arena volcánica negra era bastante uniforme y poco prometedor al principio pero pronto reveló la presencia de una colección de moluscos. Había muchos nudibranquios, el espantoso (pero gratificante a nivel fotográfico) espectáculo de un caracol cono venenoso comiendo un gobio de cola, sepias, calamares "bobtail" y pulpos en cantidad.

Fueron los cefalópodos los que me llevaron a este lugar, y vimos cinco pulpos mimo, un pulpo de brazos largos y perdí la cuenta de la cantidad de pulpos de coco. Los pulpos mimo, en particular, son fascinantes de ver, aunque seguía sin convencerme completamente la historia de la imitación dinámica. El pulpo puede creer que se ve como una platija, pero yo sé que no es así. Nos quedamos para realizar un buceo nocturno y encontré al pulpo de anillos azules más grande que vi en mi vida, si bien aún era relativamente diminuto en comparación con otros pulpos. No estaba muy seguro de las especies. Fue un día maravilloso y una experiencia de buceo completamente diferente en comparación con el agua cristalina y la muralla de coral de la isla de Menjangan.


Un pulpo mimo se abre camino a través de la arena en uno de los buceos en lodo de Bali.

Al día siguiente tenía programado cambiar de hotel, pero por la mañana me hice un momento para realizar un buceo desde la costa en Pemuteran para ver el proyecto de crecimiento de coral. La cantidad de corales que brotaban de las estructuras era realmente extraordinaria y los científicos responsables del proyecto han informado que normalmente crecen de tres a cinco veces más rápido de lo normal con la ayuda de electricidad, lo que aumenta los índices de desarrollo del esqueleto. En la actualidad existen 40 estructuras arrecifales artificiales en la bahía de Pemuteran, lo que la convierte en el proyecto más grande de su tipo en todo el mundo. Las estructuras eléctricas no salvarán a los arrecifes de coral (su escala es demasiado reducida) pero sí son un arrecife original y fascinante para los buzos que visitan el lugar. Después del buceo era el momento de despedirnos y cargar el automóvil (equipo de buceo mojado metido en una caja y la cámara todavía armada) para emprender el viaje en automóvil de tres horas por la campiña de Bali hasta el área de Tulamben.
Liberty

El naufragio del Liberty de Tulamben es el punto de buceo más famoso y popular de Bali. Tal vez tenga suerte de ver bancos de peces loro búfalo.
Si hubiera reservado un paquete con un solo operador de buceo, hubiera tenido el mismo guía durante todo el viaje, pero al realizar la reserva directamente con los hoteles, tuve guías que tal vez no me conocían demasiado pero que sí conocían los lugares locales a la perfección. Para evitar una repetición innecesaria, le dije a mi nuevo guía en Tulamben lo que había estado viendo. Curiosamente, mis dos guías en Bali se llamaban Putu, pero no se trataba de una coincidencia ya que sólo existen unos pocos nombres balineses tradicionales. El capitán de nuestro barco en Menjangan también tenía el mismo nombre.

La principal atracción de Tulamben es el naufragio del USAT Liberty, un buque de transporte del ejército de los Estados Unidos que fue torpedeado por un submarino japonés en 1942 durante la Segunda Guerra Mundial. Curiosamente, a pesar de ser un naufragio de guerra, sólo ha estado bajo el agua desde la década de 1960. Inicialmente estaba encallado en las aguas superficiales de la bahía de Tulamben y fue sumergido mucho tiempo después en una erupción del imponente volcán Gunung Agung que domina la línea del horizonte.

Es mejor bucear en el naufragio del Liberty a la mañana temprano ya que la visibilidad normalmente disminuye durante el día. Pero dado que había llegado justo después del almuerzo no podía esperar tanto tiempo para volver a familiarizarme con el lugar y me dirigí directamente hacia allí. A pesar de ser oficialmente un buceo en un naufragio, nadie bucea aquí para ver óxido. El naufragio casi no parece un barco porque está completamente cubierto de corales blandos, corales de abanico y esponjas.


Las criaturas van de diminutas, como este gobio con uno más pequeño en su boca, hasta enormes.
El motivo principal por el que el Liberty es el punto de buceo más popular de Bali son los increíbles peces de todas formas y tamaños. El naufragio tiene de todo, desde el agitado banco residente de jureles ojo gordo hasta los enormes meros, peces loro búfalo y grupos de burros chicleros. En el lugar incluso viven criaturas macro tales como peces aguja fantasma y caballitos de mar pigmeos. Yo espiaba a un gobio diminuto sobre un coral blando con otro gobio en su boca; no estaba seguro de si se trataba de depredación o competencia. Si usted es un fotógrafo submarino, el Liberty es uno de esos lugares donde querrá bucear en reiteradas ocasiones, y deseará llevar todos los objetivos que tenga. Todas las personas que visitan el lugar destacan lo accesibles que son los peces; este posiblemente es el mejor punto de buceo para fotografiar peces en todo el mundo. Sé que este es un gran elogio, pero no lo digo a la ligera.

Parte de la "experiencia del Liberty" es cómo se ingresa al agua. La playa de Tulamben está compuesta de rocas redondeadas del tamaño de un puño y si bien el naufragio está a una corta distancia de la bahía, la caminata podría provocar quejas de algunos buzos. No obstante, los aldeanos locales ofrecen un servicio de transporte y es difícil que un turista americano o europeo se queje sobre la caminata ya que una pequeña niña balinesa la hace mientras carga el equipo de buceo del turista y el del guía en su cabeza.

A la mañana siguiente me desperté temprano con el canto de un gallo y estaba listo para bucear en el Liberty una vez más. El lugar estaba mucho más tranquilo antes de la llegada de los excursionistas. Mi recompensa fue un buceo verdaderamente inolvidable.
Mucho más que el naufragio
La costa norte de Bali desde el este del Liberty hasta Gili Selang está plagada de una diversa serie de puntos de buceo que incluye jardines de coral, cantiles, bahías protegidas y laderas de arena negra. La bahía de Tulamben ofrece varios lugares de buceo; The Coral Garden (El jardín de coral) es fabuloso para observar peces payaso y anguilas listón azul, mientras que en The River (El río) pude fotografiar a una gran cantidad de nudibranquios. The Dropoff (El cantil), en el extremo este de la bahía, es un lugar hermoso para la fotografía gran angular; después de desplazarme una breve distancia a lo largo de la pared encontré un coral de abanico donde encontré 13 caballitos de mar pigmeos.


Un buzo encuentra muchas cosas para fotografiar entre los coloridos corales blandos en la bajada de Tulamben.
Uno de mis puntos favoritos, Seraya's Secrets, el arrecife del centro turístico Seraya Resort, se encuentra a 10 minutos de Tulamben en barco. Este es un buceo excepcional con criaturas, que normalmente es el hogar de múltiples peces sapo, caballitos de mar, peces aguja fantasma (que generalmente se encuentran en grandes cantidades) y cangrejos boxeadores. También es uno de los lugares más confiables para ver dos de mis camarones favoritos: los arlequín y los tigre. Durante el tiempo que pasé en el lugar pude ver a un pulpo mimo y a una pequeña distancia tuve la posibilidad de fotografiar a pulpos Wunderpus photogenicus apareándose. Y por si todo eso no fuera suficiente, el lugar también es un lugar de concentración de nudibranquios: allí se contaron 120 especies en sólo las primeras ocho semanas en las que se conoció como un punto de buceo.

Un poco más lejos por la costa, cerca de Amed, llegamos a un lugar que era el hogar de una hermosa pareja de rhinopias. Los centros turísticos desean mantener en secreto los lugares donde se encuentran estos raros y hermosos peces escorpión hasta que hayan abandonado el lugar porque alcanzan precios tan altos en el comercio de acuarios que si se corre la voz es posible que sean "recolectados" rápidamente.

Hay una amplia variedad de lugares más hacia el este entre Amed y Gili Selang; estos lugares incluyen todo tipo de atracciones, desde bahías de arena negra hasta suntuosos arrecifes de coral. Pocos buzos se aventuran tan lejos, por lo que las personas que lo hagan normalmente tendrán los lugares para ellos solos. Entre mis favoritos del lugar se encuentran los pintorescos y vibrantes arrecifes cerca de Japanese Wreck (Naufragio japonés) que son el hogar de bellos corales de abanico y hordas de pequeños peces de arrecife que viven en los extensos campos de corales duros. También disfruté del muck-diving en Amed, donde fotografié peces aguja fantasma apareándose y en el mismo lugar vi caballitos de mar, pulpos de brazos largos y pulpos Wunderpus photogenicus en las aguas superficiales.
Los monstruos del lugar
Mi último destino fue Nusa Penida. Yo realicé un viaje de un día desde Tulamben, pero si tiene pensado bucear allí durante varios días probablemente valga la pena trasladarse a un hotel en Candidasa, Padang Bai o Sanur. Salimos temprano de Tulamben para disfrutar de un largo día. Fuimos en automóvil hasta Padang Bai, donde subimos al barco de buceo para emprender el largo viaje hacia el estrecho de Lombok. Nos dirigimos al extremo sur de la isla Nusa Penida a un punto de buceo llamado Manta Point (Punto de mantas). Nusa Penida resulta un lugar intimidante al acercarse desde el mar; sus enormes acantilados de piedra caliza se sumergen directamente en el océano. Desde el punto de vista geológico, es un cambio drástico en comparación con el paisaje volcánico de Bali. Me recordaba a una de esas misteriosas islas inexploradas de las películas de aventuras de la matiné de los sábados. No estaba seguro de si era más probable que viéramos mantas o a King Kong.

Para mi sorpresa, las mantas sí aparecieron (normalmente cuando se nombra a un punto de buceo por una especie en particular, esa es la única que no se verá en el lugar) y disfrutamos de un fabuloso buceo. El agua no era la más cristalina, y también estaba fría, pero las mantas se acercaron y nadaron en espiral sobre nuestras cabezas durante la mayor parte del buceo mientras grupos de lábridos venían del arrecife para quitarles los parásitos.


El Mola mola es el pez óseo más pesado que existe en el mar.
Nos dirigimos hacia el norte y cruzamos los dedos para el evento principal. La imponente costa de Nusa Penida parecía una tierra de monstruos de película, y eso no estaba lejos de la realidad. Entre julio y octubre es un lugar estupendo para ver Mola molas, que definitivamente se encuentran entre las criaturas más misteriosas, enigmáticas y absolutamente enormes del océano. Para empezar, estos peces no tienen cola. Viven en el mar abierto donde se alimentan fundamentalmente de aguas vivas. Tienen el récord por producir la mayor cantidad de huevos entre todos los peces: 300 millones por vez. Además, son los peces óseos más pesados que existen en el mar; uno que fue capturado en 1996 pesaba la mitad que una elefante hembra.

Si bien todos quieren ver a estas carismáticas criaturas, estos también pueden ser buceos exigentes incluso para buzos experimentados. Los arrecifes están expuestos a fuertes corrientes que traen agua muy fría; con frecuencia, animales fascinantes tientan a los buzos a quedarse demasiado tiempo y a sumergirse a grandes profundidades. El agua fría, la profundidad, las corrientes y el entusiasmo pueden dar lugar a que los buzos usen el aire más rápidamente de lo previsto, y como resultado de ello se producen accidentes. Para los buzos, una de las habilidades más difíciles de aprender es cuándo decir no. Este buceo no es para todos los niveles de certificación.

Los peces luna se acercan a los arrecifes para ser limpiados por lábridos, peces mariposa bandera (Heniochus acuminatus) y peces ángel emperador, y en un día de suerte incluso se puede ver cómo los enormes monstruos esperan en línea pacientemente para someterse a una limpieza. Vimos sólo uno, pero nos dejó sin aliento mientras se desplazaba por el medio del grupo y pudimos acercarnos lo suficiente como para mirar directamente a esos ojos redondos. Todos salieron a la superficie muy contentos. A pesar de pasar todo un buceo con mantas, en el viaje de regreso a Tulamben sólo podíamos hablar acerca de los peces luna.

Bali es un excelente destino de buceo y cuando se considera todo lo que la isla ofrece sobre la superficie se convierte en un lugar irresistible. Conozco a muchísimos buzos que han visitado el lugar y que nunca han buceado allí. Permanecer una o dos noches en las ciudades turísticas de Kuta o Sanur, que se encuentran en el sur, es como visitar Las Vegas y creer que se conoce la totalidad de los Estados Unidos.

El encanto del buceo en Bali es la diversidad. La biodiversidad del lugar francamente es impactante. Bali se encuentra dentro del famoso Triángulo de Coral, el epicentro de la biodiversidad marina, lo que incluye el 76 por ciento de las especies de coral del mundo y 3.000 especies de peces. Pero la biodiversidad sólo es una parte de la historia; es la diversidad de buceo lo que realmente diferencia a Bali de las demás. Las paredes, los arrecifes, la arena negra, las bahías poco profundas, los animales y las grandes criaturas del océano están esperando la visita de los buzos.
Explora más
Galería de fotos

© Alert Diver — 1er Trimestre 2014