Tobermory, Ontario

Variedad y abundantes barcos hundidos en aguas cristalinas y frías


A diver explores the engine room of the Niagara II, a former sandsucker
intentionally sunk in May 1999. The wreck lies perfectly upright in
approximately 100 feet of Georgian Bay’s crystal clear water, just east
of Little Cove.
Ya me habían dicho qué esperar cuando me sumergiera en las afueras de la costa de Tobermory, Canadá: Que me esperaban inmersiones espectaculares, pero que me preparara para el frío. "Soy buza de los Grandes Lagos," pensé. "El frío lo tengo bajo control." Pero incluso para los buzos que tienden a evitar aguas frías es difícil resistirse a los pecios de madera fabulosamente preservados y repletos de una cantidad impresionante de ruedas de timón, bauprés y anclas.

El espectáculo del Arabia, un pecio que tiene más de 125 años bajo el agua, es suficiente para aliviarme del ataque de escalofríos. Un pecio distintivo en el Parque Nacional Marino "Fathom Five" en el Lago Hurón, Canadá. El Arabia es una bricbarca de madera de tres palos que se hundió en mal tiempo en 1884. Descendí por una cuerda a la proa intacta del pecio y me encontré con una vista espectacular de su bauprés. El capitán local Larry Graham, de Divers Den, cuenta al Arabia como una de las "joyas de la corona" de Tobermory y es fácil ver por qué. El pecio lo tiene todo. Después de pasar un tiempo en el bauprés, lentamente planeo sobre las cubiertas rotas hacia su gran molinete, el cual está flanqueado por dos impresionantes anclas. Unas vigotas se asoman por debajo de las barandas del barco a medida que viajo a la popa, donde, entre el sedimento acumulado del lado estribor está la rueda de timón, aún vertical. Su profundidad (aproximadamente 36 metros) más el frío significan que el Arabia se considera una inmersión avanzada.



Tobermory se encuentra en la punta norte de la Península Bruce, un estrecho de tierra que penetra al Lago Hurón y define a la Bahía Georgian. Uno de los mejores atributos de Tobermory es la variedad de sitios de buceo. La topografía del fondo del lago tiene áreas con fuertes declives, y existen pecios buceables desde aguas tan llanas como 3 metros hasta profundidades mucho mayores que las permitidas para inmersiones de nivel recreativo. De hecho, la dramática topografía es responsable de muchos de los pecios: Los barcos navegando en las aguas profundas chocaban con bancos de tierra que parecían salir de la nada. Los múltiples niveles bajo las olas pueden entenderse mejor si se toma un momento para apreciar las increíbles vistas sobre el agua. Decenas de islas, pequeñas y grandes, salpican la superficie. Entre ellas, la muy visitada Isla Flowerpot (Florero), la cual fue nombrada por sus inusuales pilares de rocas, producto del clima y el pasar del tiempo.

"Algo que tenemos que es único entre los destinos de los Grandes Lagos, es que siempre hay algún sitio donde bucear, ya que la gran cantidad de islas protegen a los sitios," dijo Graham. Para mí la cadena de islas pequeñas y deshabitadas trajo recuerdos de bucear en las Islas Galápagos, donde los peces, aves silvestres y otra fauna fueron nuestra única compañía. Aunque no habían tiburones ballena para saludarnos bajo la superficie en Tobermory, las islas recubiertas de árboles y aves sobrevolando a lo alto – incluyendo una águila calva — eran reminiscentes a estar en el mar abierto rodeado de la naturaleza.


La formidable hélice es uno de los puntos más resaltantes del City of Cleveland, el pecio menos visitado en el área de Tobermory.

Una de las inmersiones más destacadas del área, el City of Cleveland, está justo afuera del parque marino. Este pecio de 78 metros de largo yace a sólo 10 metros de profundidad y tiene una abundancia de características interesantes. Después de dar un paso gigante para entrar al lago, me recibieron unas grandes calderas y largos tablones de cubierta de madera. Pero lo más memorable de la inmersión fue la grandiosa hélice, que está parada en el agua cristalina. Suspendida a tan poca profundidad con el tanque lleno de aire, pude haber pasado horas en el pecio, mirando entre los tablones de madera y la sala de máquinas, pero sabía que me aguardaba un largo viaje de regreso a casa en bote que me hizo remontar a la superficie. A pesar del viaje de dos horas necesario para llegar al sitio, el City of Cleveland es algo que no debe perderse.

Cada sitio de buceo nuevo que visito en Tobemory me da un nuevo pecio favorito. Después de tres geniales días de buceo, al cuarto día me sumergí encima del Forest City. Una goleta de tres palos que después fue convertida en barco de vapor. Finalmente se hundió en junio de 1904 después de chocar con una isla cercana apropiadamente llamada Bears Rump (Trasero de oso) en medio de una espesa neblina. Frecuentemente he pensado que el descenso por la cuerda del ancla en los lagos es como tomar un ascensor: directo para abajo. Pero en el Forest City, fue como tomar una escalera automática, seguimos las rocas de la isla gradualmente hasta llegar a la parte más alta del pecio a 18 metros y luego bajamos por la cubierta rota hasta la popa, que está a 45 metros. Decidí limitar mi inmersión a 36 metros, pero no creo que me perdí algo por no ir hasta el fondo. Con visibilidad excelente de más de 15 metros, pude ver las barandas de la popa del barco, el punto más distintivo del pecio.

Otro pecio situado similarmente es el James C. King, una gabarra que se hundió mientras estaba siendo remolcada en Noviembre de 1901. La proa descansa a aproximadamente a 28 metros de profundidad, y a lo largo del casco pueden verse numerales romanos tallados, las marcas de calado del King. Subiendo lentamente por la cubierta llegué a la popa aplastada, a 8 metros de profundidad, fue como si hubiera seguido un malecón submarino que me llevó a la superficie. A un lado, a poca distancia del pecio principal, está el timón de madera, y un poco más allá hay otras partes rotas del barco, sus tablas están unidas con estacas de acero.


A diver enters the site inaccurately named The Caves; also known
(more appropriately) as The Grotto, the site features two entrances to a
cavern in 20 feet of water where divers often encounter swimmers.
En mis inmersiones por la costa de Tobermory me di cuenta que no tenía que compartir los pecios con los mejillones cebra que han infestado a los Grandes Lagos. Aunque habían algunos montoncitos, por lo general los detalles de los pecios fueron fáciles de ver. Esas marcas de calado en el King hubieran sido imposibles de observar si los mejillones cebra se hubieran apoderado del pecio.

Tobermory también tiene algunos sitios geológicos que ofrecen alternativas a las inmersiones en barcos hundidos. Dunk's Point, North Otter Wall y The Caves ("las cuevas" también conocido como The Grotto, "la gruta") son algunos de los lugares más inusuales. En The Caves seguí unos grandes bloques de piedras limpias y blancas a lo largo de la costa hasta un travesaño submarino que se abrió a una gruta protegida. Tenga cuidado al ascender de las aguas oscuras aquí; es probable encontrarse con nadadores, algunos de los cuales podrían estar preparándose para refrescarse con un salto al agua.


Un buzo explora el puente del Niagra II.

Ningún viaje a Tobermory estaría completo sin una visita al Niagara II. Un barco intencionalmente hundido en 1999 a 30 pies de profundidad por la Tobermory Maritime Association (Asociación Marítima de Tobermory) fuera del parque. Esta draga de arena ayuda a aliviar la presión sobre los pecios más antiguos del área al darle a los buzos un lugar para jugar. Los locales lo han hecho muy interesante, además de su casco fácilmente penetrable y barandas intactas, algunas cosas han sido agregadas sólo por diversión, incluyendo un piano (que estaba bastante destrozado cuando lo vi) y una bandera canadiense que "vuela" desde la popa. Mi parte favorita de este pecio de 55 metros es su puente intacto, sobre todo por las historia que lo acompaña. Graham, presidente de la asociación marítima que hizo posible el pecio, observó que no había rueda de timón en el barco por lo que le construyó una. "Un barco sin rueda es como una persona sin alma" dijo. "¿Cómo puedes sentir una conexión con un barco si no tiene rueda de timón?"
Cómo bucearlo

Un buzo da un vistazo a una cabina del Niagara II, un pecio ubicado justo afuera del parque nacional marino de Fathom Five en las bellas pero frígidas aguas de la Bahía Georgian.

El parque nacional marino Fathom Five de Canadá es un área de 116 kilómetros cuadrados que consiste en 20 islas y 22 pecios. Existen otros cuantos sitios de buceo fuera del parque. Los buzos deben registrarse en persona en el centro de visitantes de Parks Canada en Tobermory antes de bucear dentro del parque. Unas tarifas nominales ayudan a apoyar al sistema de boyas de amarre, proyectos de investigación, servicios de emergencia marina, y la cámara hiperbárica de Tobermory, que está en el pueblo. Tres compañías – Divers Den, G & S Watersports y Tobermory Aquasports – ofrecen viajes, recargas de aire y otros servicios de buceo desde Little Tub Harbour en Tobermory. Para mayor información visite o llame al +1-519-596-2233.

Condiciones: En general, la temporada de buceo empieza en Mayo y termina en Octubre; dependiendo de la temporada del año las temperaturas varían de los 4°C en las aguas profundas hasta los 21°C en la superficie. El viento y las condiciones meteorológicas pueden afectar el acceso, pero dada la gran cantidad de islas que protegen a los sitios de buceo, es raro que no se pueda bucear.

Cómo llegar: Tobermory se encuentra en la punta de la Península Bruce en Ontario a lo largo de la Autopista 6 de Canadá. Para los Estadounidenses, no olviden su pasaporte.


Un pequeño barco pesquero navega alrededor de Big Tub Harbour.
En la superficie: Además de ofrecer una variedad de opciones para buceo desde la costa, Tobermory irradia una divertida atmósfera de pueblo pequeño. Hay varios moteles y lugares donde acampar, pero reserve con bastante anticipación. Tobermory es un destino de vacaciones popular, y las habitaciones se llenan rápidamente. Otras actividades populares incluyen hacer excursiones, montar bicicleta, ir en kayak, paseos en barcos con fondo transparente. Es posible que tenga suerte y también aviste fauna silvestre. Vimos a un castor nadando en el puerto mientras estábamos esperando los fuegos artificiales en la noche de Canada Day (Día de Canadá). El Fish & Chip Place sirve un fabuloso pescado con papas fritas, y no deje de probar el poutine, un plato tradicional canadiense que consiste en papas fritas con salsa de carne (gravy) y cuajada de queso. Tampoco pierda la oportunidad de probar los pasteles en Beavertails, que hace postres memorables al agregarle aderezos a una masa frita.

Explore más
Galería de Tobermory


© Alert Diver — 1er Trimestre 2013