El trastorno por déficit de atención e hiperactividad y el buceo




Los buzos deben realizar múltiples tareas, lo que incluye controlar la flotabilidad, controlar el suministro de gas y mucho más, lo que puede ser todo un desafío para las personas que sufren de TDAH.


El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), anteriormente conocido como trastorno por déficit de atención (TDA), es un trastorno neuroconductual que puede implicar dificultad para prestar atención, impulsividad y agitación. Estos síntomas pueden interferir con el aprendizaje y el funcionamiento cotidiano, y entre los buzos y futuros buzos plantean interrogantes importantes acerca de la aptitud física para el buceo. Los síntomas están relacionados con una alteración en el desarrollo del cerebro que comienza en la niñez y el trastorno puede continuar en la vida adulta.

Los Centros para el control y prevención de enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) informan que hasta el 11 por ciento de los niños tienen un TDAH, mientras que los Institutos Nacionales de Salud Mental (NIMH, por sus siglas en inglés) indican que el 4,1 por ciento de los adultos lo tienen. Al parecer tiene una incidencia mayor en niños que en niñas. Los síntomas no son los mismos en todas las personas y en casos leves el individuo puede tener problemas sólo al realizar determinadas tareas. Por ejemplo, un adulto puede no tener ningún inconveniente a lo largo de toda su vida hasta que un nuevo sistema informático con un estricto flujo de trabajo es instalado en su lugar de trabajo. Otra posibilidad es que un niño con TDAH que es introducido en un entorno académico sin demasiada estructura puede comenzar a tener problemas.

Las personas con TDAH tienen un mayor riesgo de estar involucradas en accidentes automovilísticos y sufrir lesiones que pueden conducir a una visita a una sala de emergencias. Otras condiciones que normalmente están vinculadas al TDAH, en especial un TDAH sin tratamiento, son la depresión, la ansiedad, el consumo de cigarrillos y el abuso de sustancias.

El TDAH se trata con una terapia cognitivo-conductual y medicamentos que incluyen el uso de estimulantes y antidepresivos. Ninguno de los medicamentos utilizados para tratar el TDAH han sido estudiados por posibles interacciones con el buceo. Para comprender mejor cómo el TDAH puede afectar la práctica de un buceo seguro, consultamos a los expertos.


En algunos casos, el TDAH causa problemas sólo en algunos entornos, como por ejemplo la escuela.


¿Cuáles son los síntomas clásicos del TDAH?
Steven Altchuler, M.D., Ph.D.: los síntomas pueden variar; entre los más comunes se encuentran la falta de atención, la hiperactividad y la impulsividad. Las personas con TDAH pueden cometer errores por descuido, no prestar atención a los detalles, dejar tareas inconclusas, ser olvidadizas o tener dificultad para manejar tareas que deben realizarse en un orden específico. Pueden estar inquietas, interrumpir a otras personas o tener dificultad para esperar su turno.

Los síntomas del TDAH pueden cambiar con el tiempo. A medida que las personas crecen, los síntomas pueden volverse menos graves o incluso desaparecer. Alguien que tuvo TDAH de niño puede estar perfectamente bien en su vida adulta.


¿Cómo se diagnostica el TDAH?
Timothy Wilens, M.D.: el TDAH es un diagnóstico clínico basado en el análisis minucioso de los criterios de diagnóstico del Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, quinta edición (DSM-5), con el individuo y, si el paciente es un niño, con su familia. Si bien las pruebas neuropsicológicas pueden ser útiles para examinar problemas cognitivos o psiquiátricos concurrentes, no son necesarias para diagnosticar el TDAH. El diagnóstico requiere que el individuo tenga una cantidad suficiente de síntomas de cada grupo de síntomas enumerados en el DSM-5; esto establece el contexto del trastorno funcional y demuestra que puede atribuirse al TDAH en lugar de a otro trastorno.

¿Cómo se trata el TDAH?
Altchuler: el tratamiento más común es el uso de medicamentos estimulantes como el metilfenidato (Ritalin). Los estudiantes pueden beneficiarse de medidas para minimizar la distracción en el salón de clases y las oportunidades de moverse de un lado al otro. Es posible que también respondan bien con tiempo adicional para completar pruebas estandarizadas como por ejemplo exámenes de ingreso a la universidad. Otros medicamentos, incluido el antidepresivo bupropión (Wellbutrin), se utilizan para tratar a adultos.

Wilens: además de recetar algún medicamento, que se considera es el tratamiento inicial, el médico también puede considerar el entorno académico o laboral del individuo y los problemas interpersonales o familiares. Es posible que sea necesario contar con espacios adecuados en diversos ámbitos (como por ejemplo la escuela o el trabajo). Las psicoterapias dirigidas a la persona con TDAH y/o la familia pueden ser sumamente útiles para tratar síntomas principales y asociados.


El TDAH normalmente se trata con medicamentos estimulantes y antidepresivos.


¿Qué riesgos adicionales puede asumir un buzo con TDAH que no recibe tratamiento?
Altchuler: los buzos con TDAH pueden tener dificultad para concentrarse o prestar atención o pueden distraerse con facilidad, especialmente si hacen varias cosas a la vez. Por ejemplo, observar un hermoso arrecife de coral, mantener el control de flotabilidad, controlar el suministro de gas, cumplir con una obligación de descompresión, controlar la profundidad o la velocidad de ascenso y prestar atención a la ubicación de un compañero de buceo puede ser abrumador. Bucear en un entorno con estructuras situadas por encima de la cabeza donde prestar especial atención a los detalles es una cuestión de vida o muerte puede ser todo un desafío.

Wilens: la gran cantidad de tareas que pueden estar incluidas en una aventura de buceo exitosa puede ser un desafío para los individuos con TDAH, sobre todo si no reciben tratamiento. Las dificultades que están relacionadas con las funciones neurocognitivas tales como la memoria funcional (recordar y manejar cuestiones a corto plazo) y el funcionamiento ejecutivo (la organización, por ejemplo) también pueden tener un efecto adverso sobre el buceo.

¿Cuáles son los riesgos para los buzos con TDAH que reciben tratamiento con un medicamento de manera exitosa?
Altchuler: no se sabe demasiado acerca de los efectos de los medicamentos estimulantes como el metilfenidato a profundidad. En teoría, los estimulantes y el bupropión pueden aumentar el riesgo de intoxicación por oxígeno. Es posible que existan algunas preocupaciones prácticas si un individuo que toma metilfenidato u otro medicamento para el TDAH sale a la superficie y actúa de manera inusual. Esto puede plantear el interrogante de si los cambios están relacionados con el medicamento o si son indicios de una enfermedad disbárica.

Wilens: existe un sinnúmero de estudios y análisis de estudios sobre el uso de medicamentos para el TDAH por parte de personas de diferentes edades. Sorprendentemente muy pocos de estos estudios consideran este uso en contextos deportivos y, según tengo entendido, ninguno de ellos está centrado en el buceo. Nuestro laboratorio del Hospital General de Massachusetts ha llevado a cabo estudios de administración de dosis altas de anfetaminas en adultos con TDAH que fueron sometidos a pruebas exhaustivas al inicio y nuevamente seis meses más tarde mediante el uso de imágenes cardiovasculares multimodales y pruebas de ejercicio graduado. No pudimos encontrar resultados cardiovasculares adversos alarmantes pero sí observamos una recuperación con un ritmo cardíaco más lento significativo desde un punto de vista no clínico después del ejercicio, lo que se traduce en tiempos de recuperación más largos tras un desempeño máximo al hacer ejercicio. En pruebas atmosféricas estándar no encontramos niveles de oxigenación ni rendimientos cardíacos diferentes ni ninguna evidencia de arritmias. Algo que resulta interesante es que tras diagnósticos exhaustivos muchos atletas profesionales son tratados por TDAH y demuestran mejores resultados en general y una excelente tolerancia a los medicamentos.


Sólo las personas que tienen la conciencia y la atención que se necesitan deben bucear en entornos con estructuras situadas por encima de la cabeza, donde prestar especial atención a los detalles puede ser una cuestión de vida o muerte.


¿Pueden las personas con TDAH bucear si dejan de tomar su medicamento?
Altchuler: desde luego, si un buzo ya no necesita un medicamento, podrá dejar de tomarlo. Nos preocupa si el buzo puede prestar la debida atención a los detalles y el plan de buceo para poder bucear de manera segura. Con frecuencia, los niños y los adolescentes en edad escolar tienen "vacaciones" de sus medicamentos para el TDAH durante el verano. Cuando las personas necesitan un medicamento para tener un buen desempeño en la escuela, donde prestar atención a cada detalle puede afectar sus calificaciones, nos preocupa aún más el hecho de que presten atención durante un buceo, donde la atención a los detalles puede convertirse en una cuestión de vida o muerte.

Por lo tanto, el interrogante de si una persona con TDAH puede bucear realmente depende de si efectivamente tiene TDAH y qué tratamiento se necesita. Si la persona necesita algún medicamento estimulante para desempeñarse con normalidad, nos preocupa un poco cómo el medicamento puede afectarla durante un buceo. La Marina de los Estados Unidos excluye de la práctica de buceo por razones médicas a cualquier persona con un TDAH activo, pero "un historial de TDAH superior a 1 año antes del servicio militar no es inhabilitante". El uso de medicamentos para el tratamiento del TDAH es inhabilitante de modo similar.

Wilens: si bien no tenemos datos suficientes sobre los efectos de los estimulantes o no estimulantes en las condiciones de buceo, estamos reuniendo datos sobre los efectos positivos del tratamiento sobre otras actividades complejas como la conducción. Estos datos demuestran mejoras en todos los aspectos del comportamiento al conducir en simuladores. También hay grandes estudios epidemiológicos que demuestran un riesgo general menor para los accidentes automovilísticos cuando se está bajo tratamiento. Si extrapolamos de otros comportamientos complejos que son aberrantes en el TDAH, recomendaría recibir tratamiento sin duda alguna.

¿Qué se debe hacer cuando un futuro buzo informa un historial de TDAH?
Altchuler: lo primero que se debe hacer es averiguar si la persona está tomando algún medicamento o recibiendo algún otro tipo de tratamiento para el TDAH. Si el futuro buzo es un adolescente, no les pregunte a los padres, pregúntele al joven directamente. En una enorme cantidad de casos, adolescentes empiezan a tomar un medicamento, lo toman por varios meses, no notan ninguna diferencia y lo abandonan.

Las personas que no reciben tratamiento necesitan un examen de buceo operativo. Nosotros les realizamos uno a todos los buzos que son desconocidos para nosotros. Observamos su desempeño comenzando en entornos de buceo sencillos y avanzamos hasta llegar a entornos más difíciles para determinar si pueden bucear eficazmente. Es fundamental observar a los buzos a medida que avanzan hasta sumergirse en entornos más difíciles. A medida que la cantidad y complejidad de las tareas que deben llevar a cabo los buzos aumenta, también lo hace la probabilidad de que el TDAH cause problemas. Cosas que para un buzo experimentado pueden ser de rutina para un buzo principiante pueden resultar abrumadoras, en especial para uno con TDAH. Incluso los buceos en condiciones tranquilas suponen la gestión de muchas tareas, y los desafíos adicionales tales como mares picados, baja visibilidad y agua fría pueden generar una situación abrumadora.

Un desafío al que se enfrentan los médicos expertos en medicina de buceo es que muchos formularios de salud de buzos deportivos sólo preguntan "¿está tomando algún medicamento de venta bajo receta?". Un adolescente o un adulto joven que está aprendiendo a bucear durante el verano y tomando unas "vacaciones de su medicamento" puede responder "no" con sinceridad. Los formularios de salud por lo general no preguntan concretamente sobre el TDAH sino que enumeran "problemas de salud del comportamiento, mentales o psicológicos". Mientras que nosotros en el ámbito médico podemos considerar que el TDAH está incluido en esta categoría, el buzo o los padres del buzo pueden pensar que el TDAH es sólo un problema escolar y, nuevamente, responder "no" con sinceridad.

El siguiente desafío es que el médico de cabecera del buzo que completa el formulario puede no tener conocimiento sobre medicina de buceo y la posibilidad de que haya mayores efectos secundarios en entornos con una presión parcial de oxígeno alta. También es posible que el médico de cabecera desconozca las múltiples tareas que un buzo debe realizar para poder bucear de manera segura.

No se puede esperar que los divemasters e instructores sean expertos en medicina. Sin embargo, sí deben estar atentos. Preguntas simples como: "¿ha tomado algún medicamento de venta bajo receta en el último año?, y ¿tenía su médico conocimiento de él cuando completó este formulario?" pueden proporcionar información muy útil.

Wilens: a la completa respuesta del Dr. Altchuler sólo me gustaría agregar la recomendación para determinar si el individuo ha nadado, buceado en apnea o buceado con aire comprimido en el pasado, si la persona tomaba medicamentos mientras lo hacía y cuál fue su experiencia con o sin ellos, sin olvidar mencionar cualquier efecto adverso que se haya manifestado. Estos datos pueden ayudar a guiar la conversación.

¿Desea hacer algún otro comentario?
Altchuler: si una persona viene a vernos y nos dice que tiene TDAH, debemos preguntarle si necesita tratamiento para ello en algún aspecto de su vida para poder desempeñarse correctamente. Si necesita algún medicamento, probablemente sea mejor que no practique buceo con aire comprimido. Por otra parte, si tiene un muy buen desempeño sin tomar medicamentos, tiene un mayor riesgo de tener alguna dificultad durante el buceo pero es posible que pueda hacerlo. Algunos buzos con TDAH pueden obtener beneficios al limitarse a aguas cristalinas, tranquilas y cálidas y no sumergirse a más de 18 metros (60 pies).

Wilens: el TDAH en sí mismo no debe excluir automáticamente a nadie de la práctica de buceo. Un TDAH sin tratamiento o con un tratamiento inadecuado es lo que pone a un individuo en un mayor riesgo de experimentar dificultades al llevar a cabo acciones complejas. Los medicamentos disponibles parecen tener eficacia y ser bien tolerados en los atletas, y los datos limitados en relación con el uso de estimulantes por parte de adultos a los que se les realizaron evaluaciones cardiovasculares multimodales no indican dificultades durante el rendimiento máximo. Recomiendo que los buzos con TDAH reciban tratamiento, que los individuos que están medicados para el TDAH buceen con prudencia y que los médicos de buzos con TDAH supervisen los efectos que los medicamentos de los buzos tienen sobre su desempeño general.
Conozca a los expertos
Steven Altchuler, M.D., Ph.D., es un divemaster que ha practicado buceo desde principios de la década de 1960. Se desempeña en el área de psiquiatría en la Clínica Mayo en Rochester, Minnesota, donde es miembro de la División de Medicina Preventiva, Ocupacional y Aeroespacial, la división que dirige el programa de medicina hiperbárica de la Clínica Mayo.

Timothy Wilens, M.D., es jefe de la División de Psiquiatría Infantil y Adolescente y codirector del Centro de Medicina de Adicciones del Hospital General de Massachusetts en Boston, Massachusetts. Se especializa en el diagnóstico y tratamiento de personas jóvenes con trastornos por uso de sustancias, trastorno bipolar y TDAH durante toda la vida. Wilens es asesor de TDAH y trastornos por uso de sustancias para la Liga Nacional de Fútbol Americano, la Liga Mayor de Béisbol y otras organizaciones.

© Alert Diver — 3er Trimestre 2017