Seguridad de las cámaras de recompresión

DAN promueve el funcionamiento seguro de las cámaras mediante investigación, educación y capacitación.




Cuando un buzo sufre alguna lesión en un lugar remoto, el mejor procedimiento a seguir no siempre es claro. Históricamente, el gran dilema era si se debía trasladar al buzo a un centro de tratamiento cercano pero menos conocido o si había que iniciar una evacuación.

Para obtener los mejores resultados en estas situaciones, DAN® compiló una guía de evaluación de riesgos1 en el año 2000 que elaboró a partir de la gran cantidad de publicaciones internacionales que moderan y regulan las industrias del buceo comercial y de la terapia con oxígeno de grado médico en cámara hiperbárica. Estas publicaciones incluyen la filosofía de la gestión de riesgos y la consideración de los problemas relacionados como por ejemplo la salud y seguridad laboral.

En lugar de simplemente enumerar requisitos relevantes para la recompresión segura de buzos deportivos accidentados, DAN identificó peligros reales y probables, calculó su importancia y presentó una guía de mitigación para cada uno. El objetivo de este enfoque era favorecer la comprensión en lugar de simplemente cumplir, y concentrarse en problemas reales y no hipotéticos.

En 1998, dos años antes de la publicación de la primera edición de la guía, DAN se había embarcado en un proceso de evaluación de centros de recompresión de todo el mundo que finalmente duraría 13 años e incluiría 105 centros. Los datos que se obtuvieron a partir de este trabajo constituyeron la base de no sólo la edición del año 2000 de la guía de evaluación de riesgos sino también de dos ediciones posteriores, que se publicaron en 2011 y 2016.2

Un investigador de DAN analizó los datos iniciales para identificar los riesgos más importantes en todos estos centros. Descubrió 82 riesgos comunes y los calificó mediante el uso de un modelo de evaluación de riesgos de cámaras de recompresión dedicado que representaba la probabilidad, las consecuencias y la frecuencia de incidencia. Los riesgos más preocupantes, enumerados por categoría, fueron los siguientes:










Descripción de riesgos pertinentes (elemento de riesgo)Puntaje
Simulacros de seguridad no realizados33
Procedimientos médicos de cámara y de emergencia no documentados31
Sistema de mantenimiento inadecuado, inapropiado o inexistente28
Procedimientos operativos estándar no documentados25
Procedimientos de limpieza de oxígeno no implementados25
Checklists (listas de verificación) del operador inadecuadas o inexistentes24
Sistema de extinción de incendios para pruebas de cámara inadecuado22
Controles y pruebas de válvulas de seguridad obsoletos22
Manual del centro con políticas y procedimientos inadecuado o inexistente21


Estos resultados demuestran claramente que la gestión, la administración y el funcionamiento eficaces de un centro, que son factores humanos, afectan la seguridad del paciente más que los factores técnicos. Un personal mejor capacitado y más motivado y un uso más frecuente de la cámara también mejoran la seguridad. Los centros de tratamiento en cámara de recompresión que establecen sistemas para lograr una capacitación eficaz del personal, una conciencia continua de los riesgos, una supervisión médica apropiada y un funcionamiento confiable y disponibilidad de las cámaras están preparados para proporcionar una atención excelente y mejorar los resultados.

La promoción de DAN de un funcionamiento seguro de las cámaras va mucho más allá de la creación y distribución de guías de evaluación de riesgos. En el año 1993, DAN creó una iniciativa de difusión internacional conocida como Programa de ayuda a cámaras de recompresión (Recompression Chamber Assistance Program, RCAP) para ayudar a mejorar centros de tratamiento en cámara con financiación insuficiente de todo el mundo. A través del RCAP, DAN ha diseñado y realizado una serie de programas de educación sobre seguridad, proporcionado evaluaciones de seguridad in situ en más de 150 centros, pagado por la capacitación avanzada del personal de los centros y ofrecido respaldo técnico y operativo a centros de tratamiento en cámara que expresaron interés en solucionar sus problemas de seguridad.

A través de estos esfuerzos continuos para mejorar la seguridad y las prestaciones de las cámaras hiperbáricas de todo el mundo, DAN continúa con su misión: ayudar a los buzos que lo necesitan.


Referencias
1. Burman F, Ramsay R, Cronjé FJ. IDAN risk assessment guide for recompression facilities. Durham, NC International DAN, 2000.
2. Burman F, Cronjé FJ, Ramsay R. Risk assessment guide for recompression facilities. San Antonio, TX: International ATMO, 2016.

© Alert Diver — 3er Trimestre 2017