Roatán

El icónico refugio de buceo en las Islas de la Bahía


Los encuentros con delfines son relativamente comunes en este lugar, incluso con delfines de hocico estrecho salvajes.


Mi esposa, Barbara, y yo visitamos Roatán por primera vez en 1982 para realizar un trabajo para Skin Diver. Elle fue mi modelo submarina, y yo era un corresponsal de la revista en el Caribe. Nuestras tareas giraban alrededor de varios destinos "imperecederos" que la revista cubría regularmente con el apoyo de los centros turísticos y las autoridades turísticas. Junto con los Cayos de la Florida, las Bahamas y las Islas Caimán, las Islas de la Bahía de Honduras eran destinos integrales de nuestra "ronda". Cuando finalmente cubrí Utila y Guanaja, la mayor parte de la cobertura de las Islas de la Bahía se concentró en la de mayor tamaño: Roatán.



Aún recuerdo el gancho para nuestro primer artículo de Roatán: clima cálido, agua cristalina llena de impresionantes arrecifes de coral y un toque de aventura en la naturaleza. Eso era lo que diferenciaba a Roatán de otras islas del Caribe incluso en ese entonces; cuando viajábamos allí sentíamos como si regresáramos a una época pasada de la vida de la isla. Debíamos volar al territorio continental de Honduras desde Miami y luego abordar un avión a hélice DC-3 para realizar un vuelo de 180 km (111 millas) de San Pedro Sula a Roatán. Jaulas de pollos vivos compartían las bodegas de carga con nuestras cajas de equipo fotográfico Pelican; una vez que aterrizamos, niños del pueblo cercano le dieron la bienvenida al avión, con la esperanza de obtener alguna humilde gratificación por descargar nuestro equipaje. Los centros turísticos estaban completamente integrados a la belleza natural de la isla, y en una época donde elementos de Miami avanzaban sigilosamente hacia muchos destinos del Caribe, Roatán seguía siendo una tierra olvidada por el tiempo.

En la actualidad, 33 años más tarde, regresamos a pedido de nuestra hija, Alexa, que quería celebrar su inminente graduación de la universidad con unas vacaciones de buceo durante el receso de la primavera boreal. Estábamos muy entusiasmados con la perspectiva que teníamos, especialmente en comparación con la opción alternativa de una parranda en un típico destino de fiesta del receso de primavera. Esta era una oportunidad para que pudiéramos compartir tiempo juntos y disfrutar de excelentes buceos y atracciones de belleza natural en la superficie. Teníamos la esperanza de poder inspirarla para que continuara con un estilo de vida de buceo al planificar sus propias vacaciones en su vida adulta. Roatán era el destino que nos resultaba más atractivo a nosotros, y esperábamos que también lo fuera para ella.
Roatán en la actualidad
Los DC-3 se dejaron de usar hace mucho tiempo, y hoy en día volar a Roatán es mucho más fácil (consulte "Cómo bucear en este lugar"). En el aeropuerto internacional agentes de docenas de centros turísticos esperan afuera de la zona de seguridad, donde cada uno de ellos sostiene con un cartel e invita a los invitados a que esperen en su autobús con aire acondicionado con un coctel de ron mientras ellos ayudan con el equipaje.

Roatán es una isla con un gran atractivo en la superficie, que ofrece playas apartadas de arena blanca.
Es posible que los viejos tiempos hayan sido excelentes, a veces un poco difusos por la niebla del tiempo, pero recuerdo lo suficiente como para saber que en la actualidad el viaje a Roatán ha mejorado muchísimo.

Roatán ofrece magníficas playas, aunque no puedo decir que hayamos pasado mucho tiempo en alguna de ellas, aparte de una encantadora cabalgata por la tarde a lo largo de West Bay. Muchas de las actividades y excursiones que pueden realizarse están diseñadas para las llegadas frecuentes de cruceros cada semana. Nosotros disfrutamos sobre todo de dos de ellas: Maya Key y Gumbalimba Park. En Gumbalimba hicimos un paseo en tirolesa por las verdes copas de los árboles, donde nos desplazamos en zigzag al nivel del mar y llegamos a una reserva con papagayos y otras aves típicas, mientras monos capuchino se acercaban a nosotros (y obteníamos oportunidades para tomar fotografías) sin ningún problema.

Roatán, de aproximadamente 48 km (30 millas) de largo y menos de 8 km (5 millas) en su punto más ancho, está bordeada por el Sistema Arrecifal Mesoamericano, el más grande del hemisferio occidental.

Los corales duros, sobre todo los corales cuerno de alce y en forma de pilar, siguen siendo razonablemente abundantes.
Si bien la isla no tiene un gran tamaño en comparación con otras islas del Caribe, es lo suficientemente grande como para que bucear en toda la isla desde una única base del centro turístico resulte poco práctico. Pero el aspecto positivo es que sin importar donde se hospede habrá un sinnúmero de buenos lugares cerca y sin necesidad de padecer largos viajes en barco. Una de las mejores guías de buceo sobre la isla, Roatán Dive Guide, Edition 2.1: 60 of Roatán's Best Dives (Guía de buceo de Roatán, Edición 2.1: 60 de los mejores puntos de buceo de Roatán) (2013), del autor Ignacio Gonzalez, ofrece importantes conocimientos locales. Gonzalez divide la isla en tres áreas diferentes: West End/West Bay, el noroeste y el lado sur (que cubre el área situada entre French Harbor y Jonesville).

En un viaje de una semana de duración no hay motivo para bucear en el mismo lugar dos veces a menos que así lo quiera. El mapa de buceo ilustrado que cuelga en la pared de un centro turístico en West End puede mostrar de 35 a 40 puntos de amarre, mientras que un centro turístico del sur mostrará el mismo nivel de diversidad de puntos de buceo (y en su mayor parte, lugares claramente diferentes). A pesar de la cantidad de operadores de buceo cada vez mayor que hay en Roatán, quizás la única vez que se encontrará con otros buzos en un mismo lugar será en uno de los naufragios. Incluso en ese entonces, la disponibilidad de boyas de amarre limitará la cantidad de buzos en el lugar en un momento dado.


Los peces tropicales de arrecife, como por ejemplo los peces ángel, son comunes a lo largo de los arrecifes de la isla.


El buceo
Aunque Alexa recibió su certificación a la edad de 10 años, durante los últimos doce años sólo ha buceado de vez en cuando. En la escuela secundaria ella y sus compañeros practicaban más buceo en apnea que buceo con aire comprimido, y los estudios universitarios limitaban su tiempo libre. Por lo tanto, me consoló el hecho de que nos solicitaran a todos que hiciéramos un buceo de verificación en el muelle al comienzo de nuestro paquete de buceo de una semana. De hecho, tampoco me molestó tener que hacerlo: no nos llevó demasiado tiempo, no nos hizo perder ninguna oportunidad de buceo y nos ayudó a ajustar el lastre para los nuevos trajes de neopreno que habíamos llevado en ese viaje.


Las paredes de arrecife de Roatán están adornadas con esponjas de vaso azul celeste y gorgonias de aguas profundas.
Una vez finalizada la verificación, nos alejamos del muelle a toda velocidad hacia Peter's Place (que no debe confundirse con Pablo's Place, un punto del sur con una corriente de este a oeste y abundantes gorgonias de aguas profundas y otros organismos filtradores. Peter's Place es uno de los puntos de buceo típicos a lo largo de la costa oeste cerca de Sandy Bay. Cuando buceamos allí por primera vez hace tres décadas se decía que había tomado su nombre del empresario de buceo Peter Hughes, lo que constituía un respaldo a los años de formación cuando trabajó como divemaster en Roatán. En las aguas poco profundas, a unos 10 metros (35 pies), encontré algunas de las enormes plataformas de coral en forma de pilar que recodaba haber visto 33 años atrás.

Durante gran parte de este buceo nos desplazamos a lo largo del cantil, donde disfrutamos de los profundos abismos que cruzan el arrecife y de las coloridas esponjas que decoran el borde situado en dirección al mar. Enormes esponjas de vaso azul celeste se proyectaban desde la pared, y yo estaba bastante satisfecho por haber encontrado concentraciones de coral cuerno de alce intacto. La vida marina variaba desde pequeña y tímida, como los peces vaca mantequilla y añil, hasta los más desvergonzados, como los meros negros que disfrutan plenamente de su estado de especie protegida dentro del parque marino y no tienen miedo de posar para una foto.


Los típicos habitantes del arrecife de Roatán incluyen meros, barracudas y peces loro.


Dada la proximidad de muchos de los muelles de los centros turísticos con los lugares de buceo, a veces los buceos se llevan a cabo como excursiones donde se utiliza un solo tanque. En nuestro primer buceo se suponía que usaríamos un solo tanque, pero estaré eternamente agradecido con el capitán de nuestro barco, que estaba más preocupado por que disfrutáramos de un momento agradable que por regresar a la costa a una hora en particular. Cuando vimos a un grupo de delfines que estaban cerca, navegamos hacia el norte para unirnos a ellos, y nos alejamos 180 grados de donde se suponía que debíamos ir. Supuse que eran delfines nariz de botella y no me sentí particularmente inspirado como para saltar al agua, ya que en muchas oportunidades anteriores se habían alejado de mí rápidamente y me habían dejado envuelto en el equivalente acuático del polvo. Inesperadamente, estos parecían mantener el curso a medida que nos posicionábamos en su camino y saltábamos al agua; sorprendentemente se detuvieron para jugar un poco, quizás no con el entusiasmo de un delfín manchado, pero con mucha menos indiferencia que la de un delfín nariz de botella. Había una hembra, que claramente estaba preñada y que era más lenta que algunos de los otros. Tal vez eso era lo que hacía que su marcha fuera más lenta. Recién cuando observé que sus hocicos eran inusualmente largos en la revisión de imágenes descubrí que no eran Tursiops truncatus (nariz de botella), sino que se trataba de Steno bredanensis (delfines de hocico estrecho), una especie rara vez fotografiada en estado salvaje.


Los visitantes pueden participar en buceos estructurados en aguas abiertas con delfines nariz de botella.



En lo que respecta al buceo con delfines, el Instituto de Ciencias Marinas de Roatán (Roatán Institute for Marine Sciences) ofrece una oportunidad de interactuar con delfines nariz de botella en un encuentro de buceo en aguas abiertas. Después de asistir a un tutorial en la superficie donde se explica la anatomía y el comportamiento de los delfines y la etiqueta del buceo con estos animales, tras un viaje en barco de cinco minutos los buzos llegan a un anfiteatro de arena a aproximadamente 18 metros (60 pies) de profundidad.

Tres naufragios diferentes han sido hundidos como atracciones de buceo.
Dos o tres delfines luego nadan al lugar acompañados por su entrenador. Si bien los encuentros son relativamente desestructurados, los delfines suelen nadar bastante cerca, una oportunidad que los buzos de nuestro grupo que usaban cámaras GoPro parecieron disfrutar, dados los fondos de color azul claro.

Los buzos de naufragios tienen mucho para disfrutar en Roatán, con tres naufragios diferentes que fueron hundidos intencionalmente como atracciones de buceo. El Prince Albert, un carguero transatlántico que fue hundido en un canal cerca de los centros turísticos a lo largo de la costa sur, yace en la arena a unos 20 metros (65 pies) de profundidad, y la proa está dentro de los 8 metros (25 pies) de la superficie, lo que permite tener un amplio tiempo de fondo y una liberación de gases multinivel extendida. No obstante, el naufragio yace en un canal con mucho tráfico, por lo que es mejor no salir a la superficie sobre el naufragio a menos que sea necesario y sólo después de lanzar una boya de superficie.


Los tres naufragios hundidos como atracciones de buceo ya tienen un aspecto añejo y colorido, con grandes esponjas tubo que decoran la superestructura.
El Aguila es un poco más grande con unos 70 metros (230 pies) de largo y está situado a una mayor profundidad, donde yace sobre el fondo arenoso a unos 33 metros (110 pies). Fue hundido en 1997 para agregar variedad a los puntos de buceo de West End, y apenas un año más tarde el huracán Mitch partió el carguero casi inmaculado en tres secciones diferentes. La sección media del naufragio ha sido colapsada por el oleaje, pero tanto la proa como la popa están bastante intactas. Las morenas verdes están relativamente acostumbradas a los buzos que visitan el lugar y a menudo se las puede ver nadando con libertad alrededor del naufragio. El naufragio más nuevo de Roatán es el Odyssey, que fue hundido en 2002. Con una longitud de unos 90 metros (300 pies), es por lejos el más grande, y también yace sobre una meseta de arena a unos 33 metros (110 pies). Esponjas de vaso azul celeste y de cuerda de color rojo decoran la superestructura, lo que crea posibilidades de fotografía de gran angular.


En Cara a Cara los buzos pueden experimentar encuentros predecibles
de alto voltaje con 10 a 20 tiburones de arrecife del Caribe.
Cara a Cara refleja cómo los buzos y los tiburones de arrecife del Caribe se reúnen durante todo el día en un encuentro con tiburones a unos 18 a 21 metros (60 a 70 pies) de profundidad cerca de Coxen Hole. Un centro de buceo local ofrece servicios de buceo con tiburones para diversos centros turísticos situados en Roatán, y dado que todos los buceos con tiburones se realizan en el mismo lugar (una meseta de arena en particular con cabezas de coral de alto perfil salpicadas en el fondo), los viajes en barco tienen una duración de 15 minutos a una hora o más dependiendo de la ubicación del centro turístico. Además de la actividad de tiburones (que habitualmente incluye alrededor de 10 a 20 tiburones de arrecife), morenas verdes, barracudas y meros negros a menudo se unen al festejo. Una pequeña cubeta llena de pescado es el cebo que atrae a los tiburones, pero realmente no se trata de un encuentro donde se use una gran cantidad de carnada. El cebo se libera al final del buceo, y la actividad definitivamente se incrementa a medida que los tiburones y los meros intentan obtener su parte de la recompensa, pero estos no son domadores de tiburones cubiertos de cota de malla que dirigen las imágenes de mordidas hacia su domo.


Los ranisapos, caballitos de mar y peces sapo se encuentran entre las criaturas enigmáticas que un buzo con una vista aguda puede encontrar en los arrecifes de Roatán.
Spooky Channel es uno de los puntos favoritos del extremo oeste de la isla. Está situado cerca de Sandy Bay y se destaca por sus salientes y sus oscuras grietas. Su característica más importante es un amplio canal que cruza el arrecife, cuya parte superior alcanza los 6 metros (20 pies), y se extiende hasta el fondo arenoso a 27 metros (90 pies) de profundidad. Aquí se divisan peces sapo de ojos grandes con frecuencia junto con otros típicos habitantes del arrecife, como por ejemplo peces loro de medianoche, meros negros y barracudas.

Cerca de French Harbor encontrará uno de los puntos de buceo de Roatán más solicitados: Mary's Place. Una meseta en forma de codo que se adentra en el océano entre 9 y 15 metros (30 y 50 pies) y un par de escarpadas grietas decoradas por gorgonias látigo y esponjas de cuerda que descienden hasta los 29 metros (95 pies) hacen de este lugar uno de los puntos más espectaculares de la isla para la fotografía de gran angular. Se puede ver a las criaturas pelágicas que salen de las rampas y que se desplazan por las paredes verticales. A lo largo de los años he visto grandes bancos de jureles blancos y picudas chinas; este es un lugar que nunca decepciona.

Si bien aún recuerdo con claridad lo que me resultaba más familiar de nuestro primer viaje, algunos parámetros de referencia han cambiado en las tres décadas que separan mi primer vistazo a Roatán de la primera vez que mi hija visitó la isla. Le pregunté qué era lo que la había impresionado más y me dijo:


Las verdes laderas de Roatán son perfectas para una aventura en tirolesa.
"En el mundo submarino realmente me encantaron los naufragios, mucho. He realizado bastantes buceos en naufragios superficiales en Cayo Largo, pero suelen estar destruidos por las olas. Estos estaban prácticamente intactos, y parecía como si las escaleras y las puertas realmente podían conducir a alguna parte. También me gustaron las paredes verticales que había a lo largo de muchos de los diferentes puntos. Habíamos salido de una gran grieta y de repente apareció una caída hacia las profundidades que estaba toda decorada con esponjas enormes. Me gustó esa sensación de vértigo y que mi flotabilidad fuera apenas negativa y me desplazara un poco hacia abajo. Pero debo decir que nadar con los delfines en el océano fue quizás la experiencia más increíble. Por un lado esos delfines de hocico estrecho que vimos el primer día, y luego tener la posibilidad de ver a los delfines nariz de botella en primer plano y con aire comprimido fue realmente muy emocionante para mí. Nuestro día con los tiburones también fue asombroso. Desde luego ya había visto tiburones nodriza en el pasado, pero esta fue la primera vez con un par de docenas de grandes tiburones, y me encantó. Pero no todos mis mejores recuerdos tuvieron lugar bajo el agua. El paseo en tirolesa por los árboles fue verdaderamente emocionante, y los pequeños monos eran adorables. Andar a caballo por la playa al atardecer también fue fantástico. Y ahora que lo pienso, una semana no fue suficiente. ¿Cuándo vamos a regresar?"

Es posible que esas últimas palabras hayan sido las mismas que le dije a mi esposa en 1982. Quizás los criterios de referencia no hayan cambiado tanto después de todo; yo también estoy listo para volver.
Cómo bucear en este lugar
Cómo llegar: Roatán se encuentra a 56 km (35 millas) al norte del territorio continental de Honduras en el Caribe occidental. Hay vuelos directos a Roatán desde varias ciudades de los Estados Unidos, lo que incluye Miami (American Airlines, TACA), Atlanta (Delta), Houston (United, TACA, Continental) y Newark, Nueva Jersey. (United). Hay vuelos de conexión a través de San Pedro Sula, Tegucigalpa o La Ceiba en el territorio continental de Honduras. Para obtener información sobre líneas aéreas y vuelos, consulte http://www.honduras.com/flights-to-roatan/.




Condiciones: la temperatura del aire normalmente oscila entre los 23°C y los 31°C (73°F y 88°F) durante todo el año. La mayor parte de las precipitaciones anuales (1,8 metros [6 pies]) tiene lugar durante los meses de lluvias de octubre a enero. En agosto los vientos pueden ser sumamente tranquilos y la temperatura puede ser bastante cálida dada la ausencia de una brisa marina. La temperatura del agua normalmente oscila entre los 27°C y los 29°C (80°F y 85°F), pero las termoclinas pueden hacer que baje a 25°C (77°F). La visibilidad por lo general es de 21 a 27 metros (70 a 90 pies).

Habilidades necesarias: aparte de algunas de las paredes más profundas y algunos naufragios, el buceo en Roatán no se considera particularmente exigente. Los viajes en barco a los puntos de buceo generalmente son cortos, y las aguas del mar suelen ser tranquilas a lo largo de la costa de sotavento de la isla. Las corrientes extremas son raras y predecibles dependiendo de cada punto. Los divemasters son expertos en las condiciones y hacen un excelente trabajo a la hora de realizar informes de buceo exhaustivos y descriptivos.

Parque Marino de Roatán: el objetivo del parque, que fue establecido en 2005 a lo largo de la costa noroeste, es evitar la sobreexplotación. La eliminación de desechos marinos, el mantenimiento de las boyas de amarre y la matanza de peces león son las iniciativas claves del lugar.
Explore más
La belleza de Roatán se puede seguir apreciando en la galería de fotos complementaria de Stephen Frink.

© Alert Diver — 3er Trimestre 2015