Prince William Sound, Alaska

Aventuras en paisajes agrestes


Un buzo explora una enorme proliferación de medusas luna.


El agua lechosa de color azul verdoso con una temperatura de 10 a 15°C (50 a 60°F) no es en lo que la mayoría de las personas piensa al entusiasmarse con un viaje de buceo, pero estas son las típicas condiciones del verano en Port Fidalgo, Alaska. Situado en el Prince William Sound, Port Fidalgo está a poca distancia del lugar donde el Exxon Valdez golpeó el arrecife Bligh Reef en 1989 y derramó 41.639 metros cúbicos (11 millones de galones) de petróleo crudo de Alaska. Pero gracias al enorme esfuerzo de limpieza y más de un cuarto de siglo de tiempo para recuperarse, casi no quedan huellas visibles de este desastre ambiental. Si bien la actividad petrolera y la pesca son las principales industrias de la región, el turismo de naturaleza y el buceo están adquiriendo cada vez más popularidad y pueden ser la clave para preservar este entorno salvaje natural.


Este pintoresco lago de montaña se extiende a lo largo de la Old Denali
Highway en las afueras de Valdez.
Una de las principales atracciones para los buzos es la migración anual de tiburones salmón que se alimentan de salmón rosado y chum en pleno desove que regresan a los arroyos del área para completar su círculo de vida. Este es el mejor lugar del mundo para ver a estos tiburones, y los investigadores y equipos de filmación de documentales de The Discovery Channel, BBC, Animal Planet y Nat Geo Wild lo han visitado. Pero estas aguas, costas, glaciares y áreas salvajes circundantes son el hogar de mucho más: la abundancia de vida salvaje tanto por encima como por debajo de la superficie hacen de éste un lugar realmente especial.

El último tramo de nuestro viaje a Port Fidalgo fue un recorrido en barco de dos a tres horas desde Valdez Harbor. Durante este pintoresco paseo no resulta extraño ver ballenas, focas, leones marinos, nutrias marinas, delfines, águilas calvas y aves acuáticas como frailecillos. La entrada a Port Fidalgo, rodeada de imponentes montañas verdes y cubierta por una suave capa de nubes, es una vista espectacular.

Si el clima acompañaba, pasábamos la mayoría de las mañanas en busca de tiburones salmón. Para encontrar a estos elusivos tiburones debe haber muy poco o nada de viento y el agua debe estar tranquila para que las aletas dorsales puedan verse en la superficie. Los tiburones salmón son sumamente asustadizos y antes de que pudiéramos bucear con ellos nuestro guía tuvo que identificar a un tiburón cooperador ("un jugador") que estuviera dispuesto a seguir un arenque amarrado en el extremo de un sedal de pesca (sin anzuelo) y atraerlo cerca del barco y las personas que hacían snorkel y esperaban en el lugar. Esto resultó ser un verdadero desafío, y al final de mi primer viaje a Fidalgo, yo, como muchos otros fotógrafos, me fui sin ninguna imagen submarina de tiburones salmón. La paciencia y la persistencia finalmente dieron su frutos y pudimos capturar algunas imágenes sensacionales de tiburones durante nuestro segundo viaje.


Una madre y una cría de nutria marina son avistados durante una mañana en un crucero de vida silvestre a lo largo de las costas de Port Fidalgo.


Al buscar tiburones salmón a menudo se encontrará con extensas proliferaciones blancas de miles de medusas luna, lo que proporcionará una experiencia de buceo verdaderamente surrealista. Las medusas pueden ser tan tupidas que pueden bloquear la luz del sol. Entre estas delicadas medusas también podrá encontrar a uno de sus depredadores: la medusa melena de león gigante naranja y amarillo brillante. Si es realmente afortunado, en la proliferación encontrará a la medusa luna hembra, que puede ser identificada por su color rosa o púrpura.

Pasamos nuestras tardes visitando una serie de interesantes puntos de buceo: lechos de kelp, formaciones rocosas submarinas inclinadas cubiertas de imponentes anémonas pedunculadas blancas y fondos de arena cubiertos de fragmentos de pastos marinos. Algunos de mis puntos favoritos en Port Fidalgo son Luke's Wall, Octipillars, Razor's Edge y Manomi's Rocks. Los puntos de buceo se eligen según las mareas, las corrientes y la visibilidad y cada uno ofrece una topografía única y diversos peces de agua fría tales como escultinas, peces decorados (Chirolophis decoratus), numerosas especies de peces roca, fletanes y el magníficamente colorido señor irlandés. Incluso puede ver una anguila lobo o un pulpo gigante de California (GPO, por sus siglas en inglés) ocultándose entre las formaciones rocosas. También hay una diversa variedad de nudibranquios, camarones, cangrejos, vieiras y pequeños peces que viven en el fondo que podrán satisfacer los deseos de cualquier fotógrafo macro del grupo.


El nudibranquio Doris montereyensis es uno de los muchos nudibranquios coloridos que pueden encontrarse en estas aguas.


Uno de los puntos de buceo más sencillos está cerca del muelle en Ravencroft Lodge. Los pastos marinos y el fondo de arena están repletos de nudibranquios encapuchados, bacalaos, peces roca cobre, cangrejos decoradores, cangrejos de casco y un viejo carro de minería que cayó del muelle original hace más de 100 años.

El tiempo que pasé en Port Fidalgo me recordó los viajes al campamento de verano de mi niñez, donde sobrevivíamos al entorno salvaje, nos alejábamos de todo, realizábamos actividades divertidas durante el día para conectarnos con la naturaleza, conocíamos gente nueva y nos sentábamos alrededor de un fogón o en una cabaña y contábamos historias. Incluso en los largos días de verano de Alaska con más de 20 horas de luz, parece nunca haber tiempo suficiente para hacer todo lo que uno desea. Antes de que puedas darte cuenta, el campamento de verano ha terminado y tienes que empacar, decir adiós y volver a casa. Pero nos vamos con recuerdos perdurables, quizás algunas imágenes increíbles de tiburones salmón y un fuerte deseo de regresar y volver a vivir esas aventuras en los paisajes agrestes.


Un arroyo cerca de Port Fidalgo repleto de salmones en pleno desove, lo que proporciona una oportunidad única de tomar fotografías.


Tiburones salmón
Los tiburones salmón son una especie de lamniforme que puede alcanzar una longitud promedio de 1,8 a 2,7 metros (6 a 9 pies) y un peso promedio de más de 227 kg (500 libras) y se alimentan de salmones, calamares y arenques. Son uno de los pocos peces que pueden regular sus temperatura con intercambiadores vasculares de calor por contracorriente, que pueden elevar la temperatura del cuerpo de los tiburones a 10°F a 15°F más que el agua circundante. Las hembras no alcanzan la madurez sexual hasta los 8 a 10 años de edad, y la proporción de machos y hembras es más de 2 a 1, por lo que estos tiburones se enfrentan a desafíos naturales de perdurabilidad.





Nuestro guía, Boone Hodgin, dijo que durante la última década las poblaciones de tiburones salmón han disminuido considerablemente debido a presiones externas, lo que incluye pesca en barcos chárter y capturas accesorias comerciales, por lo que se han convertido en criaturas cada vez más difíciles de encontrar. "Cuando llegué a este lugar hace más de 10 años", comentó Hodgin, "era posible ver cientos de aletas en Port Fidalgo durante momentos pico del verano, incluso uno podía verlas desde el muelle mientras disfrutaba de su café matutino. Pero hoy en día, por desgracia, en la embarcación a veces nos esforzamos para localizar a más de unos cuantos".

Hodgin y su esposa, Gina, han dedicado mucho tiempo y esfuerzos a intentar solucionar esta reducción de las poblaciones, pero se han enfrentado a una dura oposición de los lugareños y la industria pesquera. Las iniciativas comunitarias recientes, que se han centrado en salvar a este maravilloso pez de la extinción y crear un fondo de conservación, se han estancado. Mientras tanto, las regulaciones pesqueras de Aslaka aún permiten a los pescadores deportivos capturar hasta dos tiburones por año. Desde el punto de vista comercial, los tiburones salmón son considerados una molestia que puede dañar el equipo de pesca, y se ha informado que se ha matado y lesionado a tiburones salmón deliberadamente.

Si bien los esfuerzos de conservación se han centrado en cambiar la opinión pública a nivel local para poner fin a la matanza de estos tiburones por deporte y a través de la recolección comercial y la captura incidental, el nuevo impulso consiste en crear una industria del turismo de buceo con tiburones que hace que los tiburones sean más valiosos vivos que muertos. Se espera que estos esfuerzos, junto con más investigación, defensa a nivel local, educación y campañas de conservación, eviten la extinción de estos tiburones.
Cómo bucear en este lugar
Cómo llegar: la mayoría de las grandes ciudades ofrece múltiples vuelos diarios a Anchorage, Alaska, en el verano. Desde Anchorage puede hacer escala con aerolíneas locales hacia Valdez, donde se recomienda llegar al menos un día antes de ser recogido para su traslado a Port Fidalgo. En lugar de volar, puede hacer un pintoresco viaje por carretera a Valdez de seis a siete horas. Tómese su tiempo y deténgase con frecuencia para ver glaciares, praderas cubiertas de flores, lagos, marismas, ríos y miradores de montaña y disfrutar de la vida silvestre. Cuando llegue a Valdez, habrá mucho para ver y hacer, pero procure reservar su alojamiento con anticipación porque tienden a llenarse rápidamente.





Condiciones: el agua de Port Fidalgo es bastante fría y la temperatura oscila entre los 12,7 y los 15°C (55 y 59°F) en la superficie hasta aproximadamente los 9,4°C (49°F) a profundidad. Las personas valientes y/o tolerantes al frío pueden considerar que un traje de neopreno de 7 u 8 mm con capucha y guantes es suficiente para hacer snorkel con los tiburones en la superficie, pero definitivamente se recomienda el uso de un traje seco para el buceo con aire comprimido. La visibilidad oscila entre los 3 y los 12,2 metros (10 y 40 pies) durante los meses de verano.

En la superficie: diríjase al arroyo de salmón local para fotografiar a los salmones chum y rosados nadando aguas arriba para reproducirse. Las águilas clavas son comunes en el área y se puede visitar una de las muchas áreas de anidación en barco para fotografiar águilas en los árboles, planeando por encima o lanzándose en picada para capturar un arenque en el agua. A veces el barco simplemente navegará por la costa en busca de vida silvestre como por ejemplo nutrias de río, escurridizos osos negros, nutrias marinas flotando sobre su espalda (quizás con bebés en el pecho) y focas asomando su cabeza apenas por encima del nivel del agua. También puede hacer una excursión al glaciar Columbia cerca de allí o visitar la colonia local de leones marinos de Steller.

© Alert Diver — 4to Trimestre 2017