Más allá de Phuket

Buceo en el mar de Andamán de Tailandia


Los peces mariposa de collar son comunes a lo largo de los arrecifes del mar de Andamán.



Los artefactos religiosos abundan en Phuket; cerca del 95 por ciento de los tailandeses se identifican como budistas.
La mayoría de las vacaciones de buceo en Tailandia comienzan en Phuket, y por un buen motivo. Phuket, la isla más grande del país, cubre una superficie de unos 336 km2 (209 millas cuadradas) y tiene una población de medio millón de habitantes. La mayor parte de los operadores de buceo de la isla están asentados a lo largo de la costa sudeste, a orillas del mar de Andamán.

Phuket tiene una sólida industria de enseñanza de buceo, pero también tiene mucho que ofrecer a los buzos experimentados. Hacia el norte, el Parque Nacional Mu Ko Similan (Mu Ko Similan National Park) se encuentra entre los destinos más atractivos del país, pero sólo se puede acceder a él durante un período determinado (desde noviembre hasta mediados de mayo). El resto del año el parque permanece cerrado al tráfico en barco por las caóticas condiciones climáticas relacionadas con los vientos monzones. Como los puntos de buceo que se encuentran hacia el sur y el este están protegidos de estos vientos, allí los buzos pueden disfrutar de las cálidas aguas (unos 27°C a unos 30°C [82°F a 86°F]) durante todo el año.

Elephant Head Rock (Roca cabeza de elefante) es una playa icónica de las islas Similan ideal para hacerse una escapada.


Las islas Similan y el norte del mar de Andamán
Por Lowel O'Rourke

Las nubes tenían un color bronce bruñido gracias a la luz del sol poniente, mientras nosotros nos alejábamos del puerto Chalong de Phuket hacia el norte del mar de Andamán. Con varias horas por delante para cruzar a las Islas Similan, teníamos tiempo suficiente para armar el equipo fotográfico y relajarnos con una copa de vino. Esa noche no realizaríamos ningún buceo. Las islas Similan, situadas a unos 48 km (30 millas) hacia el oeste de Khao Lak, se componen de nueve islas de granito bañadas por aguas de color azul y rodeadas de maravillosas playas de arena blanca. El Parque Nacional de las Islas Similan (Similan Islands National Park) fue establecido en 1982 para preservar su tesoro nacional, y se han desarrollado estrictas normas para proteger el ecosistema de las islas. Los barcos deben utilizar los amarres establecidos o llevar a cabo los buceos desde un bote salvavidas o un bote inflable. También deben operar con sistemas de residuos cerrados para minimizar la polución. El parque sería nuestro lugar de navegación durante la semana siguiente.


Fieles colocan un enchapado de oro sobre estatuas de monjes budistas.

El arrecife Anita's Reef resultó ser un buen punto de partida para nuestras aventuras en las islas Similan. Cascadas de corales plato se sumergen en las profundidades del lugar, que están vigiladas por pequeños bancos de pargos amarillos. Una torre de coral en particular recibió el nombre "One Roll Rock" (roca para un solo rollo) en la era de la fotografía con película, pero normalmente les permite a los entusiastas de la fotografía digital de la actualidad obtener mucho más que 36 buenas imágenes por buceo.

En East of Eden se destacan elementos tanto grandes como pequeños. Los camarones y los cangrejos se aferran a crinoideos y merodean debajo de pepinos de mar. Una perspectiva de ángulo amplio y una ingeniosa aplicación de luz estroboscópica acentúan los rosados, naranjas, púrpuras y rojos de los abanicos contra el fondo de color azul oscuro.

La isla Koh Bon Island estaba a un viaje de dos horas en barco de vapor, pero los fantasmas de los encuentros con mantas alimentaban enormemente nuestra anticipación. Las estaciones de limpieza situadas en el extremo sudoeste de Koh Bon atraen mantas muy a menudo, pero la visibilidad el día que visitamos el lugar no era propicia para la observación de mantas. Era la estación intermedia y los monzones ya habían tenido impactos ocasionales. Un mes atrás se había registrado una visibilidad de unos 30 metros (100 pies) y el mar había estado sumamente calmo, pero así es el océano. Al saltar al agua, descendimos por una pared empinada hasta alcanzar unos 36 metros (120 pies) y un grupo de jureles ojones nos acompañó durante todo el camino. Los corales blandos de color amarillo que se encontraban en la parte inferior de las rocas llenaban las enormes piedras de color y de vida, mientras una solitaria manta que estaba a lo lejos nos recordaba que los elegantes elasmobranquios estaban tan cerca y a la vez tan lejos.


Banco de peces murciélago.
Tachai Pinnacle fue particularmente memorable. Si bien nosotros los buzos normalmente deseamos tener la máxima claridad posible, en este buceo se produjo un increíble fenómeno: un afloramiento rico en nutrientes se infiltró total y repentinamente en el arrecife. El agua del océano era cálida, con una temperatura de unos 28°C (84°F), y de la nada (literalmente) aparecieron exaltados bancos de jureles ojones y fusileros. El agua que fluía era brumosa y pasó de tener un color azul a uno marrón a medida que la temperatura descendía una docena de grados a razón de un grado por minuto. Los peces estaban frenéticos y comían las diminutas partículas del flujo que se aproximaba. En unos pocos minutos el ajetreo había terminado y recuperamos la visibilidad. Unos pocos pequeños tiburones punta negra de arrecife pasaron por allí, entusiasmados por la cadena alimentaria que se desplazaba con rapidez, y un banco de una docena de peces murciélago que vivían en el lugar posaban voluntariamente para ser retratados.

Pasamos todo el día siguiente en Richelieu Rock. Este lugar, uno de los 10 mejores puntos de buceo del mundo (de acuerdo con algunos creadores de listas), siempre cumple con las más altas expectativas. Esta roca es de hecho un gran pináculo de aproximadamente 45 metros (150 pies) de largo y apenas se asoma a la superficie cuando la marea está baja. Este lugar es lo suficientemente pequeño como para ser conocido íntimamente por los divemasters, quienes señalaban ansiosamente a un caballito de mar de color amarillo que medía unos 12 cm (5 pulgadas) de largo y se encontraba en un hábitat dramático y vibrante. Justo a su izquierda moraba un pariente lejano: un pez aguja fantasma ornamentado se camuflaba en medio de corales blandos. Las rocas del lugar estaban cubiertas de anémonas y peces payaso y estaban decoradas con corales blandos y patrulladas por peces león.

A medida que nos desplazábamos por la roca, el agua estaba repleta de peces de cristal. Miles de estos brillantes peces de 5 cm (2 pulgadas) se desplazaban con movimientos ondulantes por las olas en todo el entorno rocoso. Un banco de oportunistas e ilusionadas seriolas circundaban el perímetro de la aglomeración de peces de cristal. Y como si todo eso no fuera suficiente como para sobrecargar nuestros sentidos, nos topamos con un par de camarones arlequín que saboreaban a una desafortunada estrella de mar azul.

Nos quedamos allí todo el día y la noche y nadie estaba cansado de las oportunidades para tomar fotografías que Richelieu, o, para el caso, el resto de las islas Similan, tenía para ofrecer.

El sur del mar de Andamán


Por Bruce Shafer

Gran parte de la costa de Tailandia fue destrozada cuando un devastador tsunami la golpeó en diciembre de 2004. Mientras planificaba mi viaje, me sentía un poco inquieto por los daños residuales pero quedé gratamente sorprendido al encontrar las infraestructuras reconstruidas y ningún daño en los hábitats submarinos que se recuperaban muy bien. Las islas que estaban alejadas de la costa no se vieron afectadas, en gran medida, debido a que la ola gigante necesitaba la ribera inclinada para desarrollar velocidad y tamaño.

Cuando consideran hacer un viaje de buceo a Tailandia, muchos buzos piensan en las islas Similan del norte del mar de Andamán, pero nosotros descubrimos que las islas del sur también tienen mucho para ofrecer. Los arrecifes de coral inclinados, las paredes verticales similares a acantilados, los pináculos sumergidos, las cavernas y los dramáticos pasadizos del sur estaban repletos de vida. Una gran cantidad de estaciones de limpieza ofrecían oportunidades para interactuar con criaturas grandes y pequeñas. Diversos bancos de peces orquestaban sinfonías visuales de flujo y movimiento entre una dramática topografía submarina.

Islas, con forma de hongo y muescas en la parte inferior, con acantilados de piedra caliza, playas de arena y lagunas de color turquesa convertían los intervalos de superficie en una experiencia idílica. Era extraordinario ascender después de los buceos y estar tan cerca de islas tan impresionantemente esculpidas, a tal punto que casi deseábamos que el bote no llegara siempre tan rápido a buscarnos.


Las islas Koh Haa interrumpen la tranquilidad del sur del mar de Andamán.

Las áreas en las que más comúnmente se practica buceo en el sur de Tailandia incluyen las islas Phi Phi, Koh Racha Noi, Koh Doc Mai, A-S-K Cluster, Hin Maung/Hin Deang y las islas Koh Haa. Se puede acceder a todos estos puntos por medio de operaciones diurnas pero se puede disfrutar de una mejor experiencia en una embarcación de vida a bordo. A lo largo de toda la región hay un elemento en común en la topografía (es decir, abundantes corales blandos, corales duros de muchas variedades, gorgonias y corales de abanico [Gorgonia ventalina]). Los sospechosos habituales en la mayoría de los arrecifes eran burros chicleros (Plectorhinchus spp), peces león, peces cirujano, peces escorpión, peces loro, diferentes variedades de peces mariposa y enormes bancos de fusileros, seriolas, pargos, jureles ojones y atunes. Nunca habíamos visto tantas morenas como en esta región: las variedades de morenas copo de nieve, leopardo, de raya amarilla, gigantes, cebra y de ojos blancos aparecían por todas partes. El aspecto negativo era la claridad del agua que suponía un desafío; la riqueza de la vida marina de la región depende del agua que en ocasiones puede ser una especie de sopa rica en nutrientes.


Islas Phi Phi, Parque Nacional Phi Phi
Nuestra siguiente parada fue el grupo de islas Phi Phi. Bida Nai ofrecía campos de corales cuerno de ciervo, enormes rocas, corales duros, pasadizos e imponentes paredes, mientras que, cerca de allí, Bida Nok tenía un escarpado precipicio y cavernas que estaban repletas de jóvenes peces cofre amarillos, peces escorpión, peces Napoleón y una variedad de anguilas. Koh Phi Phi Don es la isla más grande del grupo y allí vimos gorgonias candelabro, nudibranquios, cangrejos decoradores, gusanos platelmintos leopardo, almejas gigantes y cangrejos de porcelana.

Durante el intervalo de superficie disfrutamos de una maravillosa caminata en el Parque Nacional Phi Phi (Phi Phi National Park) en Koh Phi Phi Leh, donde se filmó la película "La playa" (The Beach). Bajo el agua nos encontramos con meros panal, gobios enanos, lenguados, gobios de coral látigo, falsos peces payaso y peces payaso de Clark. Sin embargo, a pesar de todas las maravillas submarinas que vimos ese día, la topografía fue probablemente lo que más nos impresionó. Aunque debo reconocer que esta no es una experiencia salvaje. Todos los días, una gran cantidad de lanchas a motor tipo panga trasladan a turistas desde Phuket, así que a menos que camine por la playa temprano a la mañana o a última hora de la tarde, no podrá disfrutar de un momento de soledad.


Tiburón cebra

En Koh Racha Noi, y por todo el sur, encontramos enormes cantidades de rocas de granito, corales de abanico gigantes y corales látigo, todos ellos decorados con nubes de fusileros. Pero el punto más destacado de este buceo fue encontrarnos con un amigable tiburón cebra. Su comportamiento era muy similar al de los tiburones nodriza del Caribe, con los que estoy familiarizado, y tuve la suerte de poder fotografiarlo descansando sobre el lecho marino que estaba lleno de escombros y luego nadando muy pausadamente.


Morena gigante en una estación de limpieza
Koh Doc Mai es una pequeña isla de piedra caliza con paredes en el lado oeste y un par de cuevas que dan la bienvenida a los aventureros espeleólogos. A esta altura, probablemente se habrá dado cuenta de que estoy maravillado con las pequeñeces del arrecife, y como si ver nudibranquios Chromodoris reticulados, brillantes cangrejos decoradores, nudibranquios flabellina de línea roja y caurís de la especie Phenacovolva rosea no fuera suficiente, vimos burros chicleros (Plectorhinchus spp) moteados en todos los ciclos de vida. En un lugar encontramos cinco nudibranquios Glossodoris de margen oscuro y uno de ellos estaba produciendo huevos.

Anemone Reef, Shark Point y King Cruiser se conocen colectivamente como A-S-K Cluster. Corales blandos y corales de abanico cubren el pináculo en el arrecife Anemone Reef. Fuimos lo suficientemente afortunados como para encontrar un caballito de mar cola de tigre (Hippocampus comes), peces aguja de cola corta y un pez globo ornamentado. En los tres pináculos de Shark Point nos deleitamos varios minutos mientras mirábamos a un joven jurel ojón dorado que examinaba las aberturas branquiales de un tiburón cebra muy paciente. King Cruiser es un transbordador de unos 85 metros (280 pies) que se hundió en 1997 mientras cruzaba de Phuket a la isla Phi Phi. En la actualidad, descansa a unos 32 metros (105 pies) de profundidad, con la superestructura que alcanza un máximo de 14 metros (46 pies). Se dice que un tiburón bambú y una tortuga carey visitan el naufragio de vez en cuando.


Corales blandos y esponjas decoran las estructuras de arrecifes gigantes del sur del mar de Andamán.
Hin Muang es "roca púrpura" en tailandés y recibió su nombre gracias a los corales blandos de color púrpura que decoran el pináculo sumergido. Los corales blandos que cubren Hin Daeng, cerca de allí, son de color rojo (¿puede adivinar qué significa Hin Daeng?). Desde el oeste hasta el sur hay una pared rocosa cubierta por corales blandos, corales de abanico y corales negros. Hacia el noreste y el este hay una pendiente de arrecife con pináculos y corales duros. Estos dos puntos de buceo no están realmente protegidos de los vientos estacionales y no siempre es posible bucear allí. En estos lugares, los buzos también deben estar preparados para enfrentar fuertes corrientes. Ambos puntos tienen una tipografía variada y ofrecen una gran cantidad de corales blandos, corales de abanico, corales negros y campos de anémonas. Debido a que se encuentran tan aislados del territorio continental y de otras islas, los dos puntos ofrecen un oasis para la vida marina, como por ejemplo mantas, tiburones de arrecife grises y rayas moteadas. El divemaster comentó que también se han visto tiburones ballena en el lugar. Si la visibilidad hubiera sido mejor y la megafauna hubiera cooperado, nos hubiéramos concentrado en buscarlos; pero en esta ocasión las condiciones eran más propicias para la macrofotografía y peces aguja fantasma ornamentados, langostas mantis, peces halcón de nariz larga y pulpos captaron nuestra atención.


Un pez león ronda un pináculo adornado por corales blandos en Richelieu Rock.

Koh Haa-Neua, en las islas Haa, cuenta con una pared en el norte cubierta por corales blandos, corales de abanico y esponjas barril que se desplazan en masa junto con fusileros. Un punto destacado de este lugar de buceo es una chimenea con dos entradas a 4,6 metros (15 pies) que desciende hasta unos 16 metros (55 pies) donde se bifurca en varios pasadizos repletos de peces vidrio. Koh Haa-Yai, la más grande de las islas Haa, ofrece acantilados empinados rodeados por arrecifes. A lo largo de la pared rocosa, nos encontramos con parejas de peces ángel de anillos azules. Hay una enorme cantidad de salientes y afloramientos que ofrecen refugio a tiburones cebra, rayas de aguijón, langostas y nudibranquios. La laguna Koh Haa-Lagoon tiene dos torres de piedra caliza cubiertas por coloridos corales blandos, enormes corales de abanico, corales negros, pargos y campos de anémonas. La laguna también es estupenda para la macrofotografía con nudibranquios, camarones, cangrejos, caracoles, caurís y polillas de mar; todo esto convierte el lugar en un impresionante punto de buceo nocturno.

Cuando planifique un viaje a Tailandia, no olvide el sur del mar de Andamán. Es posible que le guste aún más que el norte, especialmente si es un dedicado apasionado de los peces o un entusiasta de la macrofotografía como yo.
Explora más
Galería de fotos


© Alert Diver — 3er Trimestre 2013