Perfil de miembro de DAN: Michele Hall




Michele Hall fotografía un tiburón tigre en Tiger Beach, Bahamas.


Ciudad natal: Nacida en Binghamton, N.Y.; ha vivido en San Diego desde 1973
Cantidad de años de buceo: más de 40
Destino de buceo favorito: California, en un buen día.
Por qué soy miembro de DAN: Valoro y apoyo lo que DAN ha proporcionado a la comunidad de buceo durante décadas. Saber que en DAN me brindarían apoyo en caso de una emergencia médica durante mis viajes alrededor del mundo me da mucha tranquilidad.


Michele Hall
La cineasta submarina Michele Hall ha producido 16 documentales y ha ganado una gran cantidad de premios, incluso el Gran Premio del Festival de Cine Antibes (Antibes Film Festival), un premio Golden Reel, un premio IMAX Hall of Fame y un Emmy. Además de los numerosos galardones que ha recibido, es miembro del Salón de la Fama de Buceadoras (Women Divers Hall of Fame), Coral Reef Alliance, Ships to Reefs International, BlueVoice.org y Shark Savers y es parte de la junta directiva de la Academia de Artes y Ciencias Submarinas (Academy of Underwater Arts and Sciences). En 2011 ella y su esposo fueron incorporados al Salón de la Fama de Buceo Internacional (International Scuba Diving Hall of Fame).

Si bien el trabajo de Hall se ha basado firmemente en el buceo durante casi cuatro décadas, su primera carrera fue la enfermería pediátrica. Todo cambió en 1975 cuando se inscribió en un curso de buceo en Diving Locker de Chuck Nicklin en San Diego, California, donde conoció al hombre con el que finalmente se casaría, su instructor de buceo, Howard.

A pesar de que Hall tiene sus propias responsabilidades laborales, ella y su esposo comparten varios emprendimientos comerciales mutuos, incluso una biblioteca de imágenes de archivo que autoriza sus producciones para televisión, teatro y exhibición. Recientemente comenzaron a hacer películas en formatos no tradicionales, cortos de tres a cinco minutos y videos de arte de una hora de duración, y están autorizando a entidades tales como Sony Entertainment y Netflix.


Y aquí operando un sistema de cámaras IMAX 2D.
Mientras a algunas personas les resulta difícil trabajar con su cónyuge, para Hall es exactamente lo contrario: "era difícil cuando Howard y yo no trabajábamos juntos y él estaba de viaje en algún trabajo de filmación, a veces durante cuatro semanas o más", explicó. "Ahora trabajamos junto en casa y realizamos viajes de buceo, por carretera, de campamento y de filmación".

Sus próximas aventuras incluyen la filmación de tiburones azotadores en Mala Pascua, Filipinas, además de algunos viajes en el horizonte que no incluyen buceos. La pareja disfruta de capturar imágenes aéreas desde su aeronave experimental conocida como un triciclo ultraliviano, que guardan en un aeropuerto a unas horas de distancia de su hogar en Del Mar, California. Desde el triciclo filman impresionantes escenas del desierto y las áreas circundantes. "Nos encanta filmar y lo hemos incorporado en todos los aspectos de nuestras vidas y nuestros viajes", explicó Hall. "Nos fascina hacer viajes por carretera, caminatas y campamentos con nuestra camioneta. A medida que se presentan oportunidades, capturamos secuencias a intervalos de tiempo de amaneceres, atardeceres, nubes, el cielo nocturno y hasta la Vía Láctea".

Cuando se le pidió que nombrara a su favorita entre sus producciones cinematográficas, a Hall les resultó difícil decidirse. Mencionó el lanzamiento de PBS de una serie de televisión llamada Secrets of the Ocean Realm (Secretos del Reino del Océano) en 1977. "Me encanta que la serie se componía de 10 medias horas de programación, lo que nos permitía explorar varios lugares y una enorme variedad de comportamientos animales", comentó. "Tener la oportunidad de producir esta extensa serie, que aún sigue siendo bien recibida, fue un reto muy gratificante".


Aquí se la ve practicando buceo en apnea con delfines acróbatas en Kona, Hawái.


También le gusta producir películas IMAX, como por ejemplo Deep Sea 3D (Océano Profundo) y Under the Sea 3D (Un Mar de Aventuras), que se filmaron en el Pacífico Sur. Hall afirma que las películas IMAX presentan desafíos únicos: el paquete de producción pesa unos 3.600 kg (8.000 libras), requiere un equipo de producción de campo de 12 personas y supone una extensa postproducción. El sistema de cámaras pesa 113 kg (250 libras) para películas IMAX 2D estándar y 590 kg (1.300 libras) para películas IMAX 3D.

Hall recuerda con cariño su primera película IMAX, Island of the Sharks, (Isla de los Tiburones), que requirió una expedición de filmación de cinco meses a la Isla del Coco. En 1998, durante un intenso suceso de El Niño, la temperatura del agua subió a tal punto que los tiburones martillo desaparecieron de las profundidades de la isla donde era posible bucear. "Buceamos durante 66 días a lo largo de un período de ocho meses antes de ver a un tiburón martillo", comentó. "Además, la cámara IMAX rugía como una podadora de césped con un mal rodamiento. Nos tomó cinco segundos incrementar el ritmo, y para ese momento el cardumen ya se había desperdigado. En ese momento pensamos en abortar la producción, o al menos posponerla. Cuando nos dimos cuenta de que podíamos hacer una película aún más intensa con la incorporación del suceso meteorológico en la historia, seguimos adelante con el proyecto. El resultado fue una película de la que me siento muy orgullosa".

Como recuerdo de su trabajo en pediatría, Hall también ha producido películas y libros para niños, lo que incluye Secrets of the Ocean Realm, The Shark Project Book (Secretos del Reino del Océano, el Libro del Proyecto de Tiburones) y The Shark Sticker Book (El Libro de Pegatinas de Tiburones). "Me encanta que mis películas y obras escritas tengan un impacto positivo sobre las generaciones más jóvenes", afirmó. "La exposición a las maravillas del mundo natural aumenta la conciencia y con suerte incrementa la apreciación del entorno marino así como también los esfuerzos de conservación".


En una comunicación durante la filmación de Deep Sea 3D en California.
A menudo se le pide que nombre su experiencia de buceo más aterradora y Hall responde que el buceo con tiburones que realizó recientemente fue bastante osado: "por bucear con tiburones oceánicos de puntas blancas y tiburones tigre en las Bahamas hasta tiburones sarda en Fiyi, mi frecuencia cardíaca se ha incrementado varias veces".

En lo que respecta a situaciones de filmación atemorizantes, ella hace referencia a los buceos técnicos con Trimix que Howard y otros miembros de su equipo han realizado para La Aventura en los Arrecifes de Coral de Greg MacGillivray (Greg MacGillivray's Coral Reef Adventure). Durante la producción, realizaron 21 buceos más allá de los 105 metros (350 pies). Richard Pyle, que ha capacitado a buzos y fue miembro de su "equipo de profundidad", dijo que había un 30 por ciento de probabilidad de que alguien tuviera una enfermedad por descompresión (EDC) en algún buceo a una profundidad superior a los 105 metros (350 pies).

Pero resultó que Howard tuvo una EDC durante un buceo a 113 metros de profundidad. Un sesión de recompresión dentro del agua de tres horas y media de duración seguida de una serie de tratamientos en cámara lo dejaron prácticamente sin efectos residuales.

Hall recuerda el importante papel que DAN tuvo en ese calvario. Una noche se comunicó con DAN desde la embarcación de buceo y el miembro del personal de DAN siguió en contacto telefónico con ella durante los seis días siguientes mientras Howard se sometía a los tratamientos en cámara que le habían recomendado. "La tranquilidad y las derivaciones de DAN realmente fueron de gran ayuda", aseguró. "Estuvieron a disposición nuestra incluso en las remotas aguas del mar de Fiyi".

En la actualidad, la emocionante carrera de Hall está al máximo y no tiene ningún deseo de detenerse: "tengo pensado seguir buceando, haciendo caminatas, viajando y disfrutando de todo lo que pueda todos los días".
Explore más
Mire el video de la incorporación de Howard y Michele Hall al Salón de la Fama de Buceo Internacional.



© Alert Diver — 4to Trimestre 2015