Perfil de miembro de DAN: Jim W. Bunch




Ciudad natal: Kill Devil Hills, Carolina del Norte
Cantidad de años de buceo: más de 60 (más de 8.000 buceos)
Destino favorito: Carolina del Norte, especialmente el U-85
Por qué soy miembro de DAN: pertenezco a DAN por la seguridad que ofrece y los artículos técnicos y médicos de la revista Alert Diver.

James Wilkins Bunch ya era una leyenda en los Outer Banks de Carolina del Norte cuando su segundo libro, Germany's U-85 — A Shadow in the Sea: A Diver's Reflections (El U-85 alemán, una sombra en el mar: reflexiones de un buzo), fue publicado en 2003. El libro, que trata sobre el submarino alemán U-85, el primer submarino en ser hundido en la costa este de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, ha fascinado a lectores y cautivado a buzos con su relato sobre la exploración del buque hundido y la recuperación de su máquina Enigma M4. Como instructor de buceo y propietario de una tienda de buceo, Bunch ha entrenado y certificado a cientos de buzos nuevos al presentarles su pasión: el reino del océano.


Bunch ha registrado más de 1.000 buceos en el U-85.


Jim, que ha tenido una larga y distinguida carrera como instructor, explorador, fotógrafo, historiador, autor, académico y mucho más. Pero esas áreas no son exactamente para lo que se capacitó o formó. ¿Cuál era su deseo para su vida profesional?
Después de la escuela secundaria me mudé al estado de Carolina del Norte para asistir a la universidad y pensé que me convertiría en un ingeniero. Para el segundo semestre ya comenzaba a hacer frío: una tarde mientras caminaba por el campus escuche que en un radio hablaban a todo volumen sobre Miami y decidí dirigirme al sur. Al año siguiente estaba estudiando ciencias marinas en la Universidad de Miami y pasaba mucho tiempo en Miami Beach, Florida. La Guerra de Vietnam se estaba caldeando y me uní a un programa de vuelo de la Marina. Después de graduarme en Miami con un título en biología marina, obtuve una maestría en el Instituto de Oceanografía de la Universidad de Old Dominion en Norfolk, Virginia. Durante los 10 años siguientes trabajé como oceanógrafo civil con el Cuerpo de Ingenieros del Ejército.

¿Dónde y cuándo aprendió a bucear y cómo se interesó en la fotografía?
Cuando

Bunch muestra un artefacto del U-85.
era niño siempre estaba en el agua y comencé a bucear en apnea cuando tenía 7 u 8 años. Realmente aprendí a bucear, o algo por el estilo, gracias a un buzo retirado del Equipo de Demolición Submarina (UDT, por sus siglas en inglés) de la Marina de los Estados Unidos cuando tenía 12 años de edad. Un amigo de la familia era propietario de una tienda de alimentos y encargó equipo de U.S. Divers de un catálogo para mí. Me amarré un tanque de acero de 2.039 litros (72 pies cúbicos) (con una válvula K) con un regulador de doble manguera Aqua-Master y un cinturón de lastre y me alejé unos cientos de metros de la costa del restaurante Perry's Drive-In en Kill Devil Hills. Norwood Rector, que tenía una pequeña tienda de buceo en un garaje detrás del restaurante, me había enseñado que no debía contener la respiración. Le dije que no lo haría y así finalicé mi capacitación. No tenía compensador de flotabilidad (chaleco) ni ningún otro equipo con excepción de la unidad de buceo, lastre, mis viejas aletas Voit Viking y una máscara Champion. Cuando vi naufragios por primera vez y me di cuenta de que podía respirar bajo el agua, quedé enganchado de por vida.

Más adelante, cuando estaba en Miami, obtuve mi certificación a través de Jack Chappell. Él era el responsable de un operador de buceo y nos llevaba a los Cayos para practicar con nuestros reguladores de doble manguera y chalecos compensadores. Casi al mismo tiempo comencé a aprender sobre fotografía submarina con Jerry Greenberg y algunos otros buzos. Alrededor de 1963 compré una caja estanca Dimitri Rebikoff y luego una cámara submarina Calypso y comencé a fotografiar sin flashes. En la década de 1960 no era sencillo tomar fotografías decentes en naufragios. Tenías que ir al lugar un día con buena visibilidad y sin utilizar flashes debías dominar la técnica a la perfección. A lo largo de los años aprendí muchas cosas simplemente tomando fotografías.


Bunch escribió Germany’s U-85 — A Shadow in the Sea: A Diver’s Reflections
en 2003.
Sus fotografías del U-85 ilustran sus libros y están exhibidas en el Acuario de Carolina del Norte de la Isla Roanoke. ¿Cómo se convirtió en experto en el U-85?
Cada verano boreal volvía a casa de la universidad y buceaba en naufragios y arrecifes cerca de la costa y continué haciéndolo al regresar del trabajo donde me desempeñaba como oceanógrafo civil. A mediados de la década de 1970 oí hablar de un submarino que estaba a aproximadamente 26 km (16 millas) de Nags Head, Carolina del Norte, y finalmente logré verlo en 1978 cuando Jim Stuart me llevó allí en su pequeña embarcación de buceo. Mi primer buceo en el lugar fue probablemente la experiencia más emocionante que he tenido. Y la segunda más emocionante fue llevar a buzos a verlo y contarle a la gente acerca de su historia. En 1980 me convertí en instructor a través de la Asociación Nacional de Instructores Submarinos (National Association of Underwater Instructors, NAUI) simplemente para poder ofrecer esa experiencia a otros buzos. Más adelante, mi esposa y yo creamos nuestro propio operador de buceo, Sea Scan Dive Center, principalmente para que yo pudiera bucear en el U-85.


La máquina Enigma M4 del U-85 actualmente está exhibida de forma
permanente en el Cementerio del Museo del Atlántico en Hatteras,
Carolina del Norte.
¿Entonces encontrar la máquina Enigma no fue la experiencia más emocionante que tuvo en el buceo?
La recuperación de la Enigma realmente fue un momento fascinante para mí y mis compañeros de buceo, Roger y Rich Hunting y Billy Daniels. Pasamos muchas horas de frío, oscuridad y temor dentro del U-85 y que esos buceos hayan terminado en una recuperación histórica ha significado mucho en mi vida. Encontrar la Enigma M4 en 2001 y donarla al Cementerio del Museo del Atlántico en Hatteras, Carolina del Norte, donde está en exhibición de forma permanente, fue un punto destacado de los más de 1.000 buceos que he realizado en el submarino. Pero lo que es más emocionante y trascendente para mí es lo que ha significado para las personas el hecho de que yo las llevara al U-85 y les enseñara sobre él. Siempre apreciaré a los nuevos buzos, jóvenes y mayores, que me han dicho cuánto he cambiado sus vidas, si bien sé que fue el entorno marino, y no yo, lo que realmente los impresionó.

El océano ha sido mi vida; el buceo sólo ha sido el medio para experimentarlo: desde que era un niño pequeño con un arpón casero hasta escribir y hablar sobre él en la actualidad. También aún practico surf, cuando las olas son altas.
Obtenga más información


La publicación del nuevo libro de Jim Bunch, U-Boats Off the Outer Banks: Shadows in the Moonlight (Submarinos cerca de los Outer Banks: sombras a la luz de la luna), que trata sobre submarinos que perseguían a sus presas cerca de la costa de Carolina del Norte en 1942, está prevista para julio de 2017 por The History Press.

© Alert Diver — 2do Trimestre 2017