Parque Nacional Isle Royale

Una joya del Lago Superior


El timón de madera intacto en la popa del Kamloops ha estado en aguas frías, oscuras y profundas durante 91 años.


Imagínese esto: se despierta una mañana fría y brumosa y al mirar hacia una bahía aislada un alce nada hacia el amanecer. Está en una isla en el Lago Superior rodeado de una extraordinaria naturaleza. Mientras toma su café matutino y camina por la orilla, pasa junto a arbustos de arándanos silvestres y disfruta de la costa rocosa antes de dirigirse al agua para visitar increíbles naufragios con historias impactantes.

Algunos lugares que visitamos se apoderan de nuestros corazones, y eso es lo que siento por la Isla Royale, una isla remota en la esquina noroeste del Lago Superior. La isla pertenece al estado de Michigan, pero cuando uno está allí se encuentra en un entorno salvaje aislado que se experimenta mejor al pasar de unos días a una semana a la vez explorándolo.

La isla de 72 km (45 millas) fue establecida como parque nacional en 1940. La Isla Royale tiene una historia rica de pesca y minería de cobre. Varios faros del lugar han sido convertidos a museos de naufragios. La isla está situada a lo largo de una histórica ruta marítima y su célebre clima violento, lejanía, frío, neblina y geología submarina han contribuido a muchos naufragios a lo largo de los años. Los naufragios del área incluyen desde un barco a vapor del siglo XIX hasta modernos cargueros.

Una de los principales atracciones del buceo del Lago Superior es la ausencia de mejillones. Es emocionante tener la posibilidad de ver los pequeños detalles de los buques, como pintura en el casco, placas con nombres sobre la maquinaria, telégrafos y mercancía, sin que estén cubiertos por mejillones. Los naufragios están preservados en el agua dulce y fría y, debido a que los lugares están protegidos, muchos artefactos continúan allí para que los buzos puedan verlos.


El paisaje de la superficie del Parque Nacional Isle Royale es espectacular.


Chester A. Congdon
El Congdon era un buque de carga de acero de 162 metros (532 pies) de largo que se hundió hace 99 años tras impactar contra Canoe Rocks. Toda la tripulación se salvó y el rescate continuó hasta la llegada de un vendaval dos días más tarde que partió el buque a la mitad y lo hizo irse a pique hasta el fondo. La proa se separó de la popa y hoy yace a tan sólo 15 a 30 metros (50 a 100 pies) de profundidad, apuntando hacia arriba. La popa golpeó el fondo con tanta fuerza que el timón salió despedido por el casco y actualmente se encuentra en una pendiente pronunciada a una profundidad de 15 a 61 metros (50 a 200 pies).

La

El centro de visitantes se encuentra en Windigo.
proa tiene una pintoresca cámara del timonel intacta y hay algunas oportunidades de penetración en el interior. Si recorre el perímetro nadando encontrará trozos de acero retorcidos y destrozados producto del impacto dispersos por las rocas.

La cuerda de popa está adherida al naufragio a 24 metros (80 pies); desde allí se puede seguir por las inmensas bodegas de carga hacia abajo en un ángulo pronunciado. A unos 58 metros (190 pies) se puede ver el enorme timón y es difícil creer que fue empujado hacia arriba a través de la popa del barco. Es todo un espectáculo y permite apreciar lo fuerte que debió haber sido el impacto cuando el buque golpeó contra el fondo. Hay un doble timón y justo detrás de eso está la enorme sala de máquinas completamente abierta del naufragio. Debido a que el buque fue rescatado, no quedó demasiado en su interior, pero aún hay algunos indicadores en la pared y una bandera de los Estados Unidos pintada sobre el motor.
SS Emperor
El naufragio del SS Emperor es el punto de buceo más popular de la isla. Este impresionante carguero de acero de 160 metros (525 pies) de largo se hundió en 1947 y también encalló en Canoe Rocks. Se hundió rápidamente y se cobró las vidas de 12 miembros de la tripulación. En la actualidad el Emperor está en gran parte intacto y en posición vertical sobre el fondo. Hay cabos de amarre tanto en la proa como en la popa debido a que el barco es tan largo que es difícil nadar a lo largo de toda su extensión en un solo buceo, además en la sección media hay principalmente bodegas de carga. La proa está dañada pero comienza a una escasa profundidad de 7,6 metros (25 pies), donde se puede ver un cabrestante y maquinaria. La popa se encuentra a una profundidad de 35 a 53 metros (115 a 175 pies) y hay lugares de sobra para explorar. Probablemente valga la pena hacer varios buceos para ver la cocina donde aún hay ollas en la estufa y las habitaciones compartidas que todavía tienen botas juntos a las camas de modo inquietante: recordatorios inquietantes de que este no es un arrecife artificial sino una tumba.

En la barandilla de popa hay un ancla auxiliar con un zapato a su lado junto con palas de hélice de repuesto. Hay bombillas aún intactas y colocadas en portalámparas por todo el naufragio. Los buzos avanzados no deben dejar de descender a la sala de máquinas. Los tragaluces se han desplomado, exponiendo así la parte superior del motor y facilitando el ingreso. Se ha colocado una placa conmemorativa dedicada a la tripulación debajo de un tablero de indicadores. La luz brilla a través de los ojos de buey y hacen del motor de vapor de triple expansión un espectáculo impresionante. Hay incluso un banco de trabajo con un torno. Este lugar realmente lo dejará con ganas de más.


En las habitaciones de la tripulación dentro de la popa del Emperor pueden verse literas, revestimientos en las paredes y un par de botas junto a la litera izquierda.


SS America
En 1928 el buque de pasajeros America acababa de recoger a un grupo de personas en la Isla Royale, pero cinco minutos más tarde golpeó un arrecife sumergido. Todos los

La embarcación de vida a bordo atraca para pasar la noche en McCargo
Cove Campground.
pasajeros lograron subir a los botes salvavidas y en una hora el America se hundió junto a un acantilado empinado. El barco, que yace a una profundidad de 0,6 a 26 metros (2 a 85 pies), puede verse desde la superficie. Este es otro punto sumamente popular que se puede visitar dada la profundidad y su proximidad con la costa. Al ingresar al agua, los buzos pueden ver la pared de roca y la proa, que a menudo está iluminada por rayos solares. Al mirar hacia abajo se puede ver como el barco desaparece en las profundidades. A medida que se desplace a lo largo del casco pasará por el cabrestante y podrá ver una escalera si mira dentro de las habitaciones. En el interior hay camarotes intactos y muchos artefactos que yacen sobre el fondo. A medida que descienda encontrará la hélice intacta y gran parte del camarote de popa que se ha desplomado y se ha desprendido de la banda de babor del naufragio.
SS Henry Chisholm
Este carguero de madera a vapor se hundió hace casi 120 años, con un cargamento de 92.000 fanegas de cebada. Golpeó un arrecife sumergido cerca del faro Rock of Ages Lighthouse mientras se dirigía al puerto. El naufragio está entremezclado con otros buques, el Cox y el Cumberland, que golpearon el mismo arrecife. La popa del Chisholm se separó del resto del barco y yace cerca de allí. Su motor de vapor de doble expansión está en una posición perfectamente vertical a una profundidad de 36 a 46 metros (120 a 150 pies) y el eje motor y la hélice individual aún está unidos. El motor está expuesto y si mira con atención podrá ver muchos detalles grabados en la madera adyacente.


Una perspectiva amplia muestra la popa del Kamloops.


SS Kamloops

El Kamloops llevaba un cargamento variado que incluía alambrada, pasta de
dientes, caramelos Life Savers y cajones con zapatos.
Qué le sucedió al Kamloops sigue siendo un misterio. Desapareció en diciembre de 1927 con toda su tripulación. En mayo de 1928 pescadores encontraron los cuerpos de varios miembros de la tripulación que habían muerto por las inclemencias del clima. No fue hasta el año 1977 que el naufragio fue descubierto y se buceó en el por primera vez. El buque yace a 82 metros (270 pies) sobre su lado de estribor. Su cargamento puede verse en las bodegas: hay alambrada así como también cajones con zapatos y pasta de dientes, pero el cargamento más interesante son las cajas de madera de caramelos Life Savers. En la popa se puede ver el hermoso timón junto con la bitácora, el telégrafo y la hélice. Hay escombros, mercancías y un solo bote salvavidas desparramados sobre el fondo, Una de las partes más sombrías del buque es la sala de máquinas, donde descansan los restos de un miembro de la tripulación, eternamente en servicio.

Bucear en estos naufragios y luego regresar a las hermosas islas, acantilados y costas da vida a las historias. Cuando llegan la niebla espesa y las tormentas y se es testigo de la ira del Lago Superior, no se puede evitar sentir un gran respeto por los marinos que navegaron estas aguas sin la tecnología que tenemos hoy. Los naufragios del Lago Superior son realmente superiores y verlos en su excelente estado de conservación es como regresar al pasado o flotar por un museo submarino de los Grandes Lagos.
Cómo bucear en este lugar
Cómo llegar: en la actualidad un operador de buceo, Isle Royale Charters, lleva a cabo viajes de cinco días a la isla en embarcaciones de vida a bordo. El barco sale de Grand Portage, Minnesota, y normalmente tarda unas pocas horas en llegar a la isla.





Condiciones: la temporada de buceo abarca de junio a septiembre, cuando el agua es lo suficientemente cálida como para bucear. Las temperaturas del agua pueden variar entre 1,6°C (35°F) en junio y 13°C (55°F) en agosto. Las temperaturas del aire pueden ser de 10°C (50°F) a 24°C (75°F), por lo que deberá llevar una variedad de prendas de vestir. Se recomienda utilizar un traje seco y guantes o un traje de neopreno de 7 mm con guantes y una capucha gruesa durante todo el año. La visibilidad comúnmente es de 12 a 18 metros (40 a 60 pies) y la corriente es mínima o inexistente.

En la superficie: el parque nacional está bien mantenido y tiene kilómetros de rutas de senderismo cubiertas de frambuesas y flores. Se puede ver vida silvestre como por ejemplo alces, zorros y águilas calvas. Los senderos conducen a pueblos pesqueros abandonados, faros y vistas panorámicas a lo largo del Lago Superior. En el parque está permitido hacer canotaje y pescar.

© Alert Diver — 1er Trimestre 2018