Ocean Views 2014: el poder de las imágenes






Evaluar a los participantes del concurso de fotografía Ocean Views tomo horas. No fue por un tema de indecisión sino por las extraordinarias imágenes que cautivan la atención de las personas o las hacen retroceder y volver a mirar. La experiencia fue como leer un atlas visual mundial del mar. La variedad geográfica de las imágenes que participaron en el concurso es asombrosa. Los lugares que alguna vez fueron difíciles de capturar ahora son destinos convencionales que atraen a fotógrafos curiosos y ambiciosos con un apetito por mejorar sus colecciones de obras. Los lugares realmente remotos y "de tierras desiertas" ya no son dominio exclusivo de los profesionales experimentados que cuentan con el presupuesto de una revista que los respalda. Si puede encontrar un lugar en el mapa, puede llegar allí, fotografiarlo y traer de regreso una serie de imágenes que estimulen el lado creativo de otras personas para llegar más lejos, experimentar, explorar y crear.

La captura de imágenes bajo el agua supera los límites en casi todas las publicaciones que miro. No existe un solo fotógrafo experto o superior ni un fotógrafo superhéroe que acierte cada toma que obtiene. No me gustan las palabras "mejor" "máximo" y "leyenda", que de alguna manera se aplican a los fotógrafos cuando han estado en el negocio de la fotografía lo suficiente como para ganarse alguna clase de título. Al mirar las fotos del concurso veo imágenes que podrían aparecer en una portada, ser emblemáticas y tener el poder de crear un cambio. Todos nos sumergimos y nadamos con nuestras cámaras, y hacemos uso de la curiosidad, la pasión, la ambición, el talento y la tecnología. El concurso de fotografía Ocean Views es una colección de pasión y ambición que se traduce en una obra artística que puede alucinarlo. Me gusta mirar las imágenes que tienen el poder de generar en mí un deseo de viajar a ese lugar, imágenes que pueden motivarme. Varias imágenes de este concurso me motivaron, atrajeron mi atención y me llevaron a hacer preguntas. Eso es lo que las buenas imágenes pueden lograr.

En cada categoría veo una combinación de talento y tecnología en el trabajo. Veo tomas instantáneas que podrían ser portadas de una revista. Puedo ver entornos que no tendrían un buen resultado en película de 400 ISO y que cobran vida y son electrizantes en la fotografía digital. La tecnología de sensores ha transformado a los nuevos fotógrafos en buenos fotógrafos y a los buenos fotógrafos en excelentes fotógrafos Históricamente en un típico trabajo de National Geographic solía usar 500 rollos de película, ocho cajas estancas, ocho cámaras, 16 lentes diferentes y una serie de equipos de respaldo. Las tarifas de exceso de equipaje eran espeluznantes. Usaba todas las cámaras en el agua y tomaba un máximo de 288 imágenes en total. No veía las películas durante tres meses. Ahora puedo ver las imágenes en un milisegundo y tomar decisiones con respecto a ellas. Hoy en día aprendemos de nuestros errores instantáneamente, no sólo a partir de nuestros triunfos de una sola imagen. La respuesta inmediata ha cambiado el juego para todos. Las exigencias son mayores gracias a los avances tecnológicos, pero la verdadera creatividad aún depende de la inteligencia y la mirada de la persona.

Nuestro coeficiente intelectual fotográfico se ha multiplicado por cinco en una década; las imágenes son más sólidas, transmiten más y son más sofisticadas. Una imagen tiene aproximadamente dos segundos para atraer la atención de un espectador, pero debe tener más que un sujeto fuerte. Debe tener la perspicacia ilusoria del arte. Al igual que la música, las imágenes son un idioma universal que todos podemos comprender. Tienen el poder de honrar, humillar y hasta convencer a los escépticos, y tienen la capacidad de crear un cambio.

Nunca dejen de capturar imágenes,
David Doubilet

Galería de ganadores de Ocean Views 2014
Galería adicional de Ocean Views 2014