Concurso Ocean Views 2013

Una cápsula de tiempo de excelencia




A medida que revisaba la gran cantidad de trabajo enviado para el concurso de fotografía Ocean Views (Paisajes del océano) de este año, quedé impresionado. Las imágenes eran deslumbrantes y diversas. Había fotografías de organismos unicelulares, comportamientos sorpresivos, los peces y mamíferos más grandes del planeta, animales extraños y fotografías aéreas que rozan lo abstracto. Los fotógrafos exploraron las aguas de cada parte de la Tierra, desde los inmaculados arrecifes del Pacífico tropical hasta las aguas heladas de las regiones ártica y antártica.

La colección de fotografías enviadas plasma el perfecto conjunto de imágenes del océano; es un trabajo sin par que no puede ser igualado por el trabajo de un solo fotógrafo y sólo ha sido posible gracias a los esfuerzos de miles de inspirados amantes del océano que han dedicado millones de horas de trabajo. Las mejoras en la tecnología de las computadoras y las cámaras han sido increíbles elementos facilitadores, lo que ha permitido a los fotógrafos capturar diversos sujetos y comportamientos, algo que una década atrás habría sido casi imposible. Nos encontramos directamente en el medio de un renacimiento de la fotografía de vida salvaje impulsado por una combinación de extraordinaria tecnología disponible en cámaras accesibles y la ingenuidad de los fotógrafos profesionales y entusiastas actuales.

Los grandes fotógrafos son fabulosos independientemente de la cámara que utilicen. Tienen habilidades que les permiten destacarse como creadores de imágenes: especialización profunda, grandes conocimientos de la materia como resultado de años de experiencia, paciencia casi infinita y una determinación que los lleva a intentar conseguir la imagen perfecta de forma obsesiva.

Si bien la experiencia es el aspecto más importante, la tecnología también tiene un rol primordial en la fotografía actual. La nueva tecnología ofrece nuevas técnicas que permiten a los fotógrafos crear nuevos tipos de imágenes. Cuando inicié mi carrera como fotógrafo submarino, las cámaras digitales no eran algo que los profesionales se tomaran en serio. Hoy en día, estas cámaras son el estándar. Durante un solo buceo, un fotógrafo puede tomar la misma cantidad de imágenes que un fotógrafo productivo podría haber tomado en un mes durante la época de las cámaras con película. La revisión instantánea permite que haya un ciclo de retroalimentación que mejora drásticamente el proceso de aprendizaje.

En la actualidad, las cámaras ofrecen adelantos tales como la estabilización de imagen en el sensor y un increíble rendimiento en condiciones de poca luz. Los fabricantes de cajas estancas submarinas están realizando ajustes en la ergonomía, y la iluminación continua se ha reemplazado casi exclusivamente por luces LED. La curva de crecimiento exponencial del rendimiento de la iluminación es igual a aquella de las computadoras de uso doméstico. Las frecuencias de cuadro de la fotografía se están abriendo paso en el territorio del video, y los fotógrafos están experimentando con filtros, fotografía a intervalos y perspectivas inusuales (por ejemplo, lentes de retransmisión para macro gran angular). La fotografía computacional es algo que está cada vez más cerca, y nos ofrece potentes capacidades de corrección de objetivos y de aberraciones, alto rango dinámico (HDR, por sus siglas en inglés) en tiempo real, captura inteligente de imágenes múltiples e incluso funciones totalmente extravagantes como por ejemplo la captura de imágenes de campo de luz, lo que permite realizar cambios de perspectiva y ajustar el enfoque de imágenes después de tomarlas.

Los fotógrafos se están perfeccionando mucho en lo que se refiere a la documentación del océano y sus habitantes en un momento particularmente crucial. Es difícil exagerar las amenazas que representan la acidificación del océano, los cambios climáticos y la pesca excesiva. Cuando hablo con fotógrafos experimentados que son mucho mayores que yo, describen con gran nostalgia cómo era el océano en sus épocas de juventud. Desgraciadamente, nadie podrá a volver a disfrutar de esos océanos, e incluso las mejores fotografías que se obtuvieron durante esa era no pueden comunicarlo de manera satisfactoria.

Una de las fuerzas motrices de mi propia fotografía es el deseo de documentar lo que veo en el océano hoy para que mis descendientes tengan una idea de cómo era. Los concursos como Ocean Views engloban la belleza del océano en un momento en particular, y crean una cápsula de tiempo de excelencia que permitirá a generaciones futuras ver lo que nos impulsaba a pasar el mayor tiempo posible dentro del entorno acuático y en sus alrededores.

— Eric Cheng, editor y fundador de Wetpixel.com;
director de fotografía de Lytro Inc.

Ocean Views 2013 galería de los ganadores
Ocean Views 2013 galería especial


© Alert Diver — 2do Trimestre 2013