Ocean Views 2016: cambiar el mundo




Brian Skerry
Con la llegada de la fotografía, la humanidad ha registrado casi todos los sucesos históricos importantes a través de imágenes fijas. Cuando pensamos en la Guerra Civil, el asesinato de Kennedy o el aterrizaje en la luna, visualizamos fotografías. Esta es la forma en que funciona el cerebro humano; incluso cuando pensamos en películas o videos, en nuestra mente vemos imágenes fijas individuales.

Los humanos son criaturas visuales. Decenas de miles de años atrás las personas pintaban imágenes en paredes de cuevas para registrar las cosas que presenciaban en sus vidas y aquello que les importaba. Pero la fotografía captura un momento, una escena breve y momentánea que de otro modo se desvanecería en un instante. Y la imagen que queda contiene gran poder. Las imágenes tienen la capacidad de educar, entretener, motivar e inspirar. A partir de una única imagen fija podemos evocar emociones. Con una sola fotografía podemos cambiar el mundo.

Desde el inicio, la fotografía se ha utilizado para honrar el mundo natural. Los fotógrafos que trabajan en lugares lejanos y exóticos o en sus patios traseros comparten imágenes en una celebración colectiva de nuestro planeta. Nos muestran cosas que nunca hemos visto y nos inspiran a ver las cosas familiares de nuevas maneras. Este año, 2016, se celebra el centenario del Servicio de Parques Nacionales (National Park Service), cuidadores y protectores de los parques nacionales de los Estados Unidos. Los parques nacionales, denominados la "mejor idea de América", fueron creados en gran parte porque un fotógrafo llamado William Henry Jackson se unió al Estudio Geológico Hayden (Hayden Geological Survey) al oeste de América en 1871 y regresó con imágenes impresionantes de lugares que muchas personas creían que sólo eran mitos. Cuando en el Congreso vieron las imágenes, tomaron medidas y crearon el Parque Nacional de Yellowstone (Yellowstone National Park) en marzo de 1872.

Si bien vivimos en un planeta de agua, la mayor parte de los miembros de la población no son buzos. Por lo tanto, la fotografía tiene un rol fundamental a la hora de compartir lo que como buzos sabemos: los océanos de la Tierra son grandiosos y deben ser protegidos. Las imágenes que producimos son prueba de que este asombroso mundo existe. Aunque muy pocas personas podrán experimentarlo personalmente, todo lo que se encuentra bajo las olas es de suma importancia para aquellos que viven en tierra.

Como fotógrafos submarinos, somos exploradores y embajadores. Viajamos a lugares con una cámara en la mano y regresamos con imágenes que ayudan a instruir a las personas. Los fotógrafos submarinos revelan un inframundo para celebrar a tiburones, camarones, delfines, peces Damisela y mucho más. Los fotógrafos submarinos hablan por aquellos que no tienen voz y por los lugares que pueden parecer míticos.

Los fotógrafos y sus cámaras tienen frente a ellos una paleta ilimitada con la que pueden crear. A través de la fotografía comparten las cosas que son importantes para ellos, aquello que los apasiona. Y la pasión es contagiosa. La mayoría de nosotros comienza a crear imágenes únicamente para nuestro propio placer, pero inevitablemente las imágenes llegan a otras personas y provocan cambios. Nuestros amigos, familiares y colegas son instruidos, entretenidos, motivados e inspirados. Y con ello, cambiamos el mundo.
Vea las galerías del concurso
Galería de ganadores de Ocean Views 2016

Vea más de las impresionantes imágenes del concurso de fotografía Ocean Views en estas galerías en línea complementarias:

Galería complementaria 1 de Ocean Views 2016

Galería complementaria 2 de Ocean Views 2016

Galería complementaria 3 de Ocean Views 2016

© Alert Diver — 2do Trimestre 2016