El extremo del boomerang

El norte de Nueva Gales del Sur


North Solitary Island posee una variedad única de especies de aguas tanto templadas como cálidas.

Cuando le cuente a un buzo que viajará a Australia, casi con toda certeza le preguntará acerca de la Gran Barrera de Coral. Es posible que algunos buzos fanáticos se pregunten si se dirige al sur de Australia o a Tasmania. Pero más allá de esos puntos, este enorme país es un misterio del turismo de buceo para muchos norteamericanos. Pero difícilmente se nos puede culpar a nosotros; resulta bastante fácil distraerse con la estructura viva más grande del planeta situada hacia el norte y los tiburones blancos y dragones marinos que se encuentran hacia el sur.

Naturalmente, los lugareños saben mucho más y es por eso que muchos de sus destinos de buceo favoritos en el interior del país van más allá de lo conocido. El conocimiento local fue lo que dirigió nuestra atención por primera vez hacia los detalles de la "Costa boomerang", la extensión de costa curva y poblada que se extiende desde Brisbane hasta Adelaida. A lo largo de esta costa hay un sinnúmero de puntos de buceo famosos, lo que incluye varios lugares que son parte de las listas australianas de los 10 mejores años tras año. Una exploración completa de la región tomaría meses, por lo que nos limitamos a una extensión de 563 km (350 millas) del norte de Nueva Gales del Sur. Esta área, donde se produce el encuentro de aguas cálidas y frías y la variedad de vida marina se parece a una lista de deseos, merece nuestra atención especial.
A la espera de tiburones zombis
La somnolienta ciudad de South West Rocks es conocida por un único, pero espectacular, punto de buceo: Fish Rock, un islote sencillo y de baja altitud rodeado

Un tiburón toro patrulla Fish Rock... lentamente.
por pináculos y salientes submarinas, cuya mayoría tiene una profundidad inferior a los 30 metros (100 pies). El islote en sí es una destacada atracción submarina, ya que allí hay una cueva de 122 metros (400 pies) de largo que lo atraviesa por el centro. Este lugar es un hábitat crítico para los tiburones toro, y no sólo uno o dos, sino cientos de estas criaturas amenazadas pululan por la roca y ocupan el extremo poco profundo de la cueva.

Concretamente, de todos modos por lo general se desplazan por estos lugares. El agua había estado excepcionalmente cálida (26°C [79°F] cuando llegamos nosotros) y por primera vez en más de una década los tiburones toro habían desaparecido del área por completo, sin que se registraran avistamientos de ellos durante dos semanas. Informes de un solo tiburón la mañana anterior habían dado lugar a un ambiente de cauteloso optimismo. Nuestro guía de buceo nos informó sobre su comportamiento: los tiburones toro tienen una apariencia desconcertante y con dientes irregulares, pero debido a que gastan muy poca energía durante las horas diurnas, su movimiento es perezoso. Los movimientos rápidos, las burbujas y la luz brillante pueden sobresaltarlos. Consideramos estos consejos e ideamos un plan astuto: cuando nos encontráramos con un tiburón, nos quedaríamos completamente inmóviles, con las luces apagadas, e intentaríamos no exhalar. Esto parecía algo sencillo.


Una tortuga boba se desplaza en círculos en Fish Rock.

No pudimos probar nuestra estrategia enseguida ya que esa primera mañana los tiburones estuvieron ausentes. Sin embargo, Fish Rock es considerado uno de los mejores puntos de buceo de Australia y esto no es por nada: tiburones alfombra teselados y tiburones alfombra manchados estaban amontonados sobre crestas y rompientes y casi ocultos por remolinos de relucientes y angulares barrenderos (Pempheris multiradiata). Enormes peces obispo pasaban cerca a intervalos regulares, al igual que tortugas (varias verdes así como también una obstinada tortuga verde veterana que prácticamente nos quitó de su camino de un empujón). Vimos un escuadrón de rayas jaspeadas y nadamos a través de una espectacular cueva donde había más tiburones alfombra teselados y peces obispo, varios bacalaos negros grandes y dos encantadoras bailarinas españolas. ¿No había tiburones? Ningún problema. Pero cuando descendíamos con optimismo para nuestro buceo de la tarde, nos topamos con una corriente de agua fría que no había estado presente más temprano y nuestro guía comenzó a hacer señas de inmediato en dirección a un bulto largo y esbelto que se asomaba entre las salientes. Tras una observación profunda descubrimos que el bulto se movía (aunque casi de manera imperceptible) y que tenía la boca llena de dientes afilados, ambos rasgos identificativos de un tiburón toro. Había otro que podía verse a la distancia, por lo que nos lanzamos al canal entre las salientes para poner en práctica nuestro plan. Me sujeté a una roca e intenté permanecer inmóvil. Dos reflexiones ocupaban mi mente mientras esperaba que el tiburón se acercara (Dios sabe que tenía tiempo suficiente): primero, exhalación limitada significa inhalación limitada, y segundo, un mejor nombre para estas criaturas rezagadas es "tiburones zombis".

Durante los dos días siguientes, hubo un descenso de la temperatura a una profundidad superior a los 9 metros (30 pies), lo que dio lugar a despiadadas termoclinas de más de -12°C (10°F). Fuimos atraídos por el agua cálida y cristalina de la superficie que se transformó en agua terriblemente fría y turbia a profundidad. Nos aguantamos. Esta agua gélida y rica en nutrientes resultaba frustrante para los fotógrafos, pero era una feliz noticia para los tiburones zombis. En un intento por parecer polifacéticos, volvimos a visitar animosamente a los tiburones alfombra teselados y cruzamos la cueva, pero los tiburones toro eran nuestro verdadero objeto de devoción. Para nuestro último día de buceo, su número finalmente estaba aumentando y, mientras guardábamos nuestro equipo en el auto cabizbajos, le prometimos a nuestro guía de buceo que regresaríamos pronto.
Una vorágine de mantas
Al llegar vimos que la embarcación de buceo era lanzada al otro lado de la playa, más específicamente una playa cubierta de kelp. Miré al capitán. "¿Usted dice que el agua es cálida?"

"Sí",

Corales blandos adornan las rocas en Mackerel Run, un punto de buceo en
el extremo de North Solitary Island.
respondió. Vio como yo inspeccionaba cautelosamente el kelp y dijo: "el agua cerca de la playa es más fría, pero no a la altura de las islas; se encuentran justo en la Corriente de Australia Oriental".

Ese parecía un diferencial de temperatura considerable, pero esto es por lo que este lugar es conocido. La corriente más fría hacia la costa proviene del entorno templado de Tasmania, mientras que la Corriente de Australia Oriental transporta agua cálida desde el mar del Coral y la Gran Barrera de Coral. Ambas corrientes chocan en Solitary Islands, lo que produce un entorno único con características y vida marina de ambas regiones, motivo por el que este parque marino está tan intensamente protegido.

En efecto, a 39 km (24 millas) de la costa el agua es tan cálida y azul como cualquier destino tropical emblemático, sin un solo rastro de kelp a la vista. Las condiciones nos impidieron atracar en North West Rocks (la ubicación del legendario punto de buceo Fish Soup), pero pudimos amarrar en el extremo norte de North Solitary Island para explorar el igualmente famoso Anemone Bay, un arrecife inclinado y lleno de rocas con una profundidad máxima de 24 metros (80 pies). Dos grandes peces guitarra estaban patrullando el área, por lo que pasé la mayor parte del buceo esperando tener un encuentro cara a cara (o mejor aún, cámara a cara) con una de estas extrañas rayas con aspecto de tiburón. Cuando finalmente decidí abandonar dicho propósito, comencé a realmente apreciar la belleza de los invertebrados homónimos de este lugar. Anémonas superpuestas alfombraban el lecho marino y formaban un verdadero campo de viviendas producidas masivamente para los extremadamente prósperos peces payaso locales.


Un banco de barrenderos (Pempheris multiradiata) se arremolina sobre un tiburón alfombra teselado que descansa en Fish Rock.

Mackerel Run, una estructura rocosa cubierta de coral blando situada cerca de allí que se adentra en el mar abierto, no es menos impactante. La profundidad media (23 metros [75 pies]) es lo suficientemente suave, pero al apartarse del lugar la corriente es intensa. Di un vistazo al lugar, sabiendo que en un día cualquiera este punto probablemente da testimonio de como hordas de increíble fauna marina se desplazan por allí. Apenas vino ese pensamiento a mi mente, una enorme raya jaspeada pasó a toda velocidad, seguida rápidamente por un banco de barracudas, otra raya jaspeada y un gigantesco bacalao negro. Elbow Cave, situado en el lado protegido de la isla, despertó mi interés en cuanto vi a un tiburón alfombra teselado que nadaba libremente. ¡Tiburones alfombra teselados! Me había olvidado por completo de admirar a los tiburones alfombra teselados de esta área, y estas criaturas contaminaban completamente el lugar (aunque en la mayoría de los casos sólo podía ver sus colas que se asomaban debajo de las salientes). Afortunadamente, en la cueva homónima que se encuentra en este lugar, una gruta recubierta de esponjas repleta de barrenderos (Pempheris multiradiata), había un tiburón alfombra teselado orientado hacia adelante que me miraba malhumorado mientras yo lo fotografiaba.

A la mañana siguiente el barco se dirigió a Northwest Solitary Island, una pequeña extensión de tierra situada a sólo 29 km (18 millas) de tierra firme. Atracamos en una bahía poco profunda llamada Lion's Den, donde el día anterior a nuestra llegada se habían avistado mantas. En nuestro primer buceo no nos topamos con ninguna manta, sin embargo, no cabe duda de que fue una experiencia hermosa. El lugar tiene con facilidad una profundidad de 12 metros (40 pies) y había una gran cantidad de corales duros y blandos, ajetreados bancos de barrenderos (Pempheris multiradiata) y peces mariposa y algunas tortugas verdes verdaderamente bellas. Aun así, y sé que suena petulante, me sentí un poco defraudada: en el área sólo encontramos unos pocos tiburones toro al norte y puntos de buceo limitados por el clima. Nosotros queríamos ver algunas mantas.

Afortunadamente, el universo estaba de acuerdo. Estábamos a mitad de nuestro segundo buceo cuando apareció la primera manta; poco después, habíamos visto a cinco diferentes. Las tres horas siguientes fueron un total alboroto. Había una manta (o dos o tres) a la vista en cada momento. Pronto las habíamos memorizado por tamaño y coloración, y ya habíamos elegido a nuestra favorita: una gran belleza melanística, con una punta alar quebrada, que me seguía por todos lados como un cachorro. Hicimos buen uso de todo el aire extra que había en la bodega y sólo dimos por terminado el día cuando el sol estaba bajo y tras haber vaciado cada tanque que había abordo. El barco emprendió el regreso a tierra firme y nosotros miramos con nostalgia como Lion's Den desaparecía en el horizonte.


Durante el verano austral, las mantas a veces se congregan en Northwest Solitary Island.


Cómo obtuvo sus manchas la cebra
Nuestro guía me miró duramente mientras nos desplazábamos, como en la película The Perfect Storm, a través del oleaje. "Me alegra que no discutas conmigo sobre si son tiburones leopardo o tiburones cebra. Todos aquí los llaman tiburones leopardo".

Desestimé un fuerte deseo de hablar sobre los "otros" tiburones leopardo, los que habitan las aguas cerca de nuestro estado natal de California. Lo cierto es que estábamos allí para ver (mis disculpas a nuestro guía) tiburones cebra. Aparte del hecho de que los tiburones leopardo son los que tienen más aspecto de tiburón según los estereotipos mientras que la cara de los tiburones cebra se asemeja a la del Pillsbury Doughboy, es sencillo ver cómo podría surgir un malentendido: los verdaderos tiburones leopardo tienen manchas durante toda la vida y las rayas que adornan a los tiburones cebra jóvenes se desvanecen hasta convertirse en manchas a medida que los animales maduran. El resultado final es el mismo: tiburones manchados que pueden verse de forma fiable en determinados momentos del año, aunque en diferentes lugares.


Un tiburón cebra pasa por arriba en Julian Rocks Marine Reserve.

Atracamos cerca del borde este de las rocas, luego nos lanzamos a una profundidad de 9 metros (30 pies) y nos desplazamos aleteando hacia Needles, una serie de salientes, rocas y canales de arena. Cuando llegamos a lo que parecía ser el epicentro de la acción de tiburones, nos acomodamos detrás de una roca, con la esperanza de que nuestro plan para ver tiburones toro tuviera la misma eficacia aquí (y bastante agradecidos de que los tiburones cebra nadaran a un ritmo comparativamente más rápido). Al poco tiempo, había tiburones cebra nadando por encima nuestro a intervalos regulares.


Un pulpo caza bulliciosamente su próxima comida en Julian Rocks
Marine Reserve.
Poco después otras criaturas marinas también pasaban junto a nosotros, incluso diversas rayas, pulpos que cazaban y aguas vivas, estas últimas ocasionalmente perseguidas por alguna tortuga hambrienta. Entre las caras caricaturescas de los tiburones cebra y el movimiento casi constante para presionar el disparador de la cámara, todo ese montaje generaba una cierta atmósfera de video juego: tiburón cebra, tiburón cebra, bonificación de raya jaspeada, tiburón cebra, tiburón cebra, triple bonificación de tortuga boba. Este es el deleite de un fotógrafo perezoso y facultado: los tiburones cebra parecían operar en un circuito, por lo que casi no era necesario moverse salvo para apenas ajustar el ángulo de captura. Cuando regresamos a bordo de la embarcación, supimos que otro barco había llamado para informarnos sobre una manta que había sido avistada del otro lado de las rocas. Nos miramos y sonreímos de manera desinteresada. (¿UNA manta? ¿Y tendríamos que movernos?)

No dejo de pensar en lo ridícula que fue nuestra reacción. En sólo dos semanas nos habíamos vuelto tan malcriados que la idea de ver una sola manta era mediocre, menos de una docena de tiburones zombis por buceo era verdaderamente insuficiente, olvidé apreciar los tiburones alfombra teselados y comparé docenas de tiburones cebra con un juego de Space Invaders. La costa boomerang (Boomerang Coast) merece su nombre por varios motivos; uno de ellos es que mi regreso está absolutamente garantizado. Y la próxima vez, sin importar cuánto me consienta Nueva Gales del Sur, me aseguraré de fotografiar a todos los tiburones alfombra teselados que vea.
Cómo bucear en este lugar
Cómo llegar: hay muchas líneas aéreas internacionales que vuelan a Brisbane y Sídney, y hay conexiones locales disponibles a Coffs Harbor (adyacente al parque marino Solitary Islands Marine Park). Desde Brisbane o Sídney, el viaje por carretera a South West Rocks puede tomar seis horas. Muchos visitantes (incluso ciudadanos de los Estados Unidos) necesitarán una visa de corta duración o una autorización electrónica de viaje (Electronic Travel Authorization, ETA) para visitar Australia. Visite australia.gov.au obtener más detalles.





Estaciones, exposición protegida y vida marina: las temperaturas del agua fluctúan enormemente con las estaciones en esta parte de Nueva Gales del Sur, con bajas temperaturas en el invierno austral (mayo a agosto) que descienden hasta los 15°C (60°F) y las temperaturas del final del verano que alcanzan los 26°C (79°F); un traje de neopreno de 5mm es adecuado en el verano, pero un traje de neopreno de 7mm con capucha es una mejor opción durante el invierno. Debido a las amplias diferencias en las temperaturas del agua, la vida marina también varía según la estación. Los buzos que visitan el lugar durante los meses del invierno austral tienen una mayor probabilidad de interactuar con tiburones toro así como también con sepias gigantes en todos los puntos. Los meses de verano pueden ofrecer avistamientos de mantarrayas y tiburones cebra. Los tiburones alfombra teselados, los bacalaos negros y muchos tipos de rayas pueden verse durante todo el año. Las aguas que rodean Fish Rock (que pueden tener termoclinas frías todo el año) son un buen lugar para ver tiburones toro independientemente de la estación. (Nota: nuestra visita fue en marzo).

Nivel de habilidades y condiciones: los puntos de buceo en esta área pueden variar ampliamente en lo que respecta a profundidad, corriente y oleaje, por lo que debe asegurarse de informar al operador de buceo acerca de su nivel de habilidades para garantizar que sus buceos sean placenteros. Las cámaras hiperbáricas más cercanas se encuentran en Sídney y Brisbane.


© Alert Diver — 4to Trimestre 2016