Mójate, Bucea Seco

Entendiendo la tecnología de trajes secos



Desde hace ya varios años el traje seco ha sido la indumentaria estándar para muchos buzos técnicos, fotógrafos submarinos, instructores y otros profesionales que pasan bastante tiempo en el agua. Por ende, no sorprende que con el aumento de tiempo de buceo que ofrece el uso de nitrox y los cilindros de mayor capacidad, así como un mayor conocimiento de las opciones disponibles que también buzos recreacionales estén optando por bucear en trajes secos, incluso en aguas relativamente templadas.

LO BASICO
Los trajes secos se fundamentan en la idea de una prenda inflable hermética que crea una capa seca alrededor del cuerpo del buzo combinada con ropa de abrigo interior aislante.


Este sistema, inventado por el ingeniero Inglés Augustus Siebe en 1837, limita la pérdida de calor, que es 25 veces mayor en el agua que en la tierra. Los beneficios aislantes del sistema son especialmente útiles a mayor profundidad, donde la compresión de los pequeños bolcillos de aire de los trajes húmedos de neopreno (wetsuits) disminuye su capacidad aislante. Los trajes secos son fáciles de adaptar a una gran variedad de temperaturas de agua; todo lo que se tiene que hacer es escoger ropa de abrigo apropiada para la temperatura del agua y el nivel de actividad física anticipada.

Otro beneficio de los trajes secos es que facilitan mantener la flotabilidad neutra a lo largo de la columna de agua. El buzo pude añadir gas a su traje usando un hinchador manual y el gas excedente se libera a través de una válvula ubicada en la parte superior del traje. Un traje seco nunca debe usarse como dispositivo de flotabilidad en reemplazo del dispositivo de control de flotabilidad (BCD); los buzos deben agregar el mínimo gas necesario para evitar que el traje los presione y asegurarse de liberar el exceso de gas durante el ascenso. Comparado con los trajes húmedos, por lo general un traje seco requiere más lastre para sumergir, dependiendo del tipo de ropa de abrigo usada. Como otras tecnologías del buceo los trajes secos requieren entrenamiento y práctica. La mayoría de las agencias de entrenamiento ofrecen un curso en trajes secos.

TRAJES LAMINADOS
En términos generales existen dos tipos de trajes secos: los trajes laminados (también conocidos como trajes de membrana) y los de neopreno.


Los trajes laminados consisten en una o más láminas de material duradero como el nylon cubierto de poliuretano, goma vulcanizada o neopreno comprimido (neopreno sin células de aire). Los trajes trilaminados son una opción popular y consisten en tres láminas de material, por ejemplo, una lámina de butyl entre dos de nylon (polyester) encoladas para formar una barrera a prueba de agua duradera.

Los trajes laminados, particularmente los trilaminados, tienden a ser ligeros y flexibles y por ende pueden ser usados todo el día sin agotar al buzo físicamente. Son más fáciles de poner que los trajes de neopreno y se secan más rápidamente. Adicionalmente, ya que el trilaminado mismo no ofrece casi protección térmica son ideales para bucear en una diversas temperaturas de agua que van des casi cero hasta 21 o 24 grados centígrados dependiendo de la de abrigo que vista el buzo.

TRAJES DE NEOPRENO
Estos trajes son hechos del mismo material que los trajes húmedos, excepto que excluyen el agua.


Por lo general están cortados con menos holgura para hacerlos más hidrodinámicos. Debido a que el calor proviene principalmente del neopreno, estos trajes requieren menos ropa de abrigo o ropa más ligera. Esto también significa que es mejor utilizarlos en aguas más frías. Requieren más lastre que los trajes laminados y, al igual que los trajes húmedos, ofrecen menos aislamiento térmico a mayor profundidad. Muchos buzos comerciales que tienden a trabajar en profundidades fijas prefieren estos trajes porque pueden aguantar bastante maltrato. También se utilizan en programas específicos como entrenamiento en buceo recreacional y en la espeleología cuando hay que pasar sifones en la cueva. Por lo general son menos costosos que los trajes laminados, haciéndolos una opción atractiva para aquellos que están comenzando a bucear en traje seco.

SELECCIONANDO LA ALTERNATIVA APROPIADA
Los trajes secos pueden durar mucho tiempo debido a que normalmente están hechos de materiales resistentes y son holgados (lo que significa menos estiramiento y tensión del material). Vienen en una variedad de estilos incluyendo de cremallera frontal (para poder ponérselo y quitárselo uno mismo), torso telescópico y cremallera dorsal.


La tendencia hoy en día es hacia trajes de cremallera frontal los cuales permiten mayor rango de movimiento aunque muchos buzos todavía aprecian la ayuda que ofrece un compañero de buceo a la hora de ponerse el traje.

Los mangos estancos en el cuello y muñecas vienen en dos variedades: látex o neopreno. El látex se puede estirar hasta 400%, generalmente ofrece un mejor sello y es más fácil de poner y quitar. Al mismo tiempo requiere un manejo más cuidadoso, tiene una expectativa de vida menor y debe ser reemplazado cuando se desgasta. Los sellos de neopreno, los cuales usualmente tienen un forro de Lycra, sólo se estiran alrededor de 100% y son más difíciles de poner y quitar. No obstante, duran mucho más y puedan aguantar más abuso. El látex parece ser la opción preferida para la mayoría de los buzos técnicos. Una de las más recientes innovaciones en los trajes secos son los "zip seals" patentados por Diving Unlimited International (DUI) los cuales se instalan con un broche en vez de pega, lo cual permite reemplazarlos en el campo si es necesario.

Una característica opcional agradable para el buceo en aguas frías es una telilla abrigada en el cuello, y algunos buzos usan una bufanda de seda por debajo. Otra opción para aguas realmente frías son guantes secos, los cuales se pueden usar a cambio de una pequeña disminución de destreza en las manos. Un consejo: tener manos tibias y secas es muy agradable. Otras características adicionales a considerar son los bolsillos de muslo (con solapas de velcro y cuerda elástica interna para asegurar objetos) y rodilleras.

Si tiene planificado mantenerse hidratado, lo cual es crítico para el buceo seguro, necesitará aliviarse con el traje seco. Si no le gusta usar pañales, el sistema P-valve consiste en una válvula instalada en el traje cerca de la parte interna del muslo y pegada a un tubo de goma. Los hombres pegan el tubo a un catéter profiláctico y están listos para ir. Las mujeres usan una copa autoadhesiva, conocida como She-P valve.

La ropa de abrigo apropiada típicamente está hecha de materiales sintéticos como el Polartec o Thinsulate. Esté seguro de seleccionar ropa de abrigo diseñada para la temperatura de agua en la que va a bucear. Frecuentemente lo mejor es usar varias capas de ropa. También considere usar materiales que mantienen sus propiedades térmicas cuando estén mojados por si acaso su traje se inunda o sufre una gotera seria. Los trajes secos rara vez son 100% impermeables. A pesar de los materiales modernos y diseños avanzados los trajes secos pueden gotear y la humedad y transpiración pueden acumularse. A veces mojarse significa mojarse. No obstante, a la final, los beneficios térmicos de los trajes secos no tienen comparación. Si está intentando extender su inmersión o su temporada de buceo, buceando seco puede ser la mejor opción.

© Alert Diver — 1er Trimestre 2012