Lo último en el buceo


Con una monoaleta, la buceadora en apnea Katie Kosterman practica sus giros en el plato durante la competencia Deja Blue 8 en las Islas Caimán.


Háganse a un lado, amantes de la tecnología. Su hegemonía en la vanguardia en el buceo ha llegado a su fin. De acuerdo con Nick Fazah, el director de capacitación de buceo en apnea de 32 años de edad de Scuba Schools International (SSI), muchos consideran la revolución tecnológica que comenzó con la aparición del buceo deportivo con mezclas de gases hace más de 25 años "el tipo de buceo que tus padres y abuelos realizan durante sus vacaciones". Esta es una afirmación dura. Ese no es exactamente el tipo de promoción que entusiasmaría a una persona de veintitantos.

Mientras tanto, el primo vanguardista del buceo técnico, el buceo en apnea está redefiniendo los límites de los buzos en apnea y en el proceso plantea nuevas preguntas sin respuesta sobre la fisiología del buceo.

Los buzos en apnea de la actualidad desafían (o hasta superan) los límites de profundidad del buceo técnico, a veces a pocos años o incluso meses de iniciar su capacitación, y las nuevas técnicas y tecnologías adaptadas como el Aire Enriquecido Nitrox prometen traspasar los límites aún más. "No hay datos de referencia, lo que convierte al buceo en apnea en una especie de lejano oeste", advirtió Drew Richardson, CEO de Professional Association of Diving Instructors (PADI). "Definitivamente es lo último en el buceo".

El buceo en apnea ha estado ganando impulso silenciosamente a través del trabajo pionero de organizaciones como Performance Freediving International (PFI), la agencia de capacitación de buceo en apnea más antigua de América del Norte, que fue fundada en el año 2000 por el ex Instructor Trainer de buceo técnico Kirk Krack. No obstante, en los últimos años PADI, SSI, la asociación de rebreathers RAID y la Asociación Nacional de Instructores Submarinos (National Association of Underwater Instructors, NAUI) han presentado programas de buceo en apnea que han ayudado a impulsar el deporte a un punto de inflexión. El resultado: actualmente, el buceo en apnea es el segmento del buceo de más rápido crecimiento y está atrayendo a un nuevo público de personas a las que les encanta el agua y les interesa la actividad física, la superación personal y la conciencia mente-cuerpo, además de la comunidad de pesca con arpón mayormente autodidacta. Aun así, la mayoría de los buzos con aire comprimido tienen muy pocos conocimientos de lo que en último término puede convertirse en la forma de buceo predominante.
Cómo canalizar nuestro mamífero marino interno
Mientras que el buceo técnico depende de la tecnología para llevarnos donde muy pocas personas han llegado, el buceo en apnea se centra en nuestra habilidad innata para el buceo. Y es así que representa una nueva frontera en la exploración submarina que consiste en redescubrir e involucrarnos en nuestra herencia genómica: nuestro mamífero marino interno.

Eso no es una exageración. La investigación realizada por Erika Schagatay, Ph.D., y colegas ha llegado a la conclusión de que los humanos comparten las adaptaciones fisiológicas encontradas en mamíferos acuáticos y semiacuáticos.1 Entre ellas se encuentran la piel desnuda, una capa de grasa subcutánea, la habilidad de compensar oídos y senos paranasales, visión submarina, locomoción efectiva, la respuesta al buceo (donde la sangre es desviada para proteger los pulmones) y una "respuesta del bazo" recientemente descubierta similar a la que puede encontrarse en las focas, que aumenta la capacidad de transporte de oxígeno de la sangre cuando se activa (y sugiere que compartimos una prehistoria acuática).

Investigaciones adicionales de Schagatay han demostrado que tan solo una semana de capacitación puede mejorar considerablemente los tiempos de apnea, la respuesta al buceo y la concentración de hemoglobina.2 Sus conclusiones no se pierden en los aficionados al buceo en apnea que consideran la capacitación como un modo de vida, tanto dentro como fuera del agua, aquietando la mente, estirándose, practicando técnicas de respiración apropiadas, realizando ejercicios de hipoxia e hipercapnia, perfeccionando su técnica y aprendiendo a escuchar a su cuerpo; todo ello hace que la capacitación de buceo en apnea se parezca más al yoga que a las carreras de Ironman. Además, sus conocimientos prácticos de la fisiología del buceo son impresionantes; son tan obsesos como cualquier buzo técnico.


El buceo en apnea es popular no sólo entre competidores sino también entre buzos que buscan conectarse con su “mamífero marino interno”.


Disciplina de buceo
La competición es un aspecto único del buceo en apnea que lleva a los apneistas a perfeccionar y probar sus habilidades con respecto a la profundidad, la distancia y el tiempo. El año pasado se realizaron 240 concursos de ese tipo bajo el auspicio de la Asociación Internacional de Desarrollo de la Apnea (International Association for the Development of Apnea, AIDA), la entidad internacional de mantenimiento de normas y registros para competencias de buceo en apnea, y sólo cuatro de ellos se hicieron en los Estados Unidos. Estos eventos son considerados celebraciones por la diáspora de apneistas, y todas las personas brindan su apoyo.

Las disciplinas del buceo en apnea incluyen el buceo profundo (descender con o sin aletas o ayudándose con un cabo), apnea dinámica (nadar en forma horizontal bajo el agua con o sin aletas) y apnea estática (apneas cronometradas en la superficie). Si bien los eventos competitivos tienden a tener una naturaleza extrema (los buzos más capacitados pueden alcanzar profundidades de 70 a 120 metros [230 a 400 pies], nadar 150 a 300 metros [500 a 1.000 pies] en sentido horizontal bajo el agua y contener la respiración de 5 a 11 minutos) un típico día de buceo en apnea puede suponer realizar 30 a 50 buceos en un bosque de kelp o en un arrecife o naufragio a profundidades de 10 a 30 metros (30 a 100 pies).
Cultura de la seguridad
Los desvanecimientos o casi desvanecimientos, aunque son poco frecuentes, son la principal inquietud en cuanto a la seguridad en el buceo en apnea: el 99 por ciento ocurre a menos de 5 metros (16 pies); el 90 por ciento sucede en la superficie y el 9 por ciento se produce entre los 5 metros (16 pies) y la superficie (en una competencia, 1 de 20 buceos puede terminar en un desvanecimiento o casi desvanecimiento, tanto en la superficie como a profundidad). En consecuencia, la regla principal del buceo en apnea es siempre bucear bajo la supervisión directa de un compañero que pueda rescatarlo.

Para un equipo de dos personas esto normalmente se lleva a cabo con "un compañero en la superficie y otro sumergido". Como una precaución adicional, los buzos utilizan lastre para lograr una flotabilidad neutra a 10 metros (33 pies) de modo tal que puedan flotar hacia la superficie en caso de desvanecerse. Cuando los protocolos se siguen, es raro que se produzcan muertes.

Los buzos de profundidad también tienen riesgo de sufrir "squeezes" o apretones en los pulmones o la tráquea, que se caracterizan por la presencia de sangre en la boca o la nariz al salir a la superficie, y estas lesiones pueden estar en aumento. "En el pasado, las personas se tomaban mucho tiempo para llegar a profundidad. Hoy en día se apresuran para alcanzar grandes profundidades en pocos meses como resultado de las maniobras de compensación "mouthfill" y de Frenzel, pero es posible que necesiten una mayor adaptación", explicó el instructor de PFI Kerry Hollowell, M.D. "De hecho, es posible que estemos excediendo algunas de las adaptaciones que nos protegen, simplemente no lo sabemos". Los apneistas también pueden sufrir la ruptura de un tímpano, pero esto suele ocurrirles a buzos más principiantes que no les prestan suficiente atención a sus oídos.

La enfermedad por descompresión (EDC) es una rareza, si bien puede ocurrir cuando hay buceos profundos repetitivos, como es el caso de los héroes olvidados del buceo en apnea: los buzos de seguridad de las competencias. Lamentablemente, nadie sabe exactamente cuáles son los límites. Tal como dijo un científico: "actualmente el buceo en apnea es una zona carente de información".
Volver al futuro
Quizás el nuevo desarrollo más emocionante en el buceo en apnea es respirar previamente Nitrox para extender los tiempos de fondo o respirar oxígeno al 100 por ciento después de un buceo para acortar los intervalos de superficie y protegerse contra la EDC. Krack y su equipo proporcionan Nitrox antes de un buceo u oxígeno después de él a los buzos de seguridad en la competencia anual Deja Blue de PFI, que se considera la operación más sofisticada del deporte. PFI también utiliza Nitrox para extender los tiempos de buceo: realizar, por ejemplo, buceos a 40 metros (130 pies) con tiempos de fondo de tres a seis minutos (y más) durante su reciente expedición a Truk, en lo que Krack llama "buceo en apnea técnico".

El antiguo poseedor del récord mundial Eric Fattah, que inventó la computadora de buceo en apnea Liquivision F1, antiparras flexibles y la técnica "mouthfill", que permite a los buzos compensar a grandes profundidades, también es un defensor del Nitrox, que él ha estado usando para el buceo en apnea desde 2009. Fattah está convencido de que respirar Nitrox previamente no sólo aumenta el tiempo de fondo sino que también prácticamente puede eliminar el riesgo de hipoxia.

Actualmente no hay ningún estudio para definir un reloj del sistema nervioso central (SNC) o una tabla de unidades de tolerancia al oxígeno (OTU, por sus siglas en inglés) para el buceo en apnea. "Es como los primeros días del buceo técnico", manifestó Richardson. "Se trata de aventureros apasionados que se guían por el instinto y un poco de teoría. Son la punta de la lanza".

Referencias
1. Schagatay E. Human breath-hold diving ability and its underlying physiology. Human Evolution 2014; 29(1-3):125-140. Disponible en: miun.diva-portal.org/smash/get/diva2:681668/FULLTEXT01.pdf
2. Sahlin L, Krohn T, Sedin M, Schagatay E. Effects of one week of daily apnea training in humans. Abstract of Undersea and Hyperbaric Medical Society Meeting Paper 2000. Disponible en: archive.rubicon-foundation.org/xmlui/handle/123456789/6741
Explore más
Vea como el buzo en apnea Kirk Krack recorre el naufragio del Nippo Maru en la laguna Truk, todo con una sola respiración.



© Alert Diver — 4to Trimestre 2017