Las Maldivas

Una nueva mirada sobre un viejo favorito


El pez payaso de las Maldivas es endémico de Sri Lanka y las Maldivas. Las Maldivas son conocidas por sus abundantes peces de arrecife tropicales pequeños y medianos así como también por criaturas pelágicas.


La última vez que visité las Maldivas fue en 2010. Si bien fue un viaje maravilloso, sentí un poco de culpa al respecto. En el extremo sur de Ari Atoll hay un lugar donde los tiburones ballena se acercan a alimentarse de plancton. También es el lugar de desarrollo de un centro turístico y allí se puede encontrar una gran cantidad de turistas en cualquier momento. Los grupos de personas que hacen snorkeling y se acercan a los pocos tiburones ballena que hay en los alrededores crean un pequeño tumulto.


Si bien es posible disfrutar de un encuentro solitario con un tiburón ballena en las Maldivas, en algunas áreas su previsibilidad atrae a grupos de personas que practican snorkeling.
Cuando estuve en el lugar nadé en dirección descendente para tomar una fotografía con un ángulo ascendente y cuando llegó el momento de ascender me esforcé por encontrar un lugar en la superficie donde no hubiera personas ni tiburones ballena. No era ajeno al hecho de que yo era parte del problema; era tan culpable y estaba tan frenético como el resto. Finalmente me sentí mal por el tiburón ballena, que tenía que lidiar con una excesiva interferencia mientras simplemente intentaba alimentarse.

Los encuentros seguros con tiburones ballena son una de las icónicas atracciones de las Maldivas, pero ese día decidí que la próxima vez que visitara el lugar hallaría un itinerario que estuviera fuera de la corriente principal. Afortunadamente, en un archipiélago de 1.192 islas en 26 atolones, hay una gran variedad de opciones.


En algún momento del crucero la mayoría de las embarcaciones de vida a bordo organizan una barbacoa en la playa, con esculturas de arena incluidas.
Independientemente de qué lugar desee visitar en las Maldivas, su primera parada será el aeropuerto internacional de Malé. De allí, se trasladará a una embarcación de vida a bordo o a un centro turístico en una isla. Con 90.649 km2 (35.000 millas cuadradas) de nación soberana pero menos de 298 km2 (115 millas cuadradas) de tierra, será necesario contar con una embarcación o un hidroavión para que lo lleve a dónde desee ir.

Este viaje fue (para mí) un híbrido de nuevas áreas hacia el norte y oportunidades de buceo familiares en el sur que simplemente son demasiado buenas como para ignorarlas. Aunque abordamos nuestra embarcación de vida a bordo en las primeras horas de la tarde y podríamos haber realizado nuestro buceo de verificación ese mismo día, optamos por navegar hacia el norte y viajamos en crucero durante la noche mientras nos instalábamos en nuestro camarotes, ensamblábamos nuestras cámaras y recibíamos nuestro primero de muchos informes de buceo. Esto fue bueno porque nos permitió estar más informados acerca de cómo la diversidad geográfica de estas islas dio lugar a estructuras arrecifales distintivas y únicas y conocer los desafíos y las oportunidades que cada una ellas podría presentar.


Pargo de rayas azules


El canal, o "kandu", es una fisura profunda en el borde de un atolón que conecta la laguna interna con el mar abierto. Estos canales por momentos tienen corrientes rápidas, ya que las mareas mueven enormes cantidades de agua a través de estas aberturas relativamente estrechas. El mejor momento para la práctica de buceo es durante las mareas entrantes cuando el agua cristalina fluye hacia la laguna (y si un buzo es arrastrado más allá del punto de recogida previsto, será hacia el resguardo de la laguna y no hacia el mar abierto. Nuestro grupo de dedicados fotógrafos submarinos se quejaron perceptiblemente cuando se les presentó la posibilidad de bucear en corrientes intensas, ya que dificultan la composición, pero no todos los buzos comparten esta preocupación, y bucear en la corriente puede resultar sumamente emocionante.

Un "faru" es un arrecife circular que se eleva desde el fondo del océano dentro de un canal. Los farus, con salientes y proyecciones donde se congrega vida marina, tienden a atraer vida pelágica debido a su exposición a las corrientes.

Un "thila" es un arrecife superficial dentro de un atolón, como un pequeño monte marino que se eleva desde un lecho marino a una profundidad de 6 a 9 metros (20 a 30 pies). Dada la influencia de las corrientes de marea, en los thilas puede encontrarse una cantidad considerable de corales y peces. Los thilas y farus son puntos de buceo relativamente sencillos y la mayoría de ellos no tienen corrientes y son ideales para el buceo multinivel o ascensos prolongados.
Los buceos
Nuestros primeros buceos fueron en el atolón Lhaviyani. Descendimos en Fushifaru Kandu con la marea tranquila, lo que nos dio la oportunidad de desplazarnos por el arrecife superficial sin esfuerzo, pero la visibilidad del agua era peor de lo que hubiera sido con una marea entrante. Independientemente de ello, la atracción en ese lugar eran los bancos de peces tropicales de arrecife tan grandes que oscurecían el agua.


Los peces mariposa de cola roja son bastante comunes en las Maldivas, pero ver grandes bancos de estos peces es algo sumamente especial.



Al principio me sorprendió encontrar una congregación de peces mariposa de cola roja (Chaetodon collare) tan grande, ya que me había olvidado lo comunes que son en las Maldivas. Los encontramos con bastante regularidad durante todo el trayecto, en su mayoría de a uno o en parejas, pero en este arrecife podían observarse por docenas. También vimos grandes bancos de pargos de rayas azules en varias rompientes durante todo el viaje; aquí estaban mezclados con pargos amarillos.


En Turtle Cave pueden encontrarse docenas de tortugas de mar verdes en un solo buceo.
Turtle Cave fue un lugar que obtuvo su nombre de manera honesta. La tripulación nos informó que podíamos esperar ver tortugas marinas verdes durante todo el buceo, pero realmente no le hicieron suficiente promoción. Al principio el lugar fue bastante decepcionante, ya que era sólo un arrecife inclinado poblado por las habituales criaturas del Indo-Pacífico. Pero luego nos desplazamos a la deriva hacia una parte de la pared con pequeños agujeros y proyecciones que deben ser sumamente atractivas para las tortugas que desean descansar, porque estaban por todas partes. No sé si vi a 24 tortugas o la misma docena dos veces, pero era increíble lo abundantes y apacibles que eran. Si no tomaba otra foto de una tortuga durante todo el viaje (aunque sí lo hice, por supuesto), hubiera estado felizmente satisfecho después de ese buceo. Una vez que nos alejamos de esa sección del arrecife, las cosas volvieron a ser bastante monótonas. Pero en ese lugar, Turtle Cave era de clase mundial desde todo punto de vista.


Los peces murciélago son residentes en Danbu Thila.
Nuestra siguiente parada fue el atolón Shaviyani. En Danbu Thila la característica más atractiva era una gran congregación de peces murciélago extraordinariamente amistosos. Nos lanzamos al agua corriente arriba respecto a la estructura del arrecife y lo primero que vimos fueron peces murciélago que nadaban justo hacia nosotros con una visibilidad cristalina. Creo que la mayoría de nosotros alcanzó el máximo de nuestro tiempo de fondo a una profundidad de 24 metros (80 pies) trabajando con los peces murciélago sólo para lograr que nos siguieran hacia las aguas superficiales a 9 metros (30 pies). Su comportamiento fue el mismo durante todo el buceo, pero los atractivos fondos del arrecife en las aguas superficiales nos permitieron tomar imágenes aún mejores. Si no tomaba otra foto de un pez murciélago durante todo el viaje (aunque, nuevamente, sí lo hice), también hubiera estado felizmente satisfecho después de ese buceo.

Hasta que buceamos en Eriyadhoo Beyru no habíamos visto demasiados corales blandos en los arrecifes del norte; de hecho estaba sorprendido con el bajo perfil de la decoración de las paredes. El coral blando era denso y creaba fondos maravillosos para tomar fotografías de peces, pero tenía la idea de que si quería fotografiar a un buzo contra esos corales blandos y lograr que se vieran impresionantemente grandes debía contratar al Hombre Hormiga como modelo. Eso no disminuyó mi apreciación del verdaderamente bello y productivo buceo, pero fue uno de esos pensamientos aleatorios que se cruzaron por mi mente durante la parada de seguridad. Más adelante busqué en línea "corales blandos en las Maldivas" y encontré una gran cantidad de fotos y videos contemporáneos de los arrecifes cubiertos por corales blandos, por lo que no proyectaré mi experiencia en este arrecife como la experiencia submarina en las Maldivas más completa. El coral blando tampoco es la única atracción del lugar: los corales duros, particularmente el coral cuerno de ciervo, eran vastos e inmaculados. El contraste de las antias naranjas entre las ramificaciones de coral dorado era particularmente inspirador.

En Raafushi Cave, en el atolón Noonu, la oportunidad para tomar fotografías más importante que tuve fue con una morena gigante en una estación de limpieza. Un banco de antias de color naranja nadada cerca de la anguila, peligrosamente cerca quizás, pero supongo que una anguila tan grande podría ser bastante difícil en la búsqueda de una ágil antia. De todas maneras, no vi ninguna evidencia de algún pez que se sintiera alarmado por nadar cerca de las cavernosas fauces de la anguila.


Una morena gigante admira la cámara con antias de fondo en el atolón Noonu.


Al día siguiente en el atolón Raa vi Nemo City en la pizarra del informe. Al haber buceado en muchos lugares llamados "Ciudad anémona" o algo similar, soy bastante insensible a ese tipo de nombre. De hecho, me había olvidado del nombre del arrecife hasta que comencé a ver grandes cantidades de grupos de anémonas, donde muchas estaban encorvadas con sus tentáculos de color carmesí o lavanda expuestos y había peces payaso de las Maldivas residentes y endémicos entre ellos. Fue realmente hermoso y una vez más sentí que el buceo era más significativo de lo que había esperado.

El atolón Baa es famoso por las grandes agregaciones de mantarrayas y tiburones ballena que frecuentan Hanifaru Bay entre julio y noviembre cada año. El Día de San Valentín me di cuenta de que no era probable que recibiera demasiado amor de las mantas, pero descubrí otras cosas interesantes. El punto de buceo que me resultaba más atractivo era Horubadhoo Thila; allí los peces eran especialmente amistosos.


Peces ángel emperador recorren el arrecife en Horubadhoo Thila.
En las Maldivas existen 32 áreas marinas protegidas. Las extensiones de arrecife que cubren no son necesariamente grandes, pero los puntos de buceo situados dentro de ellas son especialmente emocionantes. Estas son zonas de veda total de pesca y debido a que los operadores de buceo visitan el área con tanta frecuencia, tienen su propia vigilancia. Aquí vi a un pez cirujano al que limpiaban con calma y a un pez ángel emperador que nadaba audazmente hacia mi cubierta tipo domo. Si no se me hubiera informado previamente acerca del estado protegido de este arrecife, lo hubiera sabido por el comportamiento de la vida marina.

Con cinco días de buceo con nuestros cinturones de lastre, nos dirigimos hacia el sur a algunos de los puntos de buceo más icónicos de la región. El primero era en el atolón Ari Norte entre los tiburones de Rasdhoo Ridge. Allí nos deslizamos por la cresta, cuya cima alcanzaba aproximadamente los 18 metros (60 pies), nos esparcimos y esperamos que los tiburones de arrecife grises que nadaban en el agua azul se acercaran a nosotros. Nos advirtieron que no debíamos nadar hacia los tiburones, ya que esto tiende a mantenerlos alejados; afortunadamente, todos se adhirieron a la directiva rigurosamente. El resultado fue que los tiburones se acercaron a una distancia de 1,8 metros (6 pies) y ocasionalmente a sólo 1,2 metros (4 pies). No había cebo en el agua, simplemente una tranquila interacción con una hermosa especie de tiburón.


Los tiburones de arrecife grises de Fish Head se benefician de la protección que recae sobre el lugar.


El día comenzó con un buceo con tiburones de alto voltaje y finalizó con un tranquilo buceo nocturno en Maaya Thila. Este thila, que se eleva a una profundidad de unos 7 metros (22 pies), era lo suficientemente pequeño como para circunnavegarlo un par de veces en el transcurso de un buceo de 60 minutos. Las oportunidades de tomar fotografías más importantes fueron con tortugas que dormían, rayas marmoleadas, morenas que nadaban libremente y peces león.

Fish Head es otra reserva marina, también en el atolón Ari Norte. El lugar recibió su nombre durante una era donde era probable que los pescadores locales no llevaran nada excepto una cabeza de pescado a bordo, por lo que había cuantiosos tiburones voraces. Si bien es posible que el área no esté tan infestada de tiburones como en el pasado, aún tuvimos la posibilidad de subir a una loma rocosa a 18 metros (60 pies) y ver a media docena de tiburones de arrecife grises pasar de un lado a otro, acercándose cada vez más mientras nosotros nos manteníamos inmóviles. Un inmenso banco de pargos de rayas azules se encontraba a 27 metros (90 pies) y, si yo no hubiera estado reticente a perturbar la acción de los tiburones con mis burbujas, me hubiera encantado lanzarme en medio de ellos. Pero quizás fue mejor así; en la parte superior del arrecife a sólo 9 metros (30 pies) de profundidad había otro banco. Una vez que había logrado una imagen de 100 peces, realmente no importaba que hubiera 500 en otro lugar.


En determinados momentos del año también pueden verse mantas por toda la zona de las Maldivas. En el invierno boreal tienden a congregarse en estaciones de limpieza en los atolones del sur, áreas que son muy conocidas por los operadores de buceo.


Habíamos viajado al sur específicamente para ver mantarrayas. En determinados momentos del año las mantas también son abundantes en el norte, pero era febrero y el personal de buceo sabía que si queríamos interactuar con mantas tendríamos éxito en las estaciones de limpieza de mantas en el atolón Ari Norte. Nuestro primer intento fue en Himendhoo Rock. El plan era nadar hasta una pequeña rompiente con corales que albergaba a los lábridos limpiadores que atraían a las mantas. Vimos a una manta que pasaba, pero a pesar de la frecuencia del éxito que otras personas han tenido en este lugar, encantadores peces tropicales de arrecife era todo lo que se podía observar en mi descarga de imágenes. Lo mismo sucedió en nuestro segundo buceo en Moofushi Rock: la visibilidad era mínima y la actividad de mantas era escasa.


Candiles gigantes nadan en Himendhoo Rock.
Eso cambio al día siguiente en el atolón Ari Sur en Rangali Madivaru ("madivaru" significa "raya" en el lenguaje local, lo que resulta bastante apropiado). Nos desplazamos junto a un arrecife inclinado superficial donde había una increíble actividad de mantas, en lo que respecta tanto a la cantidad que allí se observaba como a la gran proximidad. Todas las personas que ingresaron al agua tuvieron maravillosos encuentro con rayas y tomaron fotografías con dos o tres en una imagen. Como para hacer hincapié en lo especial que fue este buceo, en nuestro segundo buceo en el lugar tres horas más tarde tuvimos algunos encuentros pero nada como las grandes recompensas de la mañana. Ya sea que la marea, la corriente o el karma haya sido el factor diferenciador, las elusivas criaturas del buceo de esa mañana habían escapado para el mediodía.

La repetición de la experiencia en las Maldivas había sido un gran éxito. Habíamos "dado en el blanco". Encontramos las icónicas mantas en el sur y disfrutamos de nuestro tiempo en el norte a bordo de la única embarcación de vida a bordo que podía observarse en el horizonte. No pudimos lograr un encuentro con tiburones ballena, pero en conjunto para nosotros estaba bien. Además, dudo que los tiburones ballena nos hayan extrañado demasiado.


Los bancos de peces coloridos son un sello distintivo de las Maldivas, como puede observarse aquí en una foto de un atún rojo.


Cómo bucear en este lugar
Temperatura: se puede esperar una temperatura ambiente de 26 a 30°C (79 a 86°F) y una temperatura del agua de 28 a 29°C (82 a 85°F) durante todo el año. Por lo general, un traje de neopreno de 3 mm es suficiente, incluso para cuatro buceos por día.

Moneda:


consiga sólo suficientes rupias de Maldivas (MVR, por sus siglas en inglés) para cambio y propinas en la isla. La mayoría de los restaurantes, hoteles, empresas de alquiler de automóviles y tiendas aceptan las principales tarjetas de crédito. Los bancos aceptan euros y dólares estadounidenses de 2004 en adelante sin roturas, rasgaduras ni marcas.

Temporadas: la temporada de buceo principal abarca de noviembre a abril, aunque en la actualidad el turismo de buceo es una atracción durante todo el año.

Buceo en dhoni: la mayoría de las embarcaciones de vida a bordo operan conjuntamente con un dhoni tradicional, normalmente un yate de 15 a 18 metros (50 a 60 pies) con motor diésel que puede almacenar compresores para recargas de aire y Nitrox así como también la mayor parte del equipo de buceo (pero no cámaras). Los invitados pasan del buque madre al estable y espacioso dhoni (normalmente en aguas tranquilas) para trasladarse al punto de buceo cercano.

Corrientes: cada buzo debe llevar una boya de superficie y saber cómo utilizarla. También se recomienda contar con una sirena activada por aire personal, una luz estroboscópica pequeña y una radio o un localizador GPS. La mayoría de los buzos también tienen un gancho para sujetarse a un arrecife.

Alcohol: por lo general, el consumo de alcohol está prohibido en la República de Maldivas. No hay licorerías ni bares donde se pueda comprar ni consumir y los turistas no pueden ingresar alcohol al país. Todo el equipaje entrante (incluido el equipaje de mano) es sometido a rayos X y las autoridades confiscarán el alcohol que se encuentre en él. Existe una excepción específica para los operadores turísticos autorizados que presten servicios a clientela internacional.

Profundidad: según la legislación federal, los buzos no pueden sumergirse a profundidades superiores a los 30 metros (98 pies). Esto no suele ser un problema porque el lecho marino en la mayoría de los puntos de buceo se encuentra a aproximadamente esa profundidad.
Vea más imágenes
Vea más imágenes de las Maldivas de Stephen Frink en su galería de fotos en línea complementaria.

© Alert Diver — 2do Trimestre 2016