Las islas hermanas de Islas Caimán

Pequeña Caimán y Caimán Brac


La artillería de cubierta del naufragio MV Captain Keith Tibbetts apunta hacia el azul del mar abierto.


Existen pocos destinos de buceo en el Caribe que estén tan cerca de mi corazón como las islas hermanas de Islas Caimán. Fui a Caimán Brac y Pequeña Caimán por primera vez en 1982, ya que se encontraban en la lista de asignaciones (junto con su hermana más poblada y próspera, Gran Caimán) de lo que fue mi primer viaje de trabajo para una revista de buceo. Años después, volvería como instructor del personal del evento de buceo fotográfico Nikonos Shootout en Caimán Brac, que llevó a la isla a cientos de aficionados a la fotografía subacuática para participar en una competencia de una semana, con grandes premios y mucha diversión.

He fotografiado animales marinos inusuales y carismáticos con los que me cruzaba en estas islas año tras año, como Spot (un delfín nariz de botella) y Molly (una mantarraya). Hoy, ambos se han ido, pero durante un tiempo sabía con certeza que me encontraría con ellos, lo que ampliaba aún más el abanico de oportunidades fotográficas subacuáticas presente en estas islas. Incluso escogí Caimán Brac como el destino para tomar las fotos de estilo de vida subacuático del catálogo de productos de Nikon en el que se presentó la cámara subacuática Nikonos RS en 1992.


En la región sur de Caimán Brac y Pequeña Caimán, se pueden encontrar concentraciones aisladas de coral cuerno de alce intacto y muy bonito.
Pero eso quedó en el pasado. Si bien hace más de tres décadas que buceo en estas islas, sigo encontrando inspiración aquí. En los últimos años, escogí Pequeña Caimán como base para dar mis clases de especialización digital, simplemente porque el agua es muy transparente, los arrecifes son extremadamente coloridos y están repletos de objetivos, y las poblaciones de peces son dóciles y tolerantes. Backscatter Underwater Video and Photo ha hecho lo mismo, y lleva a cabo su evento fotográfico Digital Shootout en Pequeña Caimán cada dos años. ¿Por qué son tan especiales estas islas?

Si se las mira desde cierta profundidad, las Islas Caimán son pequeños trozos de tierra que salen del mar, la parte superior de una cresta submarina que se extiende desde Belice hasta Cuba, con una elevación de 7.600 metros (25.000 pies), para moldear el extremo norte de la fosa de las Caimán. Esta estructura, que se formó por actividad volcánica hace más de 50 millones de años, es prácticamente vertical, al menos bajo el agua. Las especies pelágicas más grandes dominan el agua profunda que rodea las islas, y las lagunas de poca profundidad cubiertas por manglares a lo largo de la costa ofrecen un refugio siempre abastecido de alimento para la cría de peces que luego migra a los arrecifes de coral. Sumado a esto, existe un legado de conservación en el lugar; esto permite que las condiciones sean propicias para la existencia de vida marina diversa y abundante.

La geografía en la superficie es bastante llana. El punto más alto de Caimán Brac, un acantilado en el extremo este de la isla, se encuentra a 43 metros (140 pies) sobre el nivel del mar, mientras que Pequeña Caimán se encuentra a solo 12 metros (40 pies) por encima de la superficie. La superficie total de Caimán Brac es de solamente 39 km² (15 millas cuadradas), y la de Pequeña Caimán es 26 km² (10 millas cuadradas). Al ser islas tan pequeñas, se produce muy poca escorrentía como para perjudicar la visibilidad. Sin ríos y con mínima influencia por parte de la población, existen pocas islas en el Caribe que tengan menos impacto terrestre sobre sus maravillas subacuáticas. Esto tiene como resultado una mejor transparencia bajo el agua.


Cardúmenes de pargos amarillos se refugian debajo de una cornisa de coral en Greenhouse Reef (Arrecife del invernadero) en Caimán Brac.

Situadas al sur de Cuba y al noroeste de Jamaica, las islas están solo a 725 kilómetros (450 millas) al sur de Miami. El vuelo es corto, pero al llegar uno siente que está en otro mundo. Pequeña Caimán tiene únicamente 200 residentes que viven todo el año en la isla; por su parte, en Caimán Brac viven 2.000 personas. Sin duda, el número de turistas que las visitan para bucear puede incrementar la población en cualquier momento. Pero más allá de eso, los hoteles son pequeños, íntimos y con un marcado enfoque en el estilo de vida del turista que practica buceo.

El Departamento de Turismo de Islas Caimán designó oficialmente 365 sitios de buceo alrededor de Gran Caimán y sus hermanas: un sitio por cada día del año. De todos estos lugares, se atribuyen 65 a Caimán Brac y 60 a Pequeña Caimán. La diversidad en cuanto al buceo es tal que hasta el buzo más aplicado podría pasar dos semanas enteras allí sin aburrirse. Se puede llegar a la mayoría de los sitios de buceo en un lapso de 10 a 20 minutos. El trayecto en barco más largo hasta un sitio es de aproximadamente 45 minutos, y solo para expediciones especiales a sitios cerca del acantilado de Caimán Brac, por ejemplo, o para trasladarse entre Pequeña Caimán y Caimán Brac. La mayoría de los paquetes de buceo de cualquiera de las islas incluye al menos un día donde se visita la otra. Desde Pequeña Caimán, se recomienda bucear en el barco hundido Tibbetts, que está cerca de Caimán Brac, y los buzos que se alojen en Caimán Brac no deberían dejar de bucear un día en Bloody Bay Wall (Pared de Bloody Bay). Las atracciones submarinas que impulsan el turismo en las islas hermanas son los naufragios, las paredes y los arrecifes de poca profundidad. El ambiente en la isla es tranquilo y relajado, y para muchos eso es otro de los atractivos.
Caimán Brac
Caimán Brac tiene 19 kilómetros (12 millas) de largo, pero solo 1,6 kilómetros (una milla) de ancho. El lado oeste de la isla es llano y casi sin accidentes geográficos más allá de la formación rocosa de piedra caliza negra de un lado y una playa de arena blanca del otro. Al este, se levanta un imponente acantilado de piedra caliza, que le da nombre a la isla (brac significa "acantilado" en gaélico). Se bucea principalmente cerca del extremo noroeste de la isla, donde se encuentran los sitios de pared más conocidos y el icónico naufragio MV Captain Keith Tibbetts, que está a corta distancia en barco del hotel de buceo más conocido de la isla. Además, estos sitios se encuentran en el punto más cercano para los barcos que vienen por el día a Caimán Brac desde Pequeña Caimán. Como hay muy poco tránsito de embarcaciones y la cooperación entre las empresas de buceo es excelente, siempre hay boyas de amarre disponibles en Caimán Brac.

Cerca del naufragio, hay varios arrecifes poco profundos, lo que lo convierte en un lugar ideal para hacer dos inmersiones matutinas: la primera en una pared de coral o en el Tibbetts y la segunda, una inmersión larga y relajada a poca profundidad en algún arrecife con formaciones de crestas y surcos.

El naufragio Captain Keith Tibbetts probablemente sea el sitio más destacado de todos en Caimán Brac, debido a que es el único naufragio realmente atractivo para bucear de las dos islas. Existen otros naufragios históricos, como el Prince Frederick y el Kissimmee en Caimán Brac, y el Soto Trader en Pequeña Caimán, pero son barcos más pequeños sin el mismo hábitat de vida marina ni la impresionante estructura del Tibbetts.


Durante los 20 años que el barco hundido Tibbetts ha estado en el fondo del mar en Caimán Brac, las esponjas lo han adornado extravagantemente.

El Tibbetts fue hundido el 17 de septiembre de 1996 para que se convirtiera en una atracción de buceo. También se lo conoce como "el destructor ruso", aunque este no es un apodo preciso, ya que no se trata de un destructor sino de una fragata. Construido en 1984 en Nakhodka, Rusia, se le designó el número 356, y durante muchos años todavía se podía ver ese número inscrito en el casco. El barco tiene 100 metros (330 pies) de largo y una manga de 13 metros (43 pies). Un grupo de empresas de buceo y el gobierno de Islas Caimán lo compraron en Cuba, donde formaba parte de la flota de reserva. Luego de la compra, fue descontaminado y colocado en una pendiente de arena con la proa a una profundidad de entre 33 y 24 metros (110 y 80 pies) y la cubierta de popa a aproximadamente 14 metros (45 pies). Para bucearlo, se realiza una inmersión multinivel sin dificultades ni corriente y, en general, la transparencia del agua es extraordinaria. El Tibbetts aloja varios peces residentes, entre los que se destacan ejemplares de barracuda y mero guasa; sin embargo, lo que mejor define a este naufragio es su colonia de esponjas. Todavía cuenta con plataformas con cañones en proa y popa, algo inusual para quienes están acostumbrados a bucear en barcos hundidos donados por el gobierno de EE. UU., que generalmente retira los cañones antes de entregarlos.

La superestructura de aluminio del Tibbetts y sus motores de turbina de 10.000 caballos de potencia lo hacían ligero y rápido (podía navegar a una velocidad máxima de 30 nudos). Si bien la electrólisis entre la proa de acero y la superestructura de aluminio —además del deterioro causado por las corrientes— han torcido y partido el barco, este sigue siendo una de las atracciones más representativas de Islas Caimán.

Una de mis inmersiones de pared favoritas es East Chute (Canal oriental) y lo que solía ser el naufragio del Cayman Mariner, un barco petrolero tripulado que navegaba en la costa de Louisiana. Los años de tormentas lo han convertido en poco más que un campo de escombros, pero al menos todavía tiene un ojo de buey fotogénico. Quizá no sea un naufragio imperdible, pero marca el comienzo de un valle profundo de arena donde termina la pared. El frente vertical de la pared comienza a unos 21 metros (70 pies) de profundidad, y los montículos de coral que rodean el valle se elevan hasta unos 14 metros (45 pies). La pared está adornada por esponjas de tubo verdes y esponjas oreja de elefante naranjas.


Una morena verde nada libremente y presenta una oportunidad de foto
dinámica en Buccaneer Reef (Arrecife del bucanero) en Caimán Brac.
Muchos de los sitios de buceo en Caimán Brac han sido bautizados a partir de estructuras de la costa que los capitanes de los barcos usaban como referencia antes de que se implementaran las boyas de amarre. Por ejemplo, Buccaneer Reef (Arrecife del bucanero), Schoolhouse Wall (Pared de la escuela), Cemetery Wall (Pared del cementerio) y Greenhouse (Invernadero), uno de los sitios más orientales del lado norte de la isla. La mayoría de los arrecifes poco profundos de la isla tiene la misma topografía, con las típicas crestas de coral en paralelo. Gran parte de estos corales son antiguos corales estrella, socavados y actualmente con forma de hongo. Dado que probablemente estas cabezas de coral ya existían en la época en que Barbanegra se escondía en Caimán Brac, es entendible que se hayan erosionado un poco con el paso del tiempo. Las grietas a lo largo de los cañones de corales están habitadas por peces roncadores y pargos amarillos, y se pueden ver grandes morenas verdes nadando libremente por el arrecife. Los peces mariposa están preparados para cazar entre los recovecos del arrecife, y también es común ver peces ángel.

Debido a los vientos predominantes, se bucea mayormente en la zona oeste y norte de la isla, pero hay varios sitios excelentes cerca de las costas sur y este. Anchor Wall (Pared del ancla) es un sitio en la parte sur muy bueno para tomar fotos, donde se puede ver un ancla gigante y muy antigua incrustada en una profunda grieta de coral, a un metro (3.3 pies) del lecho marino y a una profundidad de 30 metros (99 pies). Hoy en día, la caña y los mapas del ancla están adornados por esponja incrustante naranja; para dimensionar su enorme tamaño en la foto, me gusta encuadrar a un modelo viniendo del mar abierto, justo detrás del ancla.

Si bien es un trayecto largo, la mayoría de las empresas de buceo trata de llevar a sus grupos al extremo este, si las condiciones climáticas lo permiten, al menos una vez durante su estadía. Este viaje ofrece un panorama general de la topografía de la isla, especialmente del acantilado, que se ve aún más majestuoso desde el mar. Rock Monster Chimney (Chimenea del monstruo de piedra) Son of Rock Monster (Hijo del monstruo de piedra) y Ken's Mountain (Montaña de Ken) son destinos populares para bucear cerca del acantilado. Allí, la pared comienza aproximadamente a 18 metros (60 pies), con cañones de arena gigantes que atraviesan el sustrato. Las grietas están cubiertas de vegetación marina y forman pasadizos y túneles a lo largo de la pared. Es posible que aquí haya más corriente que en el lado oeste de la isla, pero como recompensa, la visibilidad puede ser superior a 45 metros (148 pies). De todas maneras, la corriente no suele ser un problema, ya que hay muchas formaciones altas que protegen del movimiento del agua.
Pequeña Caimán
Esta isla se encuentra a 11 kilómetros (7 millas) de Caimán Brac y 138 kilómetros (86 millas) de Gran Caimán. Imagine que le dan una hoja de papel en blanco y un bolígrafo mágico, y le piden que diseñe su destino de buceo perfecto: es probable que dibuje Pequeña Caimán. Primero, trace una forma alargada de 14 kilómetros (9 millas) de largo y 1,6 kilómetros (una milla) de ancho. Luego, agregue una isla de 4 hectáreas (11 acres) al sur, lo suficientemente cerca como para llegar en kayak, pero lo suficientemente lejos como para que se convierta en un santuario de aves (estoy hablando de la Isla Owen). Después, incluya una bella playa de arena blanca sobre la parte sur de la isla. Y en la parte norte, donde están los mejores sitios de buceo, diseñe una costa rocosa para que la visibilidad sea excelente. Coloque algunas formaciones de coral con crestas y surcos de gran altura en el lado sur, para que el buceo sea óptimo más allá de la orientación del viento.


A veces, puede encontrarse con tiburones de arrecife del Caribe cerca de
Pequeña Caimán, especialmente durante la caza de peces león.
Al norte, incorpore una meseta ancha y poco profunda, que tenga corales estrella elevados y muchas gorgonias. Talle, además, una pared vertical que comience a los 5 metros (17 pies) de profundidad y que se precipite hasta los casi 2.000 metros (6.500 pies), y rodee toda la pared con el agua azul profundo que pasa por la fosa de las Caimán. Asegúrese de que la isla sea semiárida y que no haya ríos, para que el agua sea lo más transparente posible y, luego, mantenga bajo el número de habitantes para reducir el impacto de los automóviles o de las aguas residuales. Esparza muchas tortugas marinas, meros amistosos y grandes cardúmenes de peces roncadores y pargos amarillos. Incluya algunos tiburones, algunas rayas águila y algunas morenas verdes. Y haga que todo esto sea parte de un parque marino, de manera que todas las cosas bonitas que imaginó sean protegidas y preservadas. Si hace todo esto, habrá creado Pequeña Caimán.


El sitio Bloody Bay Wall, en Pequeña Caimán, es famoso por su dócil y
carismático mero estriado.
Cuando estuve allí el pasado octubre, hubo mucho viento para la temporada; normalmente no lo mencionaría, porque fue algo muy fuera de lo común. Por esa razón, tuvimos que bucear en el lado sur de la isla durante varios días, algo que casi nunca había hecho. En ocasiones anteriores, de camino a los sitios más conocidos del lado norte, como Bloody Bay Wall y Jackson Bight, no se nos habría ocurrido detenernos en los arrecifes del sur. Pero esta vez, exploramos algunos de los sitios de esta zona, como Charlie's Chimney (Chimenea de Charlie), Pirate Point Reef (Arrecife de los piratas), Windsock Reef (Arrecife de manga de viento) y Grundy's Gardens (Jardines de Grundy). Estoy seguro de que, si hubiera tenido más tiempo, habría podido encontrar pequeñas diferencias entre estos sitios, pero a grandes rasgos, parece ser que ofrecen zonas de capa dura de poca profundidad que gradualmente se convierten en canales de corales altos de crestas y surcos que descienden hasta llegar a un lecho marino de arena a una profundidad de 13 a 15 metros (45 a 50 pies), dividido por grandes conjuntos de corales de 4 a 6 metros (15 a 20 pies) de altura. Todo este paisaje se va abriendo de manera muy gradual hasta caer verticalmente desde una profundidad de 24 metros (80 pies). Los corales son muy bonitos y sirven de hábitat para meros, tortugas, rayas (tanto rayas látigo, como rayas águila), peces trompeta, jureles y peces ángel. Si bien en este lugar los encuentros con la vida marina más icónica no son tan frecuentes como en Bloody Bay Wall, las inmersiones se disfrutan mucho y se pueden ver paisajes radicalmente distintos a los que se encuentran del otro lado de la isla. Debo admitir que es difícil no preferir bucear en los sitios de Bloody Bay y Jackson Bight si las condiciones lo permiten, pero me alegró que hubiera viento, porque eso me permitió conocer una parte de Pequeña Caimán que hasta ese momento había ignorado.

Todos estos años, los sitios en Jackson Bight han resultado ser más productivos para mí en lo que respecta a encuentros con especies pelágicas. En la época previa a la aparición de los peces león, esta era la mejor zona para ver tiburones; sin embargo, hoy en día los tiburones de arrecife del Caribe suelen aparecer donde sea que se esté cazando peces león. Las grandes extensiones de arena de los sitios como Eagle Ray Roundup (Punto de encuentro de rayas águila) son previsiblemente buenas para ver rayas águila (como su nombre lo indica), ya que estos animales se abalanzan para atrapar pequeños crustáceos enterrados en la arena.


Una tortuga carey recorre el arrecife poco profundo en Jackson Bight.


Si bien la mayoría de los sitios en Jackson Bight tienen un contrafuerte de coral a lo largo del borde de la pared que se encuentra del lado del mar abierto, Cumber's Caves (Cuevas de Cumber) es diferente. Este lugar tiene la típica planicie amplia de arena del lado de la costa, pero en este caso, está habitada por cientos de anguilas jardineras. Las rayas látigo se desplazan en una búsqueda incansable de invertebrados que puedan succionar de la arena. El sitio fue nombrado a partir de una serie de lo que deben haber sido conductos de arena en la pared, que con el paso del tiempo quedaron recubiertos por coral en la parte superior, y así se formaron varios pasadizos que comienzan a 12 metros (40 pies) y salen de la pared a profundidades de 18 a 36 metros (60 a 120 pies). Algunas de las cuevas son monótonas, pero otras están adornadas con esponjas coloridas, lo que permite tomar impactantes fotos de gran angular (suponiendo que uno sea lo suficientemente rápido para capturar la imagen antes de que las partículas provenientes de las burbujas que exhala formen una tormenta de retrodispersión).


El arrecife, cubierto de vegetación marina, tiene asombrosos pasadizos tanto
en la zona de Bloody Bay como de Jackson Bight en Pequeña Caimán.
Los sitios más famosos de las islas hermanas son los que se encuentran a lo largo de Bloody Bay Wall, y su fama es bien merecida. Están grabados en nuestro inconsciente colectivo, y sus nombres aparecen en cualquier conversación sobre las mejores inmersiones de pared del Caribe. En Three Fathom Wall (Pared de tres brazadas), también conocido como Mixing Bowl (Tazón), la pared comienza a 5 metros (17 pies) de profundidad, donde una gran fisura marca la división entre Jackson Bight al este y Bloody Bay al oeste. Aquí, grandes cardúmenes de peces roncadores rodean los corales estrella, y la pared está salpicada de vistosas esponjas, incluso a 12 metros (40 pies) y menos profundidad. En Hole in the Wall (Hueco en la pared), también hay un precipicio vertical (aquí se encuentra un poco más profundo, a 7 metros [23 pies]), pero existe un gran corredor abierto que comienza a poca profundidad y sale de la pared a 20 metros (66 pies). Esta es la estructura a la que el sitio debe su nombre. Hay muchas estaciones de limpieza que permiten encontrarse con peces que generalmente son asustadizos, como el mero tigre y, como en casi todos los sitios a lo largo de Bloody Bay Wall, es común encontrar tortugas verdes. Randy's Gazebo (Glorieta de Randy) también tiene una chimenea que se puede atravesar para salir por la pared, pero su característica más notoria es un grupo de corales muy adornados sobre el borde del frente de la pared, que se encuentra del lado del mar abierto.

No importa en cuál de esta gran variedad de sitios en Bloody Bay bucee, el denominador común es la abundancia de vida marina e, igualmente importante, la docilidad de los peces. Este es el resultado de décadas de protección en el Parque Marino de Bloody Bay. Allí, los meros se acercan sin ningún tipo de temor, hasta estar a centímetros de la máscara; las tortugas hacen lo mismo. Tal vez sea por eso que este lugar se ha hecho tan popular para la fotografía subacuática. Se suele decir que, si esta disciplina fuera sencilla, todos la practicarían. Bueno, aquí lo es, y todos la practican.
Cómo bucear en este lugar
Cómo llegar: las Islas Caimán, Gran Caimán en particular, se encuentran entre los destinos de más fácil acceso del Caribe, con vuelos directos de varias aerolíneas, entre ellas la aerolínea nacional de bandera, Cayman Airways, que arriba todos los días al Aeropuerto Internacional Owen Roberts. Llegar a las islas hermanas es un poco más complicado, ya que es necesario tomar un vuelo de conexión. El Aeropuerto Internacional Charles Kirkconnell de Caimán Brac tiene una pista de 1,8 kilómetros (6.000 pies), donde puede aterrizar un 737 de Cayman Airways (y un de Havilland DHC Twin Otter operado por Cayman Airways Express con base en Gran Caimán). La pista de 1 kilómetro (3.200 pies) de césped y grava de Pequeña Caimán es demasiado pequeña para el 737, pero el Twin Otter aterriza en esta isla varias veces por día.

Si viaja a Caimán Brac o Pequeña Caimán con el servicio de Twin Otter, cada pasajero puede despachar hasta 25 kg (55 libras) de equipaje (peso combinado de hasta dos piezas) y un equipaje de mano de hasta 7 kg (15 libras). Si se excede del límite, se le cobrará 0,50 USD por cada 450 g (1 libra) que supere el peso máximo. En mi experiencia, la aerolínea es más flexible en los vuelos de ida, porque comprenden que los pasajeros suelen venir de un vuelo en un avión más grande. Sin embargo, en el tramo de regreso a Gran Caimán, suelen cumplir a rajatabla esta norma. Las restricciones de equipaje del 737 a Caimán Brac suelen ser iguales a las de los vuelos internacionales normales. Por ejemplo, en los vuelos de Cayman Air, está permitido despachar sin cargo dos piezas de equipaje de hasta 25 kg (55 libras) cada una y un equipaje de mano de hasta 18 kg (40 libras).




Condiciones: la temperatura del agua suele ser de 27°C a 29°C (81°F a 85°F) durante todo el año, por lo que lo ideal es usar un traje húmedo de 3 mm. En la superficie, la temperatura es agradable (23°C a 31°C [75°F a 88°F]), con la ocasional ola de frío que hace que descienda a menos de 15°C (60°F). La visibilidad del agua en las islas hermanas varía de buena a extraordinaria; es decir, de 18 a 45 metros (60 a 150 pies), a menos que haya viento fuerte continuo. Cuando se levanta viento norte, las olas pueden golpear la costa rocosa y remover sedimentos en el lecho marino de capa dura poco profundo, lo cual genera turbidez. La buena noticia es que esto hace que los sitios de buceo del lado sur tengan buena visibilidad. Para que haya varios días en los que no se pueda bucear en las islas hermanas, tiene que haber una tormenta tropical intensa en la región. Obviamente, esto sucede cuando hay huracanes. Las islas hermanas han sido azotadas por algunos sistemas de tormentas tropicales bastante fuertes en el pasado, pero estas tormentas están bien pronosticadas y los turistas generalmente saben con anticipación si habrá condiciones climáticas importantes.

En Islas Caimán, las empresas de buceo prefieren limitar el buceo recreativo a una profundidad máxima de 30 metros (99 pies), pero se hace mucho buceo técnico a gran profundidad. En general, las corrientes no son un problema, y la mayoría de las inmersiones se realizan en condiciones relativamente buenas. Las empresas de buceo son profesionales y seguras, y la mayoría trabaja con barcos grandes y en buen estado para navegar. Hay una cámara hiperbárica en Georgetown, Gran Caimán.
Más información
Para ver más de las islas hermanas, visite la galería adicional de fotos de Stephen Frink.

© Alert Diver — 1er Trimestre 2017