La psicología social del buceo seguro






Como buzos certificados, debemos entender bien cómo bucear de manera segura. Pero muchos de nosotros nos hemos visto en situaciones de buceo arriesgadas como bucear más allá de los límites de nuestra capacitación o hacerlo a pesar de algún temor o una molestia. Muchas de estas situaciones peligrosas son el resultado de malas decisiones tomadas antes de un buceo, pero ¿por qué los buzos tomamos malas decisiones cuando sabemos qué es realmente lo correcto?

Yo también me he encontrado en varias situaciones peligrosas durante la práctica de buceo. Una vez un operador de buceo me alentó a realizar un buceo a una profundidad que estaba más allá de los límites de mi capacitación. En otra oportunidad alguien preparó mi equipo y cuando quise controlarlo me aseguró que no debía molestarme y me dijo; "hace años que nos dedicamos a esto". Muchos buzos ceden ante este tipo de presión , pero ¿por qué sucede esto a pesar de toda la capacitación que hemos recibido?

Podríamos decir que estos operadores de buceo tienen una cultura de buceo insegura, pero creo que debemos examinar cómo surgen dichas culturas. Muchos factores contribuyen a un buceo poco seguro. Uno es la ignorancia colectiva, que tiene lugar cuando las personas actúan como si todo estuviera bien porque nadie más actúa como si sucediera algo malo. En el buceo, esto puede darse cuando alguien sugiere algo que no es seguro y nadie se opone a ello. Cuando sucede esto tendemos a mirar a nuestro alrededor, vemos que nadie parece estar preocupado y pensamos algo así como "bueno, a nadie parece preocuparle, así que quizás estoy siendo paranoico; debe estar todo bien". No debemos tomar la falta de acción de otras personas como una afirmación de que todo es como debería ser.

Otro factor se conoce como difusión de la responsabilidad. Esto sucede cuando el sentido de responsabilidad de una persona disminuye en presencia de otras personas. En el buceo, podemos ver algo que es inapropiado pero no decir nada porque suponemos que eso es responsabilidad de otra persona. Para los buzos principiantes es particularmente sencillo caer en esta trampa ya que tienden a suponer que todas las demás personas están más capacitadas que ellos para asumir la responsabilidad del buceo. Recuerde, uno mismo es el mejor defensor de su propia seguridad.

La desindividualización es otro factor que puede dar lugar a un buceo poro seguro. Este fenómeno a menudo se conoce como "estar perdido en la multitud", pero no necesariamente requiere un grupo de gran tamaño. Sentimos menos limitaciones sobre nuestras acciones cuando hay muchas personas a nuestro alrededor, como puede ser el caso en una embarcación de buceo llena. Cuando estamos perdidos en la multitud, tendemos a actuar de manera más impulsiva y por consiguiente somos más propensos a cometer errores.


Los buzos deben tener conciencia de las diversas maneras de presión social que pueden afectar su comportamiento. Cuando tenga alguna duda, confíe en su capacitación y nunca olvide que es el mejor defensor de su propia seguridad.


Los grupos de amigos muy unidos pueden ser particularmente proclives al pensamiento colectivo, que tiene lugar cuando todos los miembros de un grupo están todos de acuerdo sin pensar las cosas detenidamente. Alguien tal vez sugiere realizar un buceo poco seguro y todos brindan su aprobación sin pensarlo demasiado.

Por otra parte, el buceo con personas desconocidas también puede resultar problemático. Tendemos a querer ser apreciados por los demás, por lo que muchas veces hacemos cosas que normalmente no haríamos para llevarnos bien o para agradar a otras personas. Se la conoce con frecuencia como influencia social normativa y puede llevarnos a realizar un buceo poco seguro en un intento por ser apreciados por los demás. Si alguien sugiere bucear a una profundidad más allá de los límites de su capacitación, es posible que sienta la presión de aceptar si desea ser apreciado por esa persona. Si bien poner su vida en peligro simplemente para agradar a otras personas puede parecer extraño, la influencia social normativa es muy poderosa y debe tomarse en serio.

La influencia social informativa es un poco diferente. Esto sucede cuando actuamos de la misma manera que otras personas porque pensamos que ellas saben qué es lo mejor. Aprendemos de ellas y seguimos su ejemplo. Esto es algo bueno siempre que la persona de la que aprendemos haga las cosas correctamente. Desgraciadamente, los principiantes a menudo observan a alguna persona con más experiencia, pero no todos los buzos son modelos a seguir dignos.

Lo bueno es que podemos contrarrestar estas malas influencias de muchas maneras, incluso leyendo artículos como este. El simple acto de tomar conocimiento de estas influencias puede ser suficiente para socavarlas. También podemos hacer lo siguiente:

  • Tomar el control. No asuma que otra persona dirá que algo está mal. Evalúe su capacitación y aténgase a ella. Si alguien sugiere algo que está más allá del límite de su capacitación, diga que no se siente cómodo con ello. Es muy probable que otro miembro del grupo también esté preocupado pero que sea demasiado tímido o esté incómodo como para manifestarlo.

  • Deténgase a pensar. Cuando estamos con otras personas tendemos a actuar de manera impulsiva, así que deténgase y piense. Rara vez debemos tomar decisiones inmediatas antes de un buceo. Tomarse un minuto o incluso unos pocos segundos para pensar bien las cosas puede contrarrestar con eficacia errores cometidos por tomar decisiones impulsivas.

  • Haga el papel del abogado del diablo. A veces, seguir ciegamente a la multitud es algo que resulta natural. Para compensarlo, piense en qué podría salir mal. No siempre identificaremos las preocupaciones razonables cuando desempeñemos el papel del abogado del diablo, pero es posible que a veces observemos problemas potenciales.

  • Confíe en la capacitación recibida. Parte del buceo seguro es reconocer cuando un buceo no lo es. Si no está seguro de algo, consulte su manual o a un buzo con conocimientos, experiencia y un compromiso con el buceo seguro. A menudo es posible identificar a estas personas: tienden a hablar sobre la seguridad, cuentan con una capacitación avanzada y ayudan a los principiantes antes de los buceos.

  • Desarrolle un buen comportamiento. Si es un buzo experimentado, predique con el ejemplo. No tenga miedo de hacer todo lo posible para dejar en claro que es un buzo prudente. Por ejemplo, puede invitar a buzos principiantes a planificar sus buceos con usted. Esto ayuda a crear un clima que supone un beneficio para todos.

  • Haga ejercicios de dramatización. Practique con un amigo qué haría si alguien lo presionara a realizar un buceo poco seguro. A menudo tomamos malas decisiones porque nos ponen en una encrucijada y no tenemos tiempo para pensar bien las cosas. Practicar qué diría y a quién se lo diría puede facilitar considerablemente la toma de una decisión segura. Antes de hacer algo emocionante como el buceo, tendemos a proporcionar nuestra respuesta dominante, pero la respuesta dominante de un principiante no siempre es la correcta. A través de los juegos de roles y la práctica puede hacer que su respuesta dominante apoye la seguridad.

La mayoría de nosotros entendemos, intelectualmente al menos, los riesgos relacionados con ignorar las medidas de seguridad, precipitarse durante los buceos y no estar completamente preparados. Al aprender a reconocer factores que llevan a tomar decisiones poco seguras, podemos mantenernos alejados de situaciones peligrosas.

© Alert Diver — 4to Trimestre 2015