La junta directiva de DAN

Comprometidos con un buceo seguro


La junta directiva de DAN. De izquierda a derecha: Lee Selisky, Joe Poe, Sylvia Earle, Wayne Massey, Kathy Weydig, Michael Lang, Harry Rodgers, Bill Anlyan y Doug Stracener


Los miembros de la junta directiva de DAN son un grupo de personas apasionadas y motivadas. La mayoría de ellos, todos voluntarios, han sido parte de DAN® por más de 10 años y han practicado buceo por un promedio de unos 40 años. Su amplia experiencia es impresionante y su dedicación al buceo con aire comprimido y la seguridad resulta completamente evidente.

Lee Selisky ha practicado buceo en naufragios a gran profundidad, desde el Lago Superior hasta la laguna Truk, desde 1967.

Cuénteme sobre su participación en DAN.
He estado involucrado en iniciativas de seguridad en el buceo durante mucho tiempo, incluso la promoción temprana del Aire Enriquecido Nitrox en una época donde la industria estaba en contra de ello. Si voy a dedicar mi tiempo y energía a hacer algo, quiero tener la posibilidad de ver un impacto positivo, de lo contrario haré otra cosa. He estado trabajando con DAN desde su creación, primero como patrocinador corporativo y durante los últimos 12 años como miembro de la junta directiva y nunca he estado tan emocionado acerca del futuro de DAN como lo estoy ahora.


Joe Poe, J.D., fue miembro del primer equipo de civiles en bucear en el USS Monitor. Ha realizado más de 40 buceos en el naufragio y ha documentado su experiencia en este lugar y en muchos otros naufragios a través de artículos y fotografías.

¿Qué lo llevó a ser parte de la junta directiva de DAN?
En nuestra vida no tenemos demasiadas oportunidades de hacer una diferencia, pero el buceo es una actividad que tanto yo como los demás miembros de esta junta queremos proteger. Intentamos asegurarnos de que todo lo que hacemos fomente la misión de DAN y creemos que hemos logrado dirigir esta organización de modo tal que garantice que DAN siempre brinde ayuda a los buzos.


Sylvia Earle, Ph.D., una defensora del océano y exploradora residente de National Geographic, ha dirigido más de 100 expediciones científicas y ha pasado más de 7.000 horas bajo el agua.

¿Por qué dedica su tiempo a DAN?
La existencia de DAN es un reflejo de la preocupación de personas que se han puesto como objetivo crear una organización autosuficiente que proporcione un servicio esencial para la comunidad de buceo y ayude a dar voz a los océanos. Es un privilegio trabajar con personas que promueven la seguridad de la exploración acuática y poder expresar una opinión sobre las políticas que afectan el futuro del buceo. DAN ha prestado servicios a buzos, entre los que me incluyo, de manera eficiente durante muchos años.


Wayne Massey, M.D., ha adquirido una experiencia considerable tratando buzos con enfermedades disbáricas graves como médico de la Marina de los Estados Unidos y luego como médico y profesor de neurología en el Centro Médico de la Universidad de Duke.

¿Cuáles son las cosas más importantes que hace DAN?
He visto cómo la vida de una persona puede verse afectada por un accidente de buceo y creo que el interés de DAN en la prevención es crucial. Es importante que los buzos aprendan a realizar exámenes neurológicos de campo y a reconocer los signos de un ataque cardíaco y otras emergencias cardiovasculares. La mayoría de nosotros tenemos algunas cosas en nuestra vida que creemos valen la pena y a las que queremos dedicar nuestros esfuerzos, y para mí DAN es una de esas cosas.


Kathy Weydig es buceadora técnica, antigua propietaria de una tienda de buceo y cofundadora del Salón de la Fama de Buceadoras (Women Divers Hall of Fame).

¿Qué la motivó a ingresar a la industria del buceo y a DAN?
Me convertí en una profesional del buceo porque quería capacitar a las personas para alcanzar un nivel de competencia que yo querría en un compañero de buceo. Más adelante me convertí en paramédica (EMT, por sus siglas en inglés) con el objeto de comprender mejor los aspectos médicos del buceo y así poder enseñarlos con mayor eficacia a mis estudiantes. También me convertí en técnica en medicina de buceo (DMT, por sus siglas en inglés) y técnica especializada en medicina hiperbárica (CHT, por sus siglas en inglés) y dirigí una cámara hiperbárica por un tiempo. Valoro que en DAN los ingresos financian la investigación, la divulgación y los materiales educativos.


Michael Lang, Ph.D., dirigió el Programa de buceo científico del Instituto Smithsoniano durante 21 años y el Programa de Buceo Antártico de los Estados Unidos durante 10 años.

¿Cómo logra DAN alcanzar los diversos sectores de la industria de buceo?
Los programas educativos de DAN han tenido un verdadero impacto en el buceo deportivo, y es grandioso ver a DAN tener una participación más activa en el buceo científico, el buceo de seguridad pública y otros tipos de buceo. Por ejemplo, ha habido una aceptación considerable de los cursos de capacitación de DAN entre las más de 130 organizaciones de miembros de la American Academy of Underwater Sciences. Nuestros materiales son cada vez mejores y fáciles de usar. El impacto y la influencia de DAN sobre el buceo deportivo y más allá es más fuerte que nunca.


Harry Rodgers ha sido un ávido pescador, acuarista y buzo desde que era pequeño. También es un experto en seguros.

¿Qué objetivos tiene para DAN y qué iniciativas lo entusiasman más?
Además de ver a DAN como líder de la seguridad en el buceo y el principal proveedor de servicios para buzos en una situación de emergencia, quiero ver cómo los esfuerzos de DAN fomentan un renovado interés en el buceo, especialmente entre los jóvenes. Si podemos preservar la seguridad en el buceo y cuidar a los buzos, eso contribuirá al crecimiento de este deporte. Estoy realmente entusiasmado con el nuevo programa de responsabilidad profesional; se trata de una extensión natural de nuestros esfuerzos de manejo del riesgo y seguridad.


Bill Anlyan, antiguo vicerrector de la Universidad de Carolina del Norte en Wilmington (UNCW, por sus siglas en inglés), tuvo una participación sumamente activa en el programa de ciencia marina de la institución.

¿Cuáles son algunos de los puntos destacados del tiempo que ha dedicado al buceo y a DAN?
Muchas de mis mejores experiencias bajo el agua incluyen a Aquarius Reef Base. UNCW manejaba Aquarius y recibíamos a investigadores de todo el mundo. Aprender de ellos y ver en lo que estaban trabajando son experiencias que no cambiaría por nada del mundo.

El tiempo que pasé en DAN ha sido igual de inspirador. El tema en cuestión (buceo, seguridad, ciencia, el entorno marino) es intrínsecamente interesante y todos las personas que conforman DAN están sumamente comprometidas con la misión. Durante las reuniones siempre nos preguntamos: "¿cómo podemos mejorar la seguridad en el buceo?".


Doug Stracener, J.D., es un abogado particular independiente e instructor de buceo que también dicta clases de seguridad con motocicletas para del Departamento de Seguridad Pública de Luisiana. Trabaja con equipos de buceo de seguridad pública y de los cuerpos de seguridad y se lo ha acusado de ser coleccionista de certificaciones de instructor.

¿Cuál es el rol de DAN en la industria del buceo?
Mi antecesor en la junta, Dick Long, me decía que debía preguntarme constantemente: "¿qué hemos hecho hoy para salvar la vida de los buzos?". En la industria del buceo existen varias agencias con intereses opuestos, pero DAN es como las Naciones Unidas: intentamos mantenernos ajenos a la política y ser un recurso para todo aquel que lo necesite. DAN existe para salvar la vida de los buzos; todo lo que hacemos apunta a ese objetivo.

© Alert Diver — 4to Trimestre 2016