La evolución de un naufragio




Una barracuda ronda la cámara del timonel del USS Spiegel Grove.

¿Qué sucede cuando 9000 toneladas de acero golpean el fondo arenoso a menos de 1,6 km (1 milla) de un arrecife de coral en el sublime santuario marino de la nación? Hay una enorme probabilidad de que se convierta en un punto de buceo de primera clase, lo que aumentaría el turismo. Pero, ¿qué sucede con todos los peces e invertebrados que hacen del naufragio su hogar? ¿De dónde provienen? ¿Altera el naufragio la concentración de vida marina nativa de los arrecifes naturales cercanos? ¿Están los peces de un naufragio congregados y, por lo tanto, son una presa más fácil de atrapar? Preguntas importantes como éstas son el punto central de cualquier debate sobre los problemas y beneficios de los arrecifes artificiales.

En 2002, el buque USS Spiegel Grove se posó sobre el lecho marino del Santuario Marino Nacional de los Cayos de la Florida (Florida Keys National Marine Sanctuary) a aproximadamente 10 km (6 millas) al este de Cayo Largo, lo que se convirtió (en ese entonces) en el arrecife artificial hundido intencionalmente más grande del mundo. A unos 40 metros (130 pies) de profundidad, el barco de 155 metros (510 pies) de largo es hoy una meca para buzos de naufragios de todo el mundo. El naufragio descansó sobre su lado de estribor durante tres años antes de que una marea tormentosa lo enderezara completamente durante el huracán Dennis. Fue la pizarra en blanco con la que tuvo que trabajar la fundación Reef Environmental Education Foundation (REEF) cuando se le encargó evaluar el reclutamiento de vida en el naufragio. Los estudios de REEF comenzaron antes del hundimiento para establecer un punto de referencia de la vida presente en el lecho marino arenoso y a lo largo de los arrecifes cercanos. REEF continuó controlando el Spiegel Grove durante cinco años después de su hundimiento.

Como era de esperar para los entusiastas del buceo en naufragios, el Spiegel Grove hoy alberga una increíble diversidad de vida marina. Se ha documentado la presencia de más de 144 especies de peces en el naufragio, incluso lábridos de cabeza azul, carboneros y barracudas, así como también menos frecuentemente peces rana manchados y puercos unicornio. Los meros guasa y los pargo cubera, protegidos a nivel federal, son cada vez más comunes.


El pez ángel francés es una de las muchas especies de peces tropicales de arrecife que habitan el enorme naufragio.

REEF también debió asumir la tarea de determinar cómo responden los grupos de peces nativos de los arrecifes naturales cercanos a la presencia de esta enorme estructura situada a unos pocos cientos de metros de distancia. Estudios anteriores sobre estructuras artificiales más pequeñas demostraron que estas estructuras pueden atraer peces de los alrededores. Esto es importante desde el punto de vista de la gestión de vida marina ya que si los peces se extienden en bajas densidades en un área grande atraparlos puede resultar más difícil. Sin embargo, si están reunidos en un naufragio es posible que capturarlos sea más fácil y, por consiguiente, que se pierdan grandes cantidades. Mientras que la vida marina de los Cayos de la Florida ha sido protegida de la pesca con arpón durante décadas, la pesca con anzuelo y sedal está permitida en este naufragio y, por lo tanto, los peces son vulnerables. Sin embargo, los datos de REEF sugieren que el Spiegel Grove de hecho proporciona un aumento neto en la abundancia de peces sin una migración considerable lejos de los arrecifes naturales cercanos.

Un motivo del aumento puede ser la envergadura y la complejidad del naufragio, lo que ofrece un hábitat que puede resultar más hospitalario para algunas especies que el arrecife natural situado en los alrededores. Otra consecuencia accidental que da lugar a una abundante vida marina puede ser el hecho de que muchos buzos usan el arrecife en el que a los pescadores les resulta difícil encontrar un espacio abierto donde pescar. Con ocho boyas de amarre situadas a lo largo del naufragio y un cálculo de decenas de miles de buzos que visitan el lugar cada año, es posible que su gran popularidad la esté estableciendo como un área marina protegida de facto.

Cayo Largo es un lugar conocido para las embarcaciones como un punto de arrecifes artificiales. Desde los tiempos de las expediciones españolas, un sinnúmero de buques han encallado y se han hundido en los Cayos de la Florida. Más recientemente, en 1987, los barcos guardacostas de Estados Unidos Bibb y Duane se colocaron intencionalmente como puntos de buceo. El Duane, que se encuentra erguido como el Spiegel Grove, ha estado bajo el agua durante casi 30 años, y la baja de la Segunda Guerra Mundial, el Benwood, ha estado en las profundidades desde 1942. Cada uno de ellos aloja grandes bancos de peces, diversidad de macro vida y coloridas esponjas. Los grupos de vida marina presentes en estos naufragios son mucho más complejos y maduros que los grupos de 11 años de edad del Spiegel Grove. Pero las corrientes que azotan al Spiegel Grove han dado lugar a una rápida colonización de algas, esponjas, corales y gorgonias. La cadena de la vida ya está bien establecida en este arrecife de acero.
Learn More
Para obtener más información sobre los peces que pueden encontrarse en el Spiegel Grove, visite www.reef.org/db/reports/geo/TWA/34030038/ o consulte el informe de cinco años a través de www.reef.org/reef_files/monitoring/SpiegelGrove_5year_report.pdf.


© Alert Diver — 4to Trimestre 2013