Kona: la rica y escarpada costa oeste de la Isla de Hawái




Mantas cuidadosamente coordinadas realizan volteretas a unos pocos centímetros de los embelesados buzos, y a una corta distancia unas de otras.




En Marzo de 2011, un terremoto cerca de la costa de Japón con una magnitud de 9.0 envió un tsunami que se propagó con violencia desde su epicentro en todas direcciones. Desde luego, Japón fue la zona más afectada, pero la pared de agua de unos 2 metros (7 pies) de altura que golpeó la costa oeste de la Isla de Hawái fue algo realmente preocupante. Causó daños por millones de dólares e incluso provocó el cierre permanente de muchos comercios. Llegué a la isla sólo unas pocas horas después de este devastador acontecimiento, por lo que sabía perfectamente que era de esperar que las condiciones de buceo fueran nefastas. No podría haber estado más equivocado.

Al igual que la comunidad de la isla, que tiene un largo historial de recuperación después de desastres naturales con una renovada resistencia, la escarpada costa volcánica oeste de la Isla de Hawái ha demostrado que es el complemento perfecto de los tsunamis.

Sin mucha arena ni tierra en la costa que se escurra hacia el océano, era normal para nosotros tener una visibilidad de más de 30 metros (100 pies), incluso unas pocas horas después del impacto de las enormes olas. El paisaje submarino lleno de rocas está repleto de corales duros y tiene una estética única en comparación con cualquier otro destino del Pacífico que haya visitado.

Si bien Kona no es un destino obligado para enormes bancos de peces, extensos campos de coral blando o caballitos de mar pigmeos, tiene su propia serie distintiva de atracciones submarinas que lo convierten en un lugar que vale la pena visitar.
Tubos de lava

Los pequeños orificios en la parte superior de un tubo de lava de varios cientos de metros de largo crean un dramático efecto de iluminación similar al de una catedral.
Durante una erupción, la lava líquida presente debajo de la superficie del suelo normalmente es expulsada violentamente o se filtra despacio a través de una abertura en el suelo. Cuando las condiciones son adecuadas, la superficie externa de la lava que se desplaza lentamente se endurece pero aún permite que el flujo interno continúe. Cuando la fuente de lava se agota, la dura corteza externa se mantiene intacta y se forma un "tubo de lava" hueco subterráneo, lo que da lugar a una peculiar característica batimétrica que los buzos pueden explorar.

A veces, los tubos de lava tienen el mismo ancho que un camión y varios metros de largo, y no sólo son formaciones geológicas hermosas, sino que también se consideran un hábitat protegido para esponjas, corales, gusanos platelmintos y una infinidad de otras criaturas marinas.

El punto de buceo más septentrional de Kona, Kalokos Arches, presenta varias de esas formaciones, algunas de las que están parcialmente colapsadas, lo que permite recorrer grandes pasadizos que resultan muy fotogénicos.
Estaciones de limpieza de tortugas

Una tortuga verde nada lentamente frente a un fotógrafo camino a la estación de limpieza en Turtle Pinnacle.

Si lo que más le gusta son los encuentros cercanos con tortugas marinas, debe visitar Turtle Pinnacle. Las tortugas se ven constantemente atraídas a este lugar con la esperanza de que los peces limpiadores les quiten los parásitos y las algas de los caparazones. Por lo general, nadan por la estación de limpieza muy lentamente y realizan varias pasadas hasta alcanzar el nivel de higiene deseado. No obstante, a veces simplemente se dejarán caer sobre el arrecife, cerrarán los ojos y disfrutarán de un tratamiento de spa completo hasta que deban regresar a la superficie para respirar. Me resulta difícil pensar en otro destino donde sea posible tener encuentros tan íntimos y auténticos con tortugas con tanta facilidad.
Mantas

Costa rocosa de Kona
Durante décadas, incluso antes de que el buceo se convirtiera en algo común, las luces brillantes de los restaurantes que se encuentran frente al mar en la costa de Kona han atraído mantas cerca de la costa, un fenómeno que los propietarios no comprendieron por completo durante muchos años. Finalmente, a principios de la década del 90, los operadores de buceo comenzaron a reconocer la extraordinaria naturaleza de estas reuniones nocturnas y empezaron a llevar grupos de buzos para que experimentaran encuentros sin paragón cara a cara con las amables criaturas. Hoy en día, el emblemático buceo nocturno con mantas de Kona es uno de los buceos más conocidos en todo el mundo.

Como si se reunieran alrededor de una fogata, los buzos se sientan en un círculo sobre el fondo arenoso alrededor de cajas de luz y apuntan sus linternas hacia la superficie, lo que provoca la llegada de plancton en masa. Casi siempre, las mantas (a veces unas 20 a la vez) se acercan para recibir su cena gratis y realizan volteretas para alimentarse a unos pocos centímetros de su cabeza; no logro comprender cómo un animal tan grande puede moverse con tanta precisión y gracia.

Si bien las mantas pueden encontrarse a lo largo de toda la costa, pueden observarse en mayores cantidades y de forma más constante en Garden Eel Cove.

Buceos en aguas negras
Bucear a varios kilómetros de la costa a grandes profundidades no es divertido para todos, especialmente durante la noche. Pero en eso consisten los buceos nocturnos en "aguas negras" de Kona.

Una innumerable cantidad de especies de invertebrados abisales pasan sus días mucho más allá del alcance de la luz del sol y por eso rara vez son vistos por los buzos deportivos. No obstante, al caer la noche, muchos de estos peculiares animales se atreven a internarse en la columna de agua, supuestamente en busca de alimento.

Este buceo consiste principalmente en esperar, mirar detenidamente y flotar debajo del barco con la corriente del mar abierto. A medida que echa un vistazo a lo desconocido con la luz de su linterna, ésta revela la presencia de incontables animales pequeños y translúcidos, uno más fascinante que el otro. Ya sea que desee tomar fotografías únicas o simplemente esté interesado en ver algunas maravillas de la evolución, este buceo es sumamente recomendable y puede realizarse prácticamente en cualquier punto de las ricas aguas de Kona.
Delfines

Un grupo de delfines tornillo

Si no le agradan los espeluznantes buceos nocturnos en el mar con diminutos invertebrados de otro mundo, Kona también tiene una gran cantidad de criaturas en el otro extremo del espectro de buceo, como amistosos delfines en aguas claras, brillantes y poco profundas.

Algunas bahías resguardadas que se encuentran en la costa oeste de la isla cumplen la función de parques de juegos para varios grupos de delfines tornillo. Pueden verse con frecuencia saltando alto fuera del agua. A menudo, también pueden oírse las canciones de las ballenas jorobadas, pero los encuentros con ellas dentro del agua están estrictamente restringidos. Afortunadamente, esta prohibición no se aplica a los delfines.

Bajo el agua, los chasquidos, silbidos y chillidos de los delfines parecen venir de todas direcciones, por lo que es importante mantenerse alerta y atento. Cuando sus siluetas borrosas aparecen en la distancia, su primer instinto podría ser nadar frenéticamente hacia ellos para verlos más de cerca, pero no debe hacerlo. Domine su ansiedad y espere. Pero si no puede evitar acercarse a ellos, hágalo lentamente y con calma. No querría que un delfín con piernas los atacara a usted y a su familia durante una caminata por el parque, ¿no es cierto? Muchas veces, la paciencia tiene su recompensa; los miembros más jóvenes y curiosos del grupo a veces se alejarán de la seguridad del grupo para investigarlo mientras nadan en círculos a su alrededor.
Cómo bucear en este lugar

Gobio del coral látigo (Bryaninops yongei)
CONDICIONES: Independientemente de cuándo viaje a Kona, debe esperar que las temperaturas atmosféricas estén entre los 23°C (75°F) y los 26°C (80°F). Las temperaturas del agua se encuentran entre los 21°C (70°F) y los 23°C (75°F) durante el invierno boreal y se elevan a 26°C (80°F) a fines del verano boreal y principios del otoño boreal (agosto a octubre). Se recomienda usar un traje húmedo de 3 ó 5 mm de espesor, y si va a realizar muchos buceos tal vez sea aconsejable utilizar una capucha. Al encontrarse en la parte de sotavento de Hawái, las condiciones de la superficie de Kona normalmente son adecuadas para el buceo. Es común que haya más de 350 días al año en los que las condiciones son buenas para bucear; las únicas excepciones se deben a las tormentas de invierno de corta duración. Dada la poca cantidad de desembocaduras de ríos y la ausencia casi total de arena en la costa que pueda echar a perder la claridad del agua, la visibilidad es constantemente superior a los 30 metros (100 pies).

CÓMO LLEGAR: Los vuelos directos desde Los Ángeles, San José, San Francisco, Oakland y Seattle pueden llevarlo a Kona en cinco a seis horas, normalmente por menos de $500. Para maximizar el tiempo de buceo, evite los vuelos que conectan a través de Honolulú ya que a veces pueden duplicar el tiempo total de viaje. El aeropuerto internacional de Kona está justo en la costa y los operadores de buceo están situados a ambos lados.

EN LA SUPERFICIE: Si tiene tiempo suficiente, alquile un automóvil. Las islas de Hawái ofrecen una enorme cantidad de atracciones de fácil acceso tales como volcanes, cataratas, playas, parques nacionales, caminos naturales y villas históricas.

RECOMENDACIÓNES GENERALES: Cerca de la costa de Kona, las profundidades son cada vez mayores rápidamente, lo que permite realizar buceos desde la costa en ricos arrecifes. Una gran cantidad de operadores de buceo tiene botes que navegan a puntos populares en el día, pero para vivir la mejor experiencia de buceo considere realizar un viaje en una embarcación del área con hospedaje a bordo. Para optimizar el tiempo de fondo y el radio de acción, estas embarcaciones son una fantástica opción.
Vea el video



© Alert Diver — 2do Trimestre 2013