Imágenes submarinas con una sola respiración

El arte de la fotografía submarina en apnea


Cuando se fotografían cetáceos y otra megafauna, el equipo de buceo puede resultar demasiado incómodo. El buceo en apnea es la mejor solución, pero para hacerlo eficazmente es necesario contar con una buena preparación y habilidades.

La fotografía submarina desde luego es una actividad más recreativa cuando se bucea con un tanque de aire comprimido. Hay tiempo para tranquilizarse, encuadrar, ajustar la iluminación, revisar las imágenes en la pantalla LCD y hacer todas las pequeñas cosas necesarias para asegurarse de que la foto salga perfectamente bien. Pero sólo los buzos en apnea pueden acceder a algunos sujetos, como por ejemplo los manatíes de Crystal River, Florida, a los que los buzos con aire comprimido no pueden acercarse según las normas locales. O bien los sujetos pueden ser megafauna enorme que se mueve demasiado rápido y a la que es muy difícil acercarse debido a la carga del equipo de buceo o un arrecife frágil y superficial donde maniobrar para introducirse en un lugar estrecho en torno a un delicado coral descarta la posibilidad de llevar el implacable bulto de un tanque de aire comprimido.

A veces la fotografía submarina en apnea requiere hazañas atléticas como por ejemplo bucear hasta profundidades considerables para obtener una imagen. Desde luego, esa es sólo la mitad de la tarea ya que el buzo en apnea debe regresar a la superficie nuevamente. El buceo en apnea también conlleva el riesgo de sufrir hipoxia, que también se conoce como desvanecimiento en aguas poco profundas, lo que puede resultar fatal. Este es un problema sobre el que los investigadores y médicos de DAN® han escrito muchas veces y es el motivo por el que los buzos en apnea siempre trabajan en equipos de compañeros.

Este tema se trató recientemente en el artículo de la sección Opiniones de los expertos de la edición del segundo trimestre de 2013 de Alert Diver, que puede encontrarse en línea en AlertDiver.com/brain. En el artículo, el Dr. Kay Tetzlaff habló sobre los efectos de una menor oxigenación del cerebro con reiterados buceos en apnea y observó lo siguiente: "las apneas extremas que llevan a cabo los buzos en apnea de élite causan un estrés considerable sobre los sistemas cardiovascular y respiratorio. Cabe destacar que el buceo en apnea extremo es una actividad peligrosa que puede provocar peligros graves para la salud, entre los que el daño cerebral a largo plazo es el menos preocupante". Dicho esto, no hablaré sobre ese tipo de buceo en apnea en este artículo. En este caso me concentraré en el buceo en apnea que se encuentra completamente dentro de los límites personales del fotógrafo y cuyo propósito es brindar una forma de fotografiar sujetos a los que no se puede acceder con facilidad por otros medios.
Vestido para triunfar

En algunas situaciones el acceso a la vida marina está restringido a la práctica de snorkeling, como sucede con los tiburones ballena que se encuentran frente a Isla Mujeres.

Si bien una buena forma física proporciona el mayor y el más evidente beneficio para una práctica exitosa de buceo en apnea, una selección apropiada de la vestimenta es una forma sencilla de mejorar la eficacia. El invierno pasado, durante un viaje a Dominica para fotografiar cachalotes, me sorprendió la poca cantidad de personas en nuestro grupo que había cambiado su equipo de buceo habitual por equipo más hidrodinámico. Los trajes de neopreno gruesos que podían mantener a un buzo caliente durante una hora en el fondo proporcionaban demasiada flotabilidad en la superficie. Los buzos que llevaban estos trajes debían usar lastre incluso para ingresar al agua y el enorme esfuerzo realizado para contrarrestar la flotabilidad era tan grande que sus buceos tenían lugar a escasa profundidad, eran breves y resultaban extenuantes.

Algunos de los buzos usaban aletas que eran igual de buenas que las que se utilizan para el buceo con aire comprimido pero no proporcionaban el impulso inmediato y la propulsión que se necesitan para bucear bajo el agua y alcanzar velocidad rápidamente. Incluso si aceptamos que supuestamente no debemos perseguir a las ballenas, un movimiento apenas perceptible de una aleta por parte de una ballena o un delfín concede mucha más velocidad que hasta el nadador más veloz; incluso la posibilidad de tener un breve encuentro requiere aletas potentes y una buena técnica.

Las máscaras que no tienen demasiado volumen, que son fáciles de desempañar y que proporcionan una resistencia mínima son las mejores y definitivamente se prefiere el uso de snorkels hidrodinámicos. El snorkel en esta situación se usa para respirar en la superficie; los buzos en apnea experimentados permitirán que el snorkel cuelgue del protector durante el buceo (y volverán a insertarlo en la superficie) en lugar de asirlo con los dientes en todo momento. Algunos incluso lo guardan en el cinturón de lastre hasta que lo necesitan. Diferentes agencias de certificación recomendarán diferentes técnicas, pero estoy seguro de que todas estarán de acuerdo en que el equipo hidrodinámico permite que la práctica de buceo en apnea sea una experiencia más exitosa.

En la actualidad, muchos fabricantes ofrecen líneas de equipos de buceo en apnea que incluyen máscaras, aletas y snorkels especiales así como también trajes de neopreno con una superficie suave que minimizan la resistencia y que aún brindan protección térmica. No se debe suponer que el equipo de buceo conocido necesariamente tiene la capacidad de ofrecer una experiencia de buceo en apnea de calidad.
Ajuste del equipo fotográfico
En la fotografía submarina en apnea que algo sea más grande no quiere decir necesariamente que es mejor. Muchos fotógrafos están adoptando sistemas fotográficos más pequeños con menos resistencia para cumplir con este objetivo. Las cámaras y las cajas estancas compactas son una excelente solución si no provocan un retardo considerable del obturador. Capturar el momento de auge durante un buceo en apnea requiere un sistema que logre enfocar la imagen rápidamente y que responda inmediatamente al presionar el obturador. Muchos mamíferos marinos grandes tienen un color uniforme y no tienen el contraste que permiten que el enfoque automático funcione fácilmente, por lo que se prefiere el uso de tecnología de enfoque avanzada.


El uso de un parasol con una cubierta tipo domo puede ofrecer una resistencia al agua considerable.

La nueva ola de cámaras sin espejo incluye excelentes opciones para el buceo en apnea; los factores de forma de sus cajas estancas son pequeños, sin embargo estas cámaras ofrecen grandes sensores y capturan excelentes archivos sin un retardo considerable del obturador. En su reciente perfil de fotógrafo en Alert Diver (tercer trimestre de 2013), Alex Mustard dijo: "últimamente también he estado experimentando con cámaras sin espejo con factor de recorte de 2x, cuyo pequeño tamaño es ventajoso en muchas áreas (como cuando se practica buceo en apnea con animales pelágicos) de la misma manera que lo era la cámara Nikonos V. La Olympus OM-D tiene una calidad de imagen tan alta que siento que no comprometo la fotografía final y que simplemente puedo llevar la cámara a lugares a donde no puedo llevar mi D4".

Ese es el legado al que aspiramos: el tamaño pequeño y la conveniencia de una Nikonos V con un objetivo de 15mm combinados con una captura de imágenes digitales modernas y de alta calidad. Muchas de las cajas estancas más pequeñas para cámaras compactas y sin espejo junto con sus objetivos gran angular dedicados han avanzado mucho para lograr ese objetivo.

Adquirir nuevo equipo para practicar buceo en apnea de vez en cuando puede no tener sentido, pero se puede lograr que el equipo existente tenga más eficacia. Uno de los ajustes más sencillos consiste en quitar los parasoles de las cubiertas tipo domo de diámetro grande. Estos parasoles protegen los domos de rasguños y reducen la posibilidad de que haya resplandor en algunas condiciones de iluminación, pero a la vez ofrecen una resistencia al agua considerable. Al nadar con ellos a veces se puede sentir como si se arrastrara un ancla. Es posible que algunos parasoles no puedan quitarse, pero la mayoría tiene algunos tornillos que los mantienen en su lugar y que permiten quitarlos. Un objetivo de ojo de pez miniatura ofrecerá menos resistencia al agua que un "superdomo" de mayor diámetro, siempre que el objetivo que se desee usar funcione detrás de ese tipo de cubierta.
El flash en comparación con la luz ambiental

Una cámara más pequeña, en este caso la SeaLife DC1400, es más fácil de desplazar por el agua que una caja estanca DSLR grande.
A veces no hay opción respecto a si se debe "usar flash o no", porque algunos animales están protegidos por normas que prohíben el uso de luz artificial. Estas normas también pueden restringir el uso de aire comprimido ya que las burbujas pueden perturbar demasiado a algunos animales. Un encuentro con tiburones ballena frente a Isla Mujeres, México, es un ejemplo de una situación en la que el uso de flash puede ayudar a obtener una mejor imagen en general. Es importante destacar que los tiburones están allí para alimentarse de las huevas de la temporada de pequeños atunes, por lo que el flash puede contribuir a que haya una retrodispersión inmanejable. Pero tal vez el patrón de coloración protector de los tiburones se vea mejor con la luz del flash, y un poco de iluminación dentro de las fauces cavernosas revelará detalles que de otro modo aparecerían sombreados.

Otros animales toman la decisión por uno al moverse tan velozmente que no llevar el flash, con la resistencia adicional que supone, hace la diferencia entre capturar la imagen y quedar atrapado en la estela del animal. En el caso de los cachalotes de Dominica decidí fotografiar con luz natural ya que los días eran soleados y las ballenas estaban más frecuentemente cerca de la superficie (al menos cuando podíamos verlas). Pueden bucear a 3.000 metros (10.000 pies) de profundidad en busca de presas, por lo que los flashes serían el menor de mis problemas si intentara fotografiarlos a profundidad. De todos modos, más allá de los 12 metros (40 pies) era una búsqueda sin esperanza. Mientras que algunas tomas eran demasiado monocromáticas sin flash, consideré que fotografiar con luz natural era la mejor solución.

No obstante, con las ballenas jorobadas de Tonga a veces pude comprobar que el uso del flash era una ventaja. Las ballenas tenían una coloración blanca brillante en sus laterales y el flash ayudó con el contraste, particularmente con los animales que estaban en las profundidades o iluminados desde atrás. La tarea era encontrar un flash lo suficientemente pequeño pero que tuviera potencia suficiente como para lograr el objetivo. Normalmente trabajo con una cuarta parte de la potencia por lo que tenía una recarga rápida que podía seguirle el ritmo a mi motor drive para lograr ráfagas de 10 tomas por segundo, pero para tener eficacia era necesario estar cerca de la ballena. La ballena controlaba la situación en gran medida, y una ballena amigable puede beneficiarse de la luz del flash. Esta es otra situación de riesgo/recompensa: si la ballena está demasiado lejos, el flash no ofrecerá ningún beneficio óptico y contribuirá a la resistencia del agua. Los brazos para flash gigantescos y flotantes que se usan para minimizar la fatiga de las muñecas durante la práctica de buceo con aire comprimido no son la solución correcta para la fotografía submarina en apnea debido a su impacto negativo en la hidrodinámica.
Tomas divididas y paisajes marinos de aguas superficiales

En el caso de los manatíes de Crystal River, el buceo con aire comprimido está prohibido y sólo se puede acceder a ellos con un snorkel.

En gran parte del trabajo con luz natural que llevo a cabo durante la práctica de buceo en apnea considero que encuadrar con la potencia del flash y la velocidad del obturador (como haría al bucear con aire comprimido) no es particularmente productivo. Con luz ambiental alta en la superficie a veces es difícil ver los números en la pantalla LED que muestran la configuración de la cámara y la lectura del medidor, y las cosas suceden tan rápidamente con una sola bocanada de aire que una mínima automatización de la cámara es un alivio. Para esto considero que la configuración automática en el modo de prioridad de velocidad de obturación me resulta de gran utilidad. Es posible que seleccione el modo de compensación de exposición si mis sujetos salen regularmente sobreexpuestos o subexpuestos. Incluso con la luz estroboscópica considero que generalmente esto funciona bastante bien ya que la potencia de mi flash está configurada tan baja (para lograr una recarga rápida) que rara vez supera la abertura necesaria para la velocidad del obturador elegida. Si encuadro, es probable con la potencia del flash.

No obstante, recientemente tuve un problema con este protocolo mientras fotografiaba personas que hacían snorkeling con delfines manchados en las Bahamas. Al caer la tarde, fotografiar con una velocidad de obturador de 1/160 segundos para detener la acción me dio una abertura de aproximadamente f/8 para la luz ambiental. Al trabajar con una potencia del flash del 25 por ciento e ISO 320 obtuve buenas exposiciones consistentemente. Pero a medida que se acercaba el anochecer, la luz ambiental disminuyó y tuve que usar una lente f/4. La profundidad de campo se vio afectada, y el flash a menudo subyugaría al sujeto en primer plano (normalmente el delfín). Mi solución fue aumentar la sensibilidad ISO a 640 y reducir la potencia del flash a 12 por ciento, lo que redujo las aberturas a f/5,6 ó f/8 y proporcionó exposiciones apropiadas para la vida marina que se encontraba a 0,5 ó 1 metro (2 ó 3 pies) de distancia.

En el caso de las tomas divididas o las imágenes de arrecifes de coral superficiales, la prioridad de velocidad de obturador con el sol de espaldas generalmente es una forma confiable de fotografiar. Si desea que un sujeto en primer plano tenga más color o quiere iluminar el interior de la máscara de un modelo, yo agregaría un flash entre sus equipos.
Un último consejo

Cuando la vida marina se mueve a gran velocidad, como es el caso de estos delfines manchados que se encuentran cerca de Bimini, el uso de un flash con una recarga muy rápida es una ventaja.
No hay nada peor que bucear en apnea para vivir un encuentro con vida marina que sólo se da una vez en la vida y tomar unas pocas fotos y comprobar que el buffer de datos está lleno. Pronto sentirá que los pulmones le explotan mientras espera que el buffer se vacíe para poder tomar algunas fotos más antes de descubrir que la tarjeta digital segura de 20 dólares estadounidenses que compró en Office Depot no es la herramienta adecuada para el trabajo. Debe tener los medios más rápidos y eficaces que pueda comprar.

Para la fotografía submarina en apnea debe reunir una serie de condiciones: aptitud mental y física, equipo fotográfico hidrodinámico, ropa para el agua hidrodinámica, una técnica fotográfica óptima y un hermoso arrecife superficial u otro entorno propicio para tener un encuentro con vida marina grande.

© Alert Diver — 1er Trimestre 2014