Gran angular con modelos






Es raro para mí estar del otro lado de la lente en una foto submarina, pero durante un evento de fotografía de tiburones que se realizó recientemente en las Bahamas, Mark Chapman capturó una imagen mía con un tiburón tigre que se alejaba nadando con mi cámara y mi flash. Se trató de un encuentro amistoso, nadé con el tiburón por poco tiempo hasta que descubrió que mi flash no era particularmente comestible y lo soltó, pero permitió obtener una imagen más sorprendente en lugar de un simple retrato de un tiburón. La presencia del buzo en la foto permite tener una idea de la magnitud y muestra lo grande e impresionante que era este tiburón tigre; también da lugar a una interesante historia.

Imágenes como esta requieren que el fotógrafo sea hábil y adaptable y que pueda provechar una fugaz oportunidad de capturar una imagen. Pero trabajar con modelos implica mucho más: requiere planificación, colaboración y experiencia con lentes gran angular.

La fotografía submarina que incluye modelos puede tener una naturaleza comercial, por ejemplo para retratar equipo de buceo. Ese es el tipo de fotografía que Doug Perrine describe como un subgrupo de la fotografía de moda o el retrato de productos, una observación que creí particularmente astuta. Las imágenes de modelos bajo el agua pueden contar la historia de una aventura o un destino de buceo en particular. Esos son los tipos de imágenes que impulsaron mi carrera como un periodista de buceo hace décadas. He perfeccionado esas habilidades durante los 17 años que pasé viajando por los Cayos de la Florida y el Caribe para la revista Skin Diver Magazine. "Buzo en algún tipo de entorno submarino" era mi designación.

Trabajar con un modelo dedicado es mucho mejor que aguardar frente a una pintoresca esponja y desear que un buzo pase nadando como un elemento casual de la composición. He hecho esto último, pero nada puede superar a un modelo que está listo y dispuesto a trabajar contigo en un buceo y que comprende tus objetivos. ¿Y cómo se puede encontrar a esa persona?
Reclutamiento

Al fotografiar retratos de productos (como, en este caso, para un catálogo de Subgear) es importante retratar no sólo el "estilo de vida" bajo el agua sino también mostrar los logotipos siempre que sea posible.

Las personas obvias a las que se debe buscar en primer lugar son la pareja, los hijos y los compañeros regulares de buceo u otros amigos. Tanto mi esposa como mi hija han sido excelentes modelos mías a lo largo de los años, lo que conlleva la ventaja de que siempre tenemos la oportunidad de revisar juntos qué salió bien y qué no e intentar hacerlo mejor la próxima vez que trabajemos juntos. Un compañero de buceo dispuesto es una enorme ventaja; contar con alguien con quien puede trabajar reiteradamente es ideal.

Para las sesiones comerciales contratamos modelos, desde luego. Con sólo unos días para tomar fotos y muchos productos que deben retratarse, no podemos aceptar el riesgo de encontrar a un modelo dispuesto en un barco de buceo. Además, los productos que se utilizan en las sesiones fotográficas muchas veces son los primeros de su clase y probablemente no están disponibles en cada talle, por lo que los modelos deben contratarse de acuerdo con el talle así como también con el atractivo físico y las edad apropiada.

En lo que respecta a las habilidades, lo más importante es la comodidad y la habilidad en el agua. Los modelos submarinos deben poder posicionarse en algunas composiciones muy exactas y mantener la posición o moverse en relación con la vida marina en primer plano. Deben tener excelentes habilidades de flotabilidad para que aparenten estar cómodos y sean gráciles en el agua y que puedan evitar el contacto con corales frágiles incluso cuando sea necesario estar cerca.

Las agencias de modelaje son tristemente célebres por mentir cuando describen las habilidades de buceo de sus modelos. Seguramente no es con mala intención, pero es probable que el agente no sea un buzo y típicamente no entenderá la importancia de las habilidades de buceo para que una sesión con modelos bajo el agua tenga éxito. Que un modelo esté certificado no quiere decir que tiene las habilidades necesarias. A menos que una sesión se lleve a cabo principalmente en la superficie, los años de experiencia bajo el agua y una comprensión intuitiva de lo que un fotógrafo espera lograr hacen la diferencia.

La compensación también es apropiada, pero el nivel varía. En el caso de los modelos contratados, existe una tarifa diaria esperada a cambio de una cesión de los derechos de imagen. En el caso de los compañeros de buceo puede ser algo tan simple como una foto halagadora que puedan publicar en Facebook. Pero al menos deberían estar sinceramente agradecidos y apreciar las habilidades de un modelo submarino ya que sus contribuciones a este género de la fotografía no pueden exagerarse.
Comunicación
A diferencia de la fotografía en la superficie, el trabajo bajo el agua requiere que el fotógrafo dirija a un modelo sin hablar. Normalmente, analizamos una serie completa de señas bajo el agua en el barco antes del buceo. Tengo señas para decirles a los modelos cuándo hay demasiada retrodispersión en el lugar y que es hora de continuar, cuándo fotografiaremos imágenes verticales u horizontales (ya que eso afectará su postura en el agua), a qué distancia deben ubicarse en relación con el arrecife o la vida marina en primer plano y el contacto visual óptimo.

El contacto visual es una variable extraordinariamente importante ya que dirige la vista del espectador cuando mira la imagen. Rara vez hay un motivo para que el modelo mire directamente a la cámara; es mucho más natural que la mirada del modelo esté puesta en algún elemento submarino de interés. La mayoría de los modelos lo descubrirán por su propia cuenta, pero si no lo hacen el fotógrafo necesitará algunas señas para dirigirlos. Un fotógrafo afortunado logrará un cierto nivel de conexión mental con un modelo talentoso, ya que eso hace que la colaboración sea mucho más gratificante. Pero básicamente el fotógrafo es el responsable de comunicar en qué parte de la toma debe ubicarse el modelo y qué debe hacer.
Vestuario y preparación del equipo

En una foto editorial como este naufragio del mar Rojo, el buzo muchas veces es un elemento de la composición, y proporciona una escala y un interés humano.

En la sesión de fotos de un catálogo, el equipo es primordial y se debe prestar especial atención a la colocación del logotipo y la posición del buzo en relación con un diseño preconcebido. Pero en la fotografía editorial las composiciones son menos restrictivas. En lo que se refiere al vestuario, es bueno incorporar un poco de color, aunque eso puede ser difícil debido a que la mayoría de los trajes de neopreno y los chalecos compensadores de flotabilidad son de color negro.

Las máscaras y las aletas ofrecen una oportunidad de coordinar los colores. Es mucho más fácil iluminar los faldones de silicona transparentes que las máscaras con faldones negros y las aletas coloridas incorporan una definición a la silueta de los buzos. Es especialmente importante que las máscaras no estén empañadas, y las máscaras nuevas son particularmente problemáticas. El vidrio debe fregarse a conciencia y reiteradamente con pasta dentífrica, Soft Scrub o algún otro producto como crema de limpieza para máscaras 500 PSI. Tanto el vidrio como el interior del faldón de silicona deben fregarse; el antivaho estándar normalmente no es suficiente para las máscaras nuevas.

Sujetar el equipo de buceo correctamente es igualmente importante. Las mangueras deben estar sujetas al chaleco para que no cuelguen y dañen los corales y que no creen la impresión psicológica a través de la foto de que es apropiado bucear de ese modo.
Ejecución
En la fotografía con modelos es importante tener en cuenta la densidad del agua ya que la potencia del flash disminuye rápidamente con la distancia. Un modelo que esté a más de 2 metros (8 pies) de distancia de un primer plano iluminado por un flash fundamentalmente será un elemento de composición y debe colocarse en consecuencia. Un flash simplemente no puede atravesar esa cantidad de agua, que es 800 veces más densa que el aire y de tonalidad turquesa, por lo que apuntar un flash hacia un modelo que se encuentra lejos probablemente sólo creará retrodispersión sin iluminar perceptiblemente la máscara facial ni destacar el color del vestuario. En ese caso sería mejor concentrar el haz del flash en un elemento interesante del primer plano.

No obstante, cuando un modelo se encuentra a unos pocos centímetros del primer plano o, para el caso, está en primer plano, iluminar al modelo es crucial. El flash debe estar dirigido de modo tal que no proyecte una sombra por el faldón o el borde de la máscara sobre sus ojos. Las manos de las personas caucásicas y los puntos sumamente reflectantes del equipo no deben estar demasiado cerca del haz del flash ya que se sobreexponen con facilidad.

También debe tenerse en cuenta la perspectiva, ya que el elemento que esté más cerca en una fotografía gran angular parecerá más grande que el sujeto situado en el fondo. Eso puede usarse con excelentes resultados con un sujeto que ya es grande como por ejemplo un tiburón ballena. Una persona que practica snorkeling y está en el fondo realzará la inmensidad del tiburón y hará que parezca incluso más impactante. De igual forma, un arrecife engalanado con corales blandos puede ser aún más cautivador mediante el uso de una perspectiva forzada con una lente gran angular y la aplicación ingeniosa de la luz del flash para destacar el color y la textura. No obstante, la perspectiva también puede jugarle en contra.

Hace años realicé una campaña para una de las agencias publicitarias más grandes de América; una foto mostraba a un buzo cazador de tesoros que aparentemente descubría una enorme cadena de oro en el fondo cerca del naufragio del RMS Rhone en las Islas Vírgenes Británicas para retratar el concepto "el sabor del éxito". Esto era en la época en la que se usaba película, por lo que no vimos mis fotos hasta el día siguiente, y la exposición, el contacto visual y el fondo para mí eran perfectos. Sin embargo, el director artístico no estaba demasiado satisfecho. En cambio, lamentaba a gritos: "¡estas son las manos que devoraron la ciudad de Chicago!". Aparentemente no estaba acostumbrado a ver una perspectiva forzada en fotos gran angular bajo el agua, por lo que tuve que regresar al día siguiente y volver a fotografiar todo. Esa vez me aseguré de que las manos estuvieran en el mismo plano que el cuerpo y no extendidas hacia mí. Un fotógrafo que trabaja fuera del agua quizás hubiera fotografiado el mismo escenario con una lente normal a 3 metros (10 pies) de distancia y todo hubiera sido perfecto, pero el fotógrafo submarino (yo) debía cubrir a un sujeto grande como un buzo a sólo 90 cm (3 pies) de distancia y garantizar una nitidez y colores al máximo. La lente gran angular, con sus características ópticas inherentes, era la única solución.

Por todo ello, debe elegir a los modelos correctamente, comunicarse con claridad y agradecerles. Asegúrese de que ni el fotógrafo ni el modelo entre en contacto con el coral y determine cuál es el elemento más importante que se debe retratar en primer plano. Considere cómo puede aprovechar la distorsión de la perspectiva y, por sobre todas las cosas, ¡no permita que las manos del modelo devoren Chicago!


© Alert Diver — 4to Trimestre 2013