Fotógrafo: Burt Jones

Al filo del descubrimiento




NIÑO DE LAS ISLAS SALOMÓN EN CANOA: los niños de las Islas Salomón, que son infinitamente entrañables y parecen ser expertos en canotaje desde que son niños pequeños, nos asombraban constantemente con sus acrobacias tanto dentro como fuera del agua. El equilibrio nunca parecía ser un problema. Utilizamos una técnica de imagen dividida para contar la historia de estos hijos del agua y su relación simbiótica con el mar.



El paraíso submarino indonesio, conocido como el Triángulo de Coral, es considerado por muchos como lo mejor de lo mejor para la diversidad de vida marina. Una enorme cantidad de embarcaciones de vida a bordo y centros turísticos en tierra proporcionan acceso cómodo e incluso exclusivo a este increíble hábitat. Los buzos pueden disfrutar de gastronomía gourmet, alojamiento elegante, guías expertos, Nitrox y hasta Wifi para publicar imágenes digitales en línea para impresionar a los amigos que están en casa con la impactante belleza de la región en tiempo real. Pero no siempre fue así. Alguien tuvo que estar allí primero. Alguien tuvo que explorar y perfeccionar la aventura. Alguien tuvo que tener la capacidad de comunicar un descubrimiento en palabras y fotos. Para el Triángulo de Coral y Bird's Head Seascape ese pionero fue Burt Jones.

El largo y sinuoso camino de Jones hacia el Triángulo de Coral comenzó en el centro de Texas, donde en la década de 1960 surgió su inspiración bajo el agua frente a un televisor en blanco y negro. Solía mirar embelesado cómo Mike Nelson eliminaba a los malos, normalmente cortando un regulador de doble manguera con un cuchillo, en Sea Hunt (Investigador submarino). Jones era un niño pequeño un poco extraño; se sentaba frente al televisor con una máscara, aletas y un snorkel con una pelota de ping-pong en la punta. Sea Hunt tuvo que sustentarlo por más de una década ya que Jones ni siquiera vio el océano hasta después de finalizar sus estudios en la Universidad de Texas en Austin, momento en que se dirigió al sur de México para vivir como hippie.






BURT FOTOGRAFIANDO UN BANCO DE JURELES OJO DE BUEY: debajo del embarcadero en el centro turístico Misool Eco Resort, se desarrolló un punto de buceo de clase mundial apenas unos pocos años después de que esta propiedad comprometida con el ambiente creara un santuario marino. Los peces parecen saber que están en aguas protegidas y se han acostumbrado a la presencia de los buzos. Muchas especies, como los jureles de esta imagen, forman concentraciones densas y crean un sinnúmero de oportunidades para tomar fotografías. Mientras yo estaba ocupado capturando tomas de cara de cerca, Maurine fotografiaba un banco de jureles igualmente impresionante. Su sexto sentido de fotógrafa se activó y al mirar hacia arriba me vio posando frente a este banco con forma de yunque. Logró capturar una imagen antes de que el banco se desintegrara.



Fiel a ese ideal, pasó el primer año haciendo prácticamente nada. Pero en 1970 decidió volver a la universidad, esta vez en Cholula, Puebla, en el centro de México. Allí obtuvo un título en antropología antes de conducir hasta Yucatán para disfrutar de un período sabático.

La ciudad de Yucatán de principios de la década de 1970 no se parecía en nada a la de la actualidad. Puerto Morelos era la única ciudad real que había allí en ese entonces. Playa del Carmen tenía 200 residentes, en comparación con los aproximadamente 200.000 de hoy. Jones había escuchado que la isla de Cozumel era un buen lugar para bucear, siempre que pudiera tomar el transbordador para llegar allí. En esa época el transbordador funcionaba sólo dos veces por semana y él perdió el primero, por lo que tuvo que acampar tres días en la playa y matar el tiempo hasta la llegada del siguiente. Mientras practicaba snorkeling cerca de la playa, descubrió agua cristalina y un arrecife de coral inmaculado a tan sólo 457 metros (500 yardas) de la costa; este fue un descubrimiento que sirvió de puntapié para llevar una vida de exploración submarina. Con langostas en cada agujero y caracoles tan grandes como para lastimarse los dedos de los pies con ellos, Jones sabía que no pasaría hambre. No se molestó en tomar el transbordador cuando éste volvió a partir. En cambio, abrió la primera tienda de buceo en la costa para satisfacer principalmente las necesidades de pescadores con arpón en apnea. Jones recuerda esos años con cariño.





CABALLITO DE MAR ESPINOSO Y PEZ SAPO PINTADO: cuando buceamos con un grupo, normalmente esperamos hasta que ellos hayan terminado con un sujeto antes de fotografiarlo nosotros. No siempre obtenemos una imagen, pero la cortesía vale la pena. Inicialmente, el caballito de mar estaba arraigado alrededor de una pluma de mar a unos 3 metros (10 pies) de distancia del pez sapo, pero cuando el último buzo abandonó el área el caballito de mar se alejó nadando. En Lembeh, cualquier fragmento de sustrato que proporciona un pedestal es un blanco ideal para los animales. No pudimos creer nuestra suerte cuando el caballito de mar decidió instalarse justo sobre del pez sapo. Lamentablemente, se volvió a mover antes de que pudiéramos ubicar a los buzos que se habían alejado.



BURT JONES: no puedo decir que era un gran fotógrafo en ese entonces. De hecho, creo que utilicé unos 12 rollos de película en 12 años. Pero rápidamente me di cuenta de que la pesca con arpón en nuestros arrecifes locales no era un plan comercial sustentable y comencé a aprender a tomar fotografías submarinas con una Nikonos. Bucear en los cenotes fue lo que realmente me transformó y lo que convirtió la fotografía en una parte integral de mi vida. Sabía que tenía que tomarme ese tipo de buceo en serio, por lo que en 1984 hice un curso y me convertí en un buzo de cuevas certificado. Fue el mejor curso que hice en mi vida. Aprendí control de flotabilidad como una experiencia Zen y conocí a Mike Madden, un verdadero experto en buceo en cuevas que en ese momento estaba involucrado en la exploración y el trazado de mapas del sistema Nohoch Nah Chich.

Para el año 1997 buzos habían explorado más de 59 km (37 millas) del sistema de cuevas, lo que incluía 36 cenotes. Pero a mediados de la década de 1980 acampábamos en áreas remotas de la selva y evitábamos los campamentos base de los cenotes sucesivos. En ese momento fue cuando realmente comencé a tomar fotos, simplemente porque el sistema de cuevas era tan fabulosamente hermoso.





PINTANDO CON LUZ" EN UN CENOTE: cenote significa "pozo" en maya y estos "pozos" se forman cuando la piedra caliza de la superficie colapsa y crea una entrada hacia el acuífero submarino de Yucatán. En la actualidad, los cenotes están en las listas de deseos de muchos buzos, pero a mediados de la década de 1980 yo estaba entre las primeras personas en bucear en estos mágicos lugares. Maurine y yo trabajamos con el famoso explorador de cuevas submarinas Mike Madden, que tuvo la brillante idea de aplicar la técnica de fotografía en la superficie "pintando con luz" a la fotografía en cuevas. Admito que él fue el verdadero creador de esta imagen. Yo simplemente mantuve el obturador abierto mientras Mike, que conocía el sistema lo suficientemente bien como para nadar allí en una oscuridad absoluta, serpenteaba entre las delicadas estalactitas y estalagmitas disparando un flash hacia las estructuras reiteradamente.




Maurine Shimlock y Burt Jones
STEPHEN FRINK: creo que muchos de nosotros lo conocemos mejor como una mitad del equipo de fotógrafos y escritores Jones–Shimlock. A usted puedo imaginarlo viviendo como hippie en la playa de México, ¿pero cuándo llegó Maurine Shimlock a su paraíso tropical?

BJ: en 1976 estaba viviendo en Puerto Morelos y Maurine estaba terminando su doctorado en Estudios latinoamericanos en la Universidad de Texas. Nos conocimos de manera casual en Austin y nos llevamos bien de inmediato, pero recién restablecimos un vínculo cuando viajó a Puerto Morelos. Ella sabía mucho más de la cultura maya que yo y tuvo una relación con el agua desde el inicio. Así que nos aventuramos juntos en una investigación sobre la existencia del jardín del edén. Entretenidos infinitamente por un lugar en el tiempo que nunca más existirá, exploramos las ruinas mayas y buceamos mucho en la barrera de coral y aprendimos mucho más sobre la fotografía submarina a lo largo del camino. Nos mudamos a una propiedad en la playa, realmente como ocupantes ilegales, pero a la larga adquirimos la titularidad y construimos una posada y una tienda de buceo. Combinar el negocio de hotelería con el buceo y la fotografía nos pareció una buena idea en ese momento.





MAURINE EN EL TIMÓN DE UN BARCO: a principios de la Segunda Guerra Mundial, los japoneses sufrieron graves pérdidas en el estrecho de Savo en las Islas Salomón, que luego se conoció como el estrecho del Fondo de Hierro. La mayoría de los naufragios del lugar están a demasiada profundidad como para bucear con aire comprimido de manera segura, pero hay cientos de naufragios donde se puede bucear con facilidad en todo el oeste de las Islas Salomón. Al aislar una sola característica de este artefacto hundido y agregar a un buzo, nuestra imagen cuenta la historia de cómo los naufragios se han convertido en una atracción turística y finalmente están teniendo una influencia positiva sobre el país en lugar de una destructiva.



SF: bueno, claramente eso no funcionó, porque lo conocemos más por su trabajo en la región Asia-Pacífico. ¿Qué lo llevó en esa dirección?

BJ: un amigo había construido un barco de vela en Taipei y estaba por iniciar una gran aventura. Yo era un auténtico fanático de la fotografía submarina de Douglas Faulkner y gran parte de su significativa labor fue realizada en Palau. Le dije a mi amigo que me llamara si alguna vez iba allí. En efecto, una noche recibí una llamada por cobro revertido: "estoy en Palau. Ven". Maurine y yo lo meditamos toda la noche y para la mañana nos habíamos convencido de que era la oportunidad de nuestras vidas. Por lo tanto nos dirigimos a Palau. Nuestro equipaje incluía nuestras cámaras, equipo de buceo, un bote inflable y cuatro tanques. Visitamos puntos de buceo que cambiarían nuestras vidas para siempre, y lo digo en el mejor sentido posible.

A principios de la década de 1980 buceamos en Palau y también nos dirigimos a Papúa Nueva Guinea. Vimos cosas bajo el agua que pocas personas han visto. En 1988 conseguimos trabajo como directores de crucero en la primera embarcación de vida a bordo en operar en las Islas Salomón, el Bilikiki. Trabajamos con el propietario Rick Belmare para reparar un barco de pesca mayormente destruido que estaba amarrado en un puerto en las islas Florida. Este barco tenía corales de mesa de 1,8 metros (6 pies) de ancho que crecían en su casco, pero ayudamos a transformarlo en la embarcación de vida a bordo de clase mundial en la que finalmente se convirtió. Estábamos orgullosos de haber estado allí durante los primeros años; establecimos la capacidad de procesamiento de película E-6 y trabajamos con Chris Newbert y otros fotógrafos para crear itinerarios particularmente apropiados para los grupos de fotografía submarina. Hicimos eso por dos años y luego regresamos a Austin con una idea de escribir artículos, vender fotos y llevar a personas en safaris de buceo. Ese fue el motivo por el que formamos nuestra compañía, Secret Sea Visions.





LUCHADORES DE PESO PESADO: siempre me quedo absorto en las batallas rituales por el territorio que tienen lugar en el arrecife. Los diminutos camarones esqueleto (normalmente con una longitud inferior a 2,5 cm [1 pulgada]), del género Caprella, que son difíciles de localizar y aún más difíciles de fotografiar, no son verdaderos camarones sino anfípodos que viven en grupos dentro de las ramas de diversos receptores. Los machos son más grandes que las hembras y ambos mudan sus exoesqueletos a medida que maduran. La hembra puede aparearse sólo cuando se encuentra entre exoesqueletos endurecidos. Por consiguiente, los machos casi transparentes son perpetuos oponentes que deben esperar pacientemente hasta que las hembras muden sus antiguos exoesqueletos antes de poder contribuir al patrimonio genético.



SF: recuerdo su impresionante primer libro ilustrado, Secret Sea (El mar secreto). El libro contenía hermosas fotografías y un texto perspicaz. ¿Cómo nació esta obra?

BJ: en ese entonces yo fotografiaba mayormente peces e imágenes macro y Maurine se concentraba en las fotografías de gran angular. Juntos habíamos armado una importante colección de diapositivas submarinas. Newbert nos presentó a las mujeres que estaban publicando Ocean Realm (El reino del océano), una revista de buceo trimestral de alta calidad. Ellas publicaron nuestro trabajo por primera vez en 1990 y presentaron nuestra fotografía a nuestros colegas y la industria más general. También publicaron Secret Sea en 1996, que ganó el premio Ben Franklin Award de la Independent Book Publishers Association (Asociación de Editoriales Independientes) en 1996. Esta fue una época de nuestras vidas donde una cosa a menudo llevaba a otra, pero si yo iba a apuntar a la única sinergia de esa época que tuvo la mayor influencia en nuestras vidas, sería volver a establecer un vínculo con Kalman Muller.

Kal había vivido y viajado mucho en México, así que teníamos eso en común cuando nos conocimos de camino a la isla Sipadan en Malasia a fines de 1989. Él estaba trabajando en la primera guía de buceo para Indonesia, Diving Indonesia (Buceo en Indonesia) y congeniamos de inmediato. Su segunda edición de la guía de buceo estaba en proceso en 1993 cuando me invitó a ir con él a Komodo en una expedición de exploración en una embarcación de vida a bordo.

En ese viaje también participaban dos de los expertos en identificación de peces más influyentes del mundo, el fotógrafo Roger Steene y Gerry Allen, Ph.D., una prestigiosa autoridad en la clasificación y ecología de peces de arrecife de coral de la región Indo-Pacífico. Esta era una compañía en verdad excitante y una gran aventura. Fue un viaje duro y accidentado, no como las excursiones en lujosas embarcaciones de vida a bordo de la actualidad. Pero vimos cosas maravillosas.

Llegamos a Horseshoe Bay y observamos cómo un dragón de Komodo trepaba por una enorme roca quizás 46 metros (150 pies) por encima de la playa. Lo seguimos hasta allí con la esperanza de obtener una fotografía y lo encontramos comiendo a un dragón más pequeño. Desde esa posición elevada miramos hacia abajo y vimos un pedazo de arrecife que no sabíamos que estaba allí. Decidimos bucear ahí al día siguiente y Gerry quedó completamente deslumbrado. Había peces tropicales y peces de aguas templadas en un mismo lugar por el afloramiento de agua fría y las corrientes mezcladas. Fue un buceo sumamente inspirador y cuando reflexionamos sobre la imagen de un dragón de Komodo comiéndose a otro, el punto se nombró a sí mismo. Cannibal Rock (o "Roca de caníbales") actualmente es uno de los puntos de buceo más famosos de Indonesia, y de forma merecida.






DRAGÓN DE KOMODO EN AGUAS SUPERFICIALES: los visitantes de Horseshoe Bay cerca del sur de la isla de Rinca en el Parque Nacional de Komodo serán recibidos por una gran cantidad de dragones. Este comportamiento acostumbrado, instigado por las personas en embarcaciones de vida a bordo que comenzaron a darles desperdicios de cocina a los dragones, no es normal, pero ofrece la oportunidad única de acercarse a los dragones. Los dragones de Komodo son buenos nadadores y pueden nadar 1,6 a 3,2 km (1 ó 2 millas) en aguas abiertas si la siguiente isla tiene una buena fuente de alimento. Pueden ser agresivos y siempre se aconseja tener mucho cuidado al acercarse a ellos en tierra o desde el agua. Lo que no se puede ver en esta imagen es a uno de nuestros conductores de una lancha parado detrás de nosotros con el gran palo bifurcado que utilizó para ahuyentar al lagarto más grande del mundo.



SF: al estar en Raja Ampat y Komodo en ese momento seguramente habrá llegado a conocer a Larry Smith, uno de los guías de buceo más famosos que ha trabajado en la región.

BJ: sí, por supuesto. Conocí a Larry en 1995 cuando trabajaba en Banda Sea y terminamos en un barco juntos. Me contó sobre un punto de buceo en la isla de Ambon que tenía pequeñas cosas realmente extrañas. Describió un pez que sonaba como algo que un gato había escupido. Me preguntaba si podría haber sido un Rhinopias y me emocioné mucho con la posibilidad de ver un pez tan extraño (en ese entonces). El lugar estaba cerca de Laha en la bahía de Ambon y realizamos siete buceos el primer día y nueve al día siguiente. Para nuestro asombro, vimos Rhinopias y nueve peces sapo diferentes en los pilotes de los muelles, camarones Coleman en un erizo de fuego y una extravagante sepia. La lista de descubrimientos personales continuó sin cesar: era una absoluta meca de criaturas. Creo que el buceo en lodo nació ese día. Para 1996, Larry se había mudado al estrecho de Lembeh para desarrollar más de lo mismo y, con respecto al buceo en Indonesia, el resto es historia.






CABALLITO DE MAR PIGMEO: tras ver a nuestro primer caballito de mar pigmeo durante un viaje de buceo en 1996 a Komodo, visitamos Larry Smith, que acababa de mudarse al estrecho de Lembeh en Célebes. Les mostramos el coral de abanico receptor a Larry y sus guías de buceo, que luego comenzaron a encontrar a diminutos caballitos de mar en todas partes. Los científicos acudieron en manada a Lembeh y nuevas especies y nuevos corales de abanico receptores fueron descubiertos. A lo largo de los años hemos fotografiado a muchos individuos, pero actualmente rara vez invadimos el territorio de los caballitos de mar a menos que la imagen tenga un potencial impactante. En Aljui Bay, Raja Ampat, encontramos a este caballito de mar pigmeo que miraba desde detrás de su coral de abanico receptor. El espacio negativo proporciona un sentido de escala y la pose del pez provoca humor; es una de nuestras imágenes de pigmeos favoritas.



SF: sé que actualmente tiene una relación cercana con Conservation International. ¿Qué esperan lograr conjuntamente en su parte especial de Indonesia, Bird's Head Seascape?

BJ: nuestro objetivo establecido es incorporar el turismo a un plan de conservación y nuestro colaborador principal es Mark Erdmann, Ph.D., el actual vicepresidente de Programas Marinos de Asia-Pacífico de Conservation International. Larry Smith, antes de su muerte en 2006, se unió a Gerry Allen, Mark Erdmann y a mí durante las innumerables horas que pasamos juntos bajo el agua por todo Raja Ampat. Más adelante expandimos nuestras exploraciones e incluimos la bahía Triton y la bahía Cenderawasih, que junto con Raja Ampat recibieron el nombre de Bird's Head Seascape (BHS).

En 2008 Maurine y yo fuimos contratados como asesores de turismo marino sustentable y se nos asignó la tarea de promover y publicitar la región. Esto fue especialmente significativo ya que fue la primera vez que una organización de conservación había incorporado el turismo a su plan. Conservation International respaldo y promovió nuestra primera guía, Diving Indonesia's Raja Ampat (Buceo en Raja Ampat, Indonesia), en 2009 así como también nuestro libro de 2011, Diving Indonesia's Bird's Head Seascape (Buceo en Bird's Head Seascape, Indonesia). Nuestro sitio web, BirdsHeadSeascape.com, fue diseñado para ser un archivo del trabajo científico continuo en BHS, un espacio para fotógrafos y escritores, una manera de informar al público acerca de los eventos y novedades ambientales en el este de Indonesia y como el sitio perfecto para obtener información para turistas que visitan BHS.






MANTARRAYAS ALIMENTÁNDOSE: Manta Alley cerca del sur de la isla de Komodo es conocido como un centro de servicio de una parada para mantas. Es el lugar donde van a alimentarse y ser limpiadas por una variedad de peces más pequeños. Cuando una fuerte corriente fluye a través de una pequeña abertura entre un islote y una roca sumergida, el plancton o alimento de mantas queda especialmente concentrado y las mantas llegan para alimentarse en mayores cantidades. En el día en que se tomó esta imagen, la corriente era intensa y fue todo lo que pude hacer para permanecer agachado cerca del sustrato. Valió la pena cada músculo dolorido porque la acción de las mantas fue extraordinaria.



SF: desde el punto de vista de alguien que ha tenido la suerte de ver los arrecifes más inmaculados de la Tierra antes que cualquier otra persona, ¿tiene alguna reflexión que pueda compartir con nosotros para terminar?

BJ: debido al tiempo que hemos pasado en tantos lugares hermosos del planeta y dado el grado de cambio que hemos observado en estos ecosistemas durante nuestras pocas décadas de exploración, sabemos que nuestros esfuerzos continuos deben permanecer basados en la conservación marina. Debemos comunicar lo extrañas y maravillosas que son estas criaturas y la fragilidad del equilibrio de la vida.

Sabemos que estos han sido tiempos muy especiales. Se me ocurre que las descripciones de nuestros trabajos, el suyo y el mío, no existían en la época de nuestros padres. Apenas tenían tecnología de buceo con aire comprimido cuando eran adultos jóvenes y en ese entonces el turismo de buceo sin duda no se había desarrollado. Ellos no podrían haber hecho lo que nosotros hicimos para ganarnos la vida. Y tengo miedo de que esto no exista para nuestros nietos a menos que realmente frenemos la sobrepesca, la acidificación de los océanos y los efectos desenfrenados del cambio climático que afectan profundamente a los arrecifes de coral y la vida marina pelágica. Hemos vivido una época óptima. Poder ver lo que hemos visto, poder hacer lo que hemos hecho; somos de los pocos afortunados. Es un privilegio del que estoy sumamente agradecido cada día de mi vida.






"UNO QUE ESCAPÓ": en un día cualquiera, el sustrato de un buen punto de buceo en lodo estará repleto de acción. Yo estaba encuadrando a un pez sapo cuando un rápido movimiento periférico captó mi atención. Vi a este chile con un pez ballesta que había capturado y llevaba en su boca. Si bien el pez ballesta parecía ser el almuerzo, sus espinas dorsales y ventrales erectas impedían que el chile pudiera tragarlo. Pude capturar una sola imagen antes de que el pez ballesta escapara. Esta es una de esas imágenes que definen la importancia de familiarizarse con el equipo y la configuración hasta el punto en que pueda simplemente capturar una imagen excelente sin quitar la mirada del sujeto.



Explore más
Vea más imágenes de Burt Jones en esta galería de fotos complementaria en línea.

© Alert Diver — 2do Trimestre 2017