Fiyi: capital mundial del coral blando

Un viaje en una embarcación de vida a bordo por Bligh Water


Fiyi es un paraíso para los observadores de peces del Indo-Pacífico. Aquí se puede observar a un pez ángel emperador.


Cuando el divemaster anunció que iniciaríamos el día con un buceo al amanecer en Mellow Yellow, quedé realmente encantado. Los recuerdos de diferentes puntos de buceo tienden a mezclarse a lo largo de los años, pero éste permanece claramente definido por un buceo anterior donde encontramos a un enorme ranisapo de color amarillo acurrucado entre grandes esponjas amarillas, con un campo de corales blandos azafrán a su alrededor. En ese entonces recuerdo que pensé que habían acertado con el nombre del lugar. Extracto de mi registro de viaje de 2004:

En Mellow Yellow nos informaron sobre la posibilidad de que quizás podríamos encontrar a un gran ranisapo amarillo y efectivamente estaba justo donde nos dijeron que estaría. Este ranisapo, más grande y vibrante que la mayoría de sus primos del Caribe, estaba bien ubicado entre algunas esponjas incrustantes rojas y amarillas. No obstante, a pesar de que el encuentro fue sumamente satisfactorio, la principal atracción de este buceo fueron los corales blandos amarillos que adornaban el pináculo principal y la cresta que la unía a un pináculo más pequeño y profundo que estaba cerca de allí. Este es el punto de buceo por el que se creó la película de diapositiva Velvia: antias doradas, corales blandos amarillos, corales de abanico carmesí y agua de color turquesa. Este lugar me voló la cabeza, no literalmente, lo que es posible por la fuerte corriente que a veces hay en lugar, sino en sentido figurado, ya que quedé completamente asombrado. Esa semana volvimos a bucear en MellowYellow en un momento donde las corrientes no eran tan propicias. No había ningún tipo de flujo y, por lo tanto, el buceo fue completamente diferente; naturalmente fue bueno, pero en estas aguas la corriente justa transforma algo que es solamente bueno en algo realmente espectacular.

Pez sapo pintado


En la actualidad, más de una década más tarde, me preguntaba si este lugar aún resultaría interesante. Después de todo es un pináculo y algunos de los pináculos que he observado en otras partes del mundo están mostrando señales de desgaste. Esta degradación no es necesariamente porque los buzos toquen los corales, sino que dado que docenas de buzos circunnavegan populares pináculos todos los días, las burbujas que expulsan se filtran hacia arriba y rozan los corales blandos que están en la parte superior. Podemos aspirar a sólo tomar fotografías y dejar sólo burbujas, pero en los lugares que tienen paredes verticales, salientes o pináculos, las burbujas pueden causar daños.

Con eso en mente, esperaba encontrar a este lugar algo disminuido respecto a mis percepciones anteriores. Sin embargo, 11 años más tarde y con una corriente leve (lo suficiente como para potenciar el tamaño de los corales blandos pero no tanto como para dificultar la permanencia en el lugar para lograr encuadrar una foto) este lugar sigue siento un punto de buceo de clase mundial.


Pez ángel real
Los fotógrafos normalmente bucean en este lugar con un objetivo gran angular; ese día me concentré en obtener retratos de peces de tamaño mediano simplemente porque los fondos eran tan suntuosos, texturizados y coloridos. Si bien mi ranisapo amarillo estaba sorprendentemente ausente, el resto del lugar estaba tan prístino como siempre. Volver a visitar el lugar fue una epifanía, una prueba de la recuperación de las aguas que constantemente fluyen a través de este lugar, la capital mundial del coral. El hecho de que yo estuviera sumergiéndome en estas aguas tan pronto después de salir de Los Ángeles ayuda a comprender algo notable acerca del buceo en Fiyi: es excelente y está sumamente cerca.

A diferencia de algunos destinos de buceo exóticos, que pueden suponer viajes de 40 horas y estadías en hoteles durante el trayecto, Fiyi es felizmente accesible para los turistas de América del Norte. Desde el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX), la isla principal de Fiyi, VitiLevu, se encuentra a sólo un vuelo directo de 11 horas. El puerto de partida de la embarcación de vida a bordo estaba a sólo un viaje en autobús de dos o tres horas más desde el Aeropuerto Internacional de Nadi. Salir de LAX a la medianoche y ganar algunas horas al atravesar algunas zonas horarias en el camino nos permitió instalarnos en nuestras cabañas, preparar las cámaras y realmente ingresar al agua el primer día de viaje en barco cárter.


Fiyi es conocida por la densidad de coloridos organismos filtradores que decoran las paredes y salientes, como es el caso de este arrecife superficial cerca de Taveuni.


Crucero por el pasaje de Vatu-I-Ra
El primer buceo en los itinerarios de muchos cruceros, el temido buceo de verificación, con mucha frecuencia es bastante marginal. Tienden a ser cerca de la costa y ofrecen

Pez cerdo moteado.
una escasa profundidad para que los huéspedes puedan refrescar sus habilidades y ajustar la flotabilidad en un arrecife sin demasiada vida de modo tal que un golpe accidental no tenga gran importancia. Fiel a nuestras expectativas, este buceo fue el menos impresionante de los que hicimos, pero eso fue sólo por la escasa claridad del agua como resultado de los días de lluvia que había caído en las aguas cercanas a la costa. El buceo en sí tenía potencial de grandeza.

En Amazing Maze, la parte más increíble fue la serie de túneles bordeados por corales blandos y una profusión de antias, peces león y grupos de anémonas y peces payaso. Hubiera sido impactante de no ser por los desechos y el material particulado que habían llegado al arrecife desde la cercana VitiLevu. Con un objetivo macro de 10mm instalado, estaba perfectamente feliz de concentrarme en las pequeñeces del arrecife. No obstante, los cantos de una ballena jorobada que estaba claramente cerca de allí me hacían mirar constantemente hacia arriba a la espera de la máxima frustración fotográfica: una ballena amistosa, mala visibilidad y un objetivo macro en mi cámara. Creo que tuve suerte de que nunca vi una ballena y pude evitar esa angustia.


Hay una gran abundancia de corales blandos en toda la cadena de islas.
Ver lo que los arrecifes cerca de la costa tenían para ofrecer hizo que fuera aún más especial sumergirse en las aguas de Mellow Yellow con una visibilidad de 46 metros (150 pies) a la mañana siguiente después de un viaje en crucero a Bligh Water durante la noche en el pasaje de Vatu-I-Ra. Ya no estábamos en Kansas (pero iríamos allí más adelante).

Bligh Water recibe su nombre por William Bligh, que en 1789 fue separado del mando del HMS Bounty por el segundo maestro Fletcher Christian y una tripulación de 18 amotinados. Bligh y 18 tripulantes leales fueron abandonados a la deriva en una lancha de 7 metros (23 pies) para emprender un viaje de unos 5.795 km (3.600 millas) hasta el puerto holandés de Timor. El miedo al canibalismo convenció a Bligh de no perder el tiempo en estas aguas, pero eso fue exactamente lo que hicimos allí durante los 10 días siguientes.

Después de pasar nuestro primer día completo del viaje en un barco chárter alternando entre Mellow Yellow, Black Magic Mountain y Coral Corner, viajamos en un crucero durante la noche para probar puntos de buceo cerca de la isla de Makogai. Mi primer buceo fue en un punto conocido como Half Pipe. Hubiera sido bastante productivo aunque sólo hubiera sido por la presencia de las gigantes gorgonias carmesí que adornan la superficie de la bajada, densamente pobladas por habitantes del arrecife como fusileros y antias. Pero tuve la suerte de encontrar a una increíblemente dócil tortuga carey que nadaba a lo largo de la pared y que se abría camino debajo y entre los abundantes organismos filtradores. Desde luego estaban los demás sospechosos habituales del arrecife: peces ballesta titán y payaso, peces globo, tiburones de arrecife de punta blanca, salmonetes, peces payaso y bancos de ídolos moros. Había criaturas más pequeñas para los fanáticos de la fotografía macro como por ejemplo peces halcón de nariz larga, camarones anémona y peces hoja. Este fue un punto de buceo sumamente productivo que volveríamos a visitar a pedido más adelante durante el crucero.


Una tortuga carey nada a través de un coral de abanico carmesí en Half Pipe.


Después de pasar el día buceando en los puntos Ratu Ridge y Dominoes que estaban cerca de allí, visitamos una aldea en la isla de Makogai, un antiguo centro de leprosos. Antes de que existiera un trato más humano para los leprosos, estos a veces eran apaleados hasta la muerte. Cuando Fiyi se convirtió en una colonia británica, el apaleamiento fue prohibido y la Ley de Ordenanza para Leprosos (Leper Ordinance Act) de 1899 abordó la naturaleza contagiosa de la enfermedad al impedir que los infectados manipularan comida para el público o se bañaran en piscinas públicas. En 1908 el gobierno aisló a los leprosos del país en la isla de Makogai y en 1911 monjas de las Hermanas Misioneras de la Sociedad de María, junto con el médico que era el obispo a cargo, llegaron al lugar para cuidar a los leprosos. Otros países del Pacífico comenzaron a enviar a sus pacientes con lepra a Makogai, lo que en el año 1947 dio lugar a una población de 675 pacientes en la isla. La ratificación del uso de dapsona en la Conferencia Internacional sobre Lepra (International Conference on Leprosy) de 1948 produjo una disminución constante en la cantidad de casos de lepra, pero no antes de que más de 1.000 personas fueran enterradas en Makogai.


Los habitantes de Fiyi son amables y cordiales y a menudo invitan a los huéspedes para que disfruten de una fiesta con kava o una danza local.
Un paseo entre las tumbas y los vestigios de la leprosería nos dio que pensar, pero luego los niños de la aldea nos deleitaron con una alegre danza. Una agradable ceremonia con kava organizada por el anciano del lugar antes de la danza tal vez contribuyó a crear un ambiente alegre, aunque en realidad nunca me había emocionado demasiado por beber kava. La bebida es un "grog" que se fabrica moliendo la raíz de la planta de kava y se filtra con agua en un gran recipiente comunal. La ceremonia de beber el turbio brebaje en una cáscara de coco es una parte integral de la experiencia de Fiyi y algo que la aldea de Makogai compartió con gran hospitalidad.





Taveuni
Sorprendentemente, en seis viajes anteriores a Fiyi nunca había asistido a una de sus islas más icónicas, Taveuni. Garden Island, la cuarta isla más grande de Fiyi que está conectada al mundo exterior mediante su propio aeropuerto internacional, ofrece una sofisticada infraestructura de centros turísticos de buceo que se especializan en míticos puntos de buceo. Si bien durante este viaje bucearíamos desde una embarcación de vida a bordo, también esperaba poder realizar un viaje de buceo desde tierra. El buceo fue excepcional y con frecuencia veíamos los barcos de buceo de un día desde Taveuni que se desplazaban hacia sus amarres. Sin embargo, un saludo amistoso era prácticamente la única interacción que teníamos con ellos, ya que hay una enorme cantidad de lugares disponibles para todos.

Al

Great White Wall, cerca de Taveuni, es uno de los puntos de buceo más
famosos de Fiyi.
nunca antes haber visitado Taveuni, no había buceado en uno de los puntos más famosos de Fiyi,Great White Wall, una omisión que estaba ansioso por corregir. De acuerdo con el informe, descenderíamos a través de un túnel semilargo y saldríamos a aproximadamente 24 metros (80 pies) antes de girar a la izquierda y desplazarnos a lo largo de la pared del arrecife. Casi inmediatamente encontramos un área de la pared que podría describirse como "excelente" y "blanca". Cuando la corriente es intensa (que a veces claramente lo es, conforme lo demuestra la densidad y diversidad de los corales blandos) es posible que pase por la parte más exuberante del buceo sin intención y que no pueda nadar contra la corriente para volver a verla. Es posible que también se sorprenda al ver que los corales blandos blancos no son tan grandes como los corales blandos rojos, amarillos o lavanda que quizás haya visto en otros lugares. Pero lo más impresionante es la enorme multitud que se encuentra a lo largo de esta pared. No debe desesperarse si es alejado de la pared demasiado pronto porque el resto del buceo está igualmente decorado por impresionantes arrecifes adornados por corales blandos.

Uno de los aspectos más agradables del buceo desde una embarcación de vida a bordo que visita los mismos lugares una semana tras otra es que la tripulación tiende a saber dónde encontrar criaturas de importancia. Esto es particularmente cierto para las especies territoriales o sedentarias tales como caballitos de mar pigmeos y anguilas listón azul, un sujeto que deseaba fotografiar.

Tuve suerte de que la mayoría de los huéspedes de mi barco chárter eran clientes frecuentes. Una huésped de este tour por Fiyi tenía una memoria infalible y cada vez que surgía el tema de las anguilas listón azul me recodaba: "mi mejor imagen de una anguila listón azul nunca se hizo realidad porque cuando visitamos Fiyi en 2004 vimos a una a 24 metros (80 pies) y para cuando terminaba de fotografiarla regresaba a su agujero y nunca más volvía a salir antes de que mi tiempo se fondo se terminara". En este viaje finalmente me absolví a mí mismo de esa prolongada culpa al compartir con ella una oportunidad de fotografiar a una anguila listón azul particularmente audaz a menos de 9 metros (30 pies) de profundidad en Jerry's Jelly, un punto de buceo superficial rico y productivo cerca de Taveuni. Si bien es posible que las anguilas, de las que encontramos tres en una pequeña área del arrecife, hayan sido la especie objetivo para ese buceo en particular, el cuaderno de bitácora confirmó avistamientos de huéspedes de tiburones de arrecife de punta blanca, peces escorpión, anguilas de jardín, gobios, peces Maoríes y gobios dardo de fuego.


Una anguila listón residente en Jerry’s Jelly.


Reserva marina de Namena
La reserva marina de Namena rodea la pequeña isla de Namenalala y se extiende entre las dos islas principales de Fiyi: Viti Levu y Vanua Levu. Establecida en 1997, abarca aproximadamente 80 km2 (30 millas cuadradas) y prohíbe la pesca comercial dentro de sus límites. Al igual que muchas áreas marinas protegidas, la Namena MPA paga enormes dividendos en materia de buceos de calidad.

Uno de mis puntos de buceo sistemáticamente favoritos en todo Fiyi se encuentra en North Save-A-Tack Passage en un punto de buceo que incluye tanto The Arch como una meseta poco profunda llamada Kansas. Los corales de cuero del último punto seguramente le recordaron a alguien los campos de trigo de las Grandes Llanuras. Llegamos a The Arch, un agradable fondo gran angular digno de una visita en sí mismo, con conocimiento de que había un banco residente de barracudas plateadas y seriolas que patrullaban el borde de la bajada. Por algún motivo, ya sea el flujo de corriente o la proximidad, ese día las barracudas nadaban en una formación sumamente polarizada. Con un enfoque lento y medido, pude tomar una fotografía con docenas de peces al acercar la imagen y veintenas al alejarla.


Kansas recibió su nombre por los corales de cuero que le deben haber recordado a alguien los campos de trigo del medio oeste de los Estados Unidos.


Las seriolas y las barracudas ofrecían sutiles variaciones de azul y plateado; pero al nadar de regreso al arrecife encontré color: peces ángel emperador, completamente ajenos a mi proximidad, buscaban comida entre los corales blandos que decoraban la base de TheArch. Desde allí, tras nadar un poco a lo largo de Yellow Brick Road, llegamos a una densa concentración de corales de cuero en Kansas. Junto a Kansas se encuentra el muy fotografiado Window of Dreams, que se destaca por la profusión de corales blandos que rodean un portal en el arrecife, justo del tamaño perfecto para encuadrar retratos de buzos.

Si bien hay muchísimas cosas buenas en las profundidades de la reserva marina de Namena, debe reservar un poco de tiempo al final del buceo para explorar las cimas de las rompientes o "bommies". Las formaciones de coral duro de las aguas superficiales a menudo son extraordinarias, tal como lo experimenté en una serie de fotos de una expedición que realicé al lugar en 2012.


Esta ventana de coral cerca de Kansas es un ícono que vale la pena fotografiar.


Para pasar un poco más de tiempo en Taveuni, durante este viaje decidimos no bucear en Nigali Pass. Esta fue una decisión muy difícil y es posible que haya sido la primera vez que me perdí un buceo con tiburones adrede. Volví a revisar los registros de viajes anteriores para recordar este icónico buceo a deriva en Fiyi. El pasaje es un largo canal que ofrece encuentros casi seguros con jureles blancos y barracudas plateadas. Una vez que los buzos llegan al lugar, se coloca cebo estratégicamente en la parte del arrecife que la tripulación denomina "los blanqueadores". Lubinas pululan alrededor del cebo con tanto entusiasmo que creo que logran que los tiburones de arrecife grises se queden un poco atrás. Pero los tiburones se acercan dentro del límite de la cámara, normalmente a unos 90 cm (3 pies) a 1,5 m (5 pies). El lugar ofrece una gran área pintoresca de coral lechuga en aguas muy superficiales, lo que proporciona un lugar muy interesante para liberar gases al final del buceo.

Esta expedición de 10 días incluyó muchos otros puntos de buceo importantes, uno de los que no había visitado desde el inicio de la era digital, que para mí tuvo lugar en el año 2001. Creo que es apropiado que este lugar se llame E6, nombrado así por el proceso químico utilizado para desarrollar ciertas películas de transparencia, y la última vez que estuve allí usé una película FujichromeVelvia con una cámara Nikonos V. Esta vez utilizaba una Canon EOS 5DS de 50 megapíxeles y afortunadamente tenía muchas más exposiciones que las 36 que ofrecía la película. El registro de buceo del barco indicó que aquellas personas que estaban en busca de fotografiar vida marina en este buceo habían visto seriolas, tiburones de arrecife grises, ídolos moros, peces ballesta payaso y los ubicuos peces ángel reales. Con mi objetivo ojo de pez más adecuado para grandes paisajes de arrecifes, ignoré a los habitantes del arrecife y me concentré en el inmenso fondo decorado por corales blandos, mientras rayos de luz penetraban The Cathedral. Aquí, una estrecha abertura en el arrecife situada en la parte superior permite que la luz del sol penetre, lo que otorga a los fondos una calidad casi similar a un láser.

Resulta particularmente gratificante que un punto de buceo que había experimentado por primera vez con la tecnología fotográfica del pasado aún sea tan bueno al volver a visitarlo con las últimas herramientas de captura de imágenes de 2015. Eso es algo de la experiencia de buceo en Fiyi que resulta de algún modo emblemático. La mínima cantidad de visitantes y la abundancia de nutrientes que continuamente se desplazan sin rumbo por estos arrecifes de alguna manera permiten que sean algo inmunes al paso del tiempo.


El punto de buceo conocido como E6 está repleto de corales blandos. Estos son más cautivadores aún con los rayos de luz que penetran a través de las perforaciones del entorno superior en The Cathedral.


Cómo bucear en este lugar
Cómo llegar: Fiyi se encuentra en el sudoeste del Pacífico, a 2.815 km (1.750 millas) al noreste de Sídney, Australia. Las 333 islas del archipiélago están distribuidas en 208.000 km2 (80.000 millas cuadradas) de océano. Las islas de VitiLevu, VanuaLevu y Taveuni constituyen el 90 por ciento de la masa continental de la nación y son el hogar del 85 por ciento de sus 880.000 habitantes. Varias aerolíneas ofrecen vuelos desde Los Ángeles hasta Nadi, lo que incluye American, Fiji Airways, Qantas y Air New Zealand.





Acceso desde tierra o una embarcación de vida a bordo: Nuestro itinerario de 2015 incluía algunos puntos accesibles sólo a través de una embarcación de vida a bordo dada su distancia desde la costa, pero Fiyi tiene docenas de extraordinarios centros turísticos de buceo en tierra que ofrecen buceos de alta calidad con excursiones de buceo diarias y sofisticadas infraestructuras.

Temperatura del agua: a veces los buzos se sorprenden por la baja temperatura del agua en Fiyi en determinados momentos del año. Desde luego no está helada, pero de septiembre a noviembre es posible que descienda a unos -57 a -59°C (-70 a -75°F). Utilice vestimenta apropiada y disfrutará de una experiencia maravillosa. En septiembre de 2015, la temperatura estuvo normalmente alrededor de los 24°C (75°F) durante toda nuestra estadía. He estado allí en febrero con una temperatura del agua de 30°C (86°F). En algunos meses un traje de neopreno de 3 mm es suficiente, pero en otros puede ser aconsejable utilizar uno de 5 a 7 mm. Con cuatro buceos por día como la norma de las embarcaciones de vida a bordo, asegúrese de llevar suficiente protección térmica.


Muchas de las rompientes en Fiyi están decoradas con inmaculados corales
duros a lo largo de la meseta superficial.
Corriente: muchos perfiles de buceo tocan fondo a aproximadamente 24 metros (80 pies) y suponen ascensos graduales a lo largo de pináculos o paredes consistentemente pintorescas. Aunque no siempre hay corrientes presentes, es importante contar con la capacidad necesaria para poder manejarlas. Dependiendo de dónde haya ido y cómo el operador de buceo haya programado sus inmersiones, podría bucear aquí durante una semana y nunca sentir la corriente, pero de esa forma no vería lo mejor de Fiyi. Para ver a los corales en sus galas de alimentación óptimas es necesario que haya una corriente leve y gran parte de la acción pelágica de los tiburones y las mantas depende directamente de la corriente. Es imprescindible estar familiarizado con los protocolos de buceo a deriva y tener la capacidad para utilizar una boya vertical de seguridad.

Visibilidad: la claridad del agua puede variar enormemente, dependiendo de en qué parte de Fiyi bucee. La proximidad con ríos y otras fuentes de vertidos de agua dulce se traduce en una visibilidad reducida. En su mayor parte, se debe suponer que habrá una claridad del agua buena a excelente; 15 metros (50 pies) sería una distancia promedio para un arrecife cerca de la costa y esto puede ascender a 46 metros (150 pies) en pináculos o arrecifes lejos de la costa.

Cámara hiperbárica: hay una cámara en la ciudad capital de Fiyi, Suva, en la isla principal Viti Levu.
Explore más
Consulte la serie animada de Jim Foley sobre este viaje a Fiyi y la galería de fotos complementaria de Stephen Frink.

© Alert Diver — 1er Trimestre 2016