Definiendo el Rendimiento

Encontrando las aletas adecuadas



Pregunte a cinco buzos cual es el automóvil con mejor rendimiento y es probable que obtenga cinco respuestas diferentes. El problema es que todos tenemos diferentes criterios por los cuales medimos esa impalpable idea llamada rendimiento. Para algunos, alto rendimiento significa un kilometraje de 17 km/Lts o mejor. Para otros significa llegar de 0 a 100 km/hr en menos de 5 segundos. Aún otros lo miden en términos de cómo maniobra en una calle sinuosa. Para mi, se trata de capacidad para transportar pacas de heno o remolcar un barco.

No es sorprendente que la manera en que conducimos depende del vehículo que estamos conduciendo. Intentar pasar mi pick-up de tres cuartos de tonelada por curvas angostas está destinado a terminar en decepción, lo mismo si mi vecino intentara meter su BMW en la rampa para sacar una lancha Whaler de 20 pies. La manera en que medimos el rendimiento está íntimamente relacionada con la tarea propuesta. Así mismo sucede con las aletas de buceo. La manera en que equipamos a nuestros pies depende más que nada de lo que estamos haciendo y donde vamos.
Variaciones sobre un tema
Las aletas de buceo vienen en una amplia gama de formas, tallas, estilos y rigidez; la forma particular de nuestro calzado submarino marca el rendimiento que podemos esperar. Empecemos con la división más básica: aletas de pie completo (calzantes) versus con correas de ajuste (de talón abierto). Para hacer snorkeling en aguas cálidas nada es más cómodo que las aletas de pie completo sobre pies desnudos. Pero cuando se viste con un traje completo y todo el equipo de buceo en aguas templadas no hay duda que querrá unas aletas ajustables que calcen sobre unos botines (escarpines) que ayuden a mantener los pies calientes.

La longitud y flexibilidad también son importantes. Podemos pensar en nuestras aletas como los engranajes de una bicicleta. Las pequeñas y más flexibles son como el cambio bajo: No iremos muy rápido, pero tampoco habrá mucha presión sobre las piernas. Las más largas y menos flexibles se parecen a un cambio más alto: Trabajamos más los músculos de la pierna y nuestro esfuerzo se ve recompensado con más velocidad. Al igual que con todo, lo que estemos haciendo es relevante. Las aletas más largas y rígidas nos darán la propulsión que necesitamos cuando estamos totalmente equipados para luchar contra las corrientes, en barcos hundidos en aguas templadas. Pero si estamos haciendo un paseo por un arrecife coralino ligeramente equipados entonces es probable que obtengamos la propulsión necesaria con unas aletas más cortas.

Hay otras características que también son importantes en el rendimiento de la aleta. Los diseños con canales se encuentran en casi todas las aletas de buceo usadas desde hace décadas. Se dice que los canales alivian algo de la presión en la contra-patada y ofrecen un aumento en la eficiencia hidrodinámica en la patada principal.

Hace aproximadamente 14 años salieron al mercado del buceo recreativo las aletas divididas. A diferencia de las "aletas de pala completa", este tipo de aleta tiene una división en la pala que les permite asumir una configuración como las palas de una hélice durante la patada principal. La fuerza de las palas contra el agua causa que se doblen y funcionen como un hélice de contra-rotación que los diseñadores aseguran reduce la resistencia y aumenta la succión o fuerza de levante para mejorar la propulsión. Muchos buzos aseguran que estas aletas los hacen sentir como si estuvieran "pedaleando en el cambio más bajo" pero moviéndose más rápido. Les encantan estas aletas cuando están nadando tranquilamente a lo largo del arrecife. La desventaja es que algunos buzos les cuesta adaptar algunas técnicas de pateo avanzadas (por ejemplo, "vueltas de helicóptero" o "patadas para atrás" usadas por buzos de cavernas) a las aletas divididas. Otros encuentran que otras técnicas como la "patada de rana" pueden ser usadas fácilmente con aletas divididas. Tal vez es una cuestión de llevar nuestros Ferraris y Porsches a la pista y resolver nuestras técnicas de manejo.
Pruebas de Rendimiento
Una evaluación de aletas usadas para nadar bajo el agua reportada en Undersea and Hyperbaric Medicine (Pendergast DR et al., "Evaluation of Fins Used in Underwater Swimming," UHM 2003, Vol. 30 No. 1) encontró que las percepciones de los buzos sobre el rendimiento de su aleta no siempre es precisa. De acuerdo con los autores, "los buzos invariablemente le daban el más alto ranking a las aletas firmes y el más bajo a las flexibles, lo cual no se correlacionó con la evaluación objetiva de estas aletas." En otras palabras, cuando usaban aletas más flexibles los buzos típicamente obtenían velocidades mayores de las que ellos percibían.

No obstante, la data científica sobre la eficiencia de las aletas no indica un claro ganador en términos de rendimiento. Como Pendergast concluye "es claro que los canales, ventilaciones, nervios y divisiones" en las aletas probadas no mejoró el rendimiento de las aletas." Pendergast encontró que diferentes técnicas de patada son requeridas para diferentes tipos de aletas y el rendimiento podría variar de acuerdo al tipo de patada usada. Las pruebas realizadas por la revista Diver se enfocaron principalmente en la habilidad de los buzos de alcanzar una alta velocidad nadando contra la corriente y estas llegaron a la misma conclusión. Entre los resultados estuvo el hecho que las aletas divididas responden mejor a patadas llanas y rápidas. Una vez más necesitamos ajustar nuestra técnica al tipo de aleta usada, al igual que ajustamos nuestra técnica dependiendo del tipo de automóvil que estemos conduciendo.

Encontrar la aleta con el mejor rendimiento puede ser tan difícil como conseguir el automóvil con mejor rendimiento. ¿Es mejor el Chevy Volt que el Camaro o una pick-up Silverado? La respuesta depende de lo que estamos haciendo y a donde vamos. ¿Vamos de crucero por un arrecife del Caribe, explorar las jungla submarina de un bosque de quelpos, penetrar en un sistema de cuevas o fotografiar a tiburones ballena en las aguas de Costa Rica? Para mi próximo viaje tal vez empaque dos pares de aletas — sólo por si acaso.
Si el snorkel cabe…


El snorkel (tubo) correcto es uno que se adapta a nuestras necesidades y estilo de buceo. Cuando esté escogiendo considere lo siguiente:
  • Diámetro: Los diámetros más amplios hacen que sea más fácil respirar, sobre todo si estamos haciendo mucho esfuerzo.
  • Boquilla cómoda: Asegúrese que la boquilla quepa bien y no irrite las encías.
  • Válvula de vaciado: Una válvula de vaciado facilita a eliminar el agua del tubo.
  • Conexión a la máscara: Tanto la seguridad como la facilidad son importantes.

© Alert Diver — 3er Trimestre 2012