Compresores

El arte y la ciencia de producir una mezcla respiratoria


Los buzos pueden ayudar a garantizar la calidad de su mezcla respiratoria,
para lo que deben olerla, analizarla y someterla a pruebas para comprobar la
presencia de CO y quizás obtenerla de una fuente prestigiosa y confiable.
Una de las primeras cosas que les digo a los estudiantes en las clases de mantenimiento de compresores es lo siguiente: "proporcionar aire respirable para consumirlo en un entorno con una mayor presión parcial es una de las cosas más invasivas que se le puede hacer al cuerpo humano".

Como la mayoría de los buzos sabe, el aire tiene aproximadamente un 20,9 por ciento de oxígeno y un 78 por ciento de nitrógeno. El resto incluye cantidades mínimas de gases inertes como argón y dióxido de carbono (CO2). El aire que respiramos en la superficie también incluye una pequeña cantidad de vapor de agua. Como el aire está comprimido, el vapor de agua es comprimido hasta adoptar la forma de agua líquida. Asimismo, se produce un poco de vapor de aceite (de compresores lubricados con aceite), junto con cualquier gas o vapor que se haya introducido en la entrada del compresor. El agua, el aceite y los vapores son todos considerados contaminantes y deben ser eliminados para proporcionarle al buzo aire comprimido limpio y que se pueda respirar. A medida que se respira aire comprimido, el oxígeno, el nitrógeno y cualquier impureza presente se trasladan desde los alvéolos de los pulmones hacia el torrente sanguíneo y luego a los tejidos y las células del cuerpo.

Existen básicamente dos tipos de compresores que se utilizan para la producción de aire respirable: de baja presión y de alta presión. Algunos ejemplos de unidades de baja presión (aproximadamente 140 a 250 psi) incluyen equipos con suministro desde la superficie y sistemas con escafandra. Las unidades de alta presión se utilizan para comprimir aire hasta 6000 psi para llenar tanques de buceo y cilindros de almacenamiento.

El nivel de impurezas en el resultado final de un compresor depende del tipo de sistema de purificación utilizado (de haber uno) y con qué frecuencia se cambian los filtros.



Algunos compresores de baja presión para uso recreativo tienen poca o ninguna filtración incluida. Con estos equipos las profundidades de buceo son restringidas debido al largo de la manguera y la producción de aire, pero aún se debe tener mucho cuidado con qué ingresa por la entrada, especialmente cuando se trata de monóxido de carbono (CO). El CO, un producto del escape del motor, es mortal y puede ingresar por la entrada de un compresor si esta entrada se coloca demasiado cerca de una posible fuente de CO.

Por otra parte, los compresores de alta presión tienen varias etapas que aumentan la presión a niveles que permiten que el aire sea comprimido para ser introducido en tanques de buceo y/o bancos de almacenamiento. En cada etapa el aire se comprime (y se condensa), por lo que el aire debe enfriarse y la humedad/vapor de aceite debe capturarse, lo que se lleva a cabo con separadores y bobinas de enfriamiento. Los separadores deben ser purgados en un tiempo razonable, generalmente cada 10 a 15 minutos, dependiendo de la humedad. Esto se hace manualmente con muchos compresores portátiles más pequeños pero habitualmente con un sistema de drenaje automático en unidades fijas más grandes.

El suministro de aire final debe ser purificado a través de una filtración. Un típico filtro de purificación puede contener tres sustancias; un agente secante, carbono activado (para eliminar el vapor de aceite restante y los olores) y un catalizador para convertir CO en CO2. El filtro de purificación tiene una vida útil limitada, por lo que deben realizarse los cambios de filtro adecuados sobre la base de la cantidad de aire que pasa a través de él.



Hay otros gases que se producen para el buceo, de los cuales el más común es el Nitrox. El Nitrox (que también se conoce como Aire Enriquecido Nitrox o EANx) es cualquier mezcla respiratoria que contenga un porcentaje de oxígeno elevado que oscile entre el 23,5 y el 39 por ciento. El Nitrox puede producirse mediante los siguientes métodos:

  • Agregar oxígeno puro a un cilindro y completar con aire puro; se denomina mezcla de presión parcial. Este procedimiento, como cualquier proceso que requiere manipular oxígeno puro, supone un mayor riesgo de incendio, daños a los equipos y lesiones graves o muerte y, por consiguiente, requiere una capacitación especializada y equipo que haya sido limpiado para el uso de oxígeno.

  • Un mezclador de Nitrox mezcla el oxígeno con el aire en la entrada del compresor de alta presión. Con este método también es importante tener mucho cuidado ya que debe utilizarse oxígeno puro. El oxígeno se dosifica por el mezclador de modo tal que el producto final elaborado tenga el porcentaje preciso.

  • Un sistema de membrana hace circular el aire a baja presión a través de una membrana que separa el nitrógeno para que quede una mezcla con un contenido de oxígeno más alto. Este gas es suministrado a la entrada del compresor de alta presión.

Independientemente de cuál sea el medio de producción de Nitrox, es mejor dejar la creación de esta mezcla a los profesionales del buceo por consideraciones de seguridad. Un curso de buceo con Nitrox proporciona la información necesaria para comprender qué mezcla se debe usar para bucear a diferentes profundidades.




Para ayudar a garantizar que su aire sea seguro, los buzos deportivos pueden hacer lo siguiente:

  • Antes de usar un cilindro de aire comprimido, abra la válvula un poco con cuidado y verifique si hay algún olor. Si siente algún tipo de olor, no utilice el cilindro. Un olor puede indicar que el plazo del mantenimiento del sistema de filtración del compresor que purificó el aire se ha vencido, que el sistema ha tenido una falla mecánica, que han ingresado vapores peligrosos o que ha sido contaminado por una falla en el sistema de drenaje automático.

  • Si el cilindro está lleno de Nitrox, analice el porcentaje de oxígeno antes de usarlo para comprobar que sea el esperado. Los cilindros que contienen gases que no son aire deben estar marcados, por ley, con el gas que contienen.

  • Considere utilizar un analizador o un sensor de CO. El CO-Pro de Lawrence Factor, por ejemplo, es una manera rápida, efectiva y accesible de controlar la presencia de CO.

  • Lo que es más importante, debe encontrar una fuente aire de alta presión en la que pueda confiar. Algunos estados (como Florida) requieren una prueba de aire trimestral. Consulte en el centro donde adquiera su aire qué prácticas de mantenimiento preventivas siguen. La mayoría de los operadores se sienten orgullosos de sus sistemas de aire y Nitrox y estarán encantados de presumir sobre ellos.

Comprimir aire respirable o Nitrox en un cilindro de buceo es una tarea difícil, tanto para el compresor como para el técnico que opera el equipo. Se requieren tanto un control como un mantenimiento regulares para garantizar que el aire producido pueda ser certificado según la norma de grado E de la Asociación de Gases Comprimidos (Compressed Gas Association) para el buceo. Para ir a lo seguro, debe conocer su fuente para poder sentirse confiado acerca de los gases que invaden los tejidos de su cuerpo.

Si desea obtener más consejos e informes de incidentes, o para informar un incidente de buceo, visite DAN.org/diving-incidents.

© Alert Diver — 4to Trimestre 2016