Gracias al buceo, realmente tengo el mundo a mis pies




Cody Unser quedó paralizada a la edad de 12 años. Cuando comenzó a bucear unos años más tarde se convirtió en
una apasionada defensora del deporte y de los beneficios que puede ofrecer a las personas con discapacidades.


El 5 de febrero de 1999, a los 12 años de edad, tuve que aprender a hacer todo con un cuerpo paralizado. Me diagnosticaron mielitis transversa, una condición autoinmune donde mi sistema inmunológico atacó mi médula espinal. Al haber crecido en una familia de corredores de automóviles había una gran expectativa de que para la edad de cinco años todos nosotros sabríamos correr en cuatriciclos, karts, motos de agua y motos de nieve, básicamente cualquier cosa con un motor, un acelerador y frenos. Resolver cómo iba a vivir la vida en una silla de ruedas con el cuerpo paralizado fue un desafío enorme y emocional.

Después de pasar meses en rehabilitación donde terapeutas me enseñaron a vestirme, usar un catéter y subir y bajar de la silla de ruedas, volví a casa donde luchaba con mi nueva identidad pero me despertaba cada día con el deseo de usar mi voz para hacer una diferencia. Con la ayuda de mi madre, Shelley, creé la Cody Unser First Step Foundation (CUFSF) para crear conciencia acerca de la mielitis transversa, así como también para promover y mejorar la calidad de vida de las personas que padecen discapacidades.

Después de quedar paralizada, todos mis pensamientos y acciones involucraban a mi cuerpo dañado. Al año siguiente, mi hermano Al me alentó a que obtuviera una certificación de buceo. El buceo con aire comprimido disipó todas mis dudas acerca de si tendría éxito en algo en la vida. En mi viaje de certificación lo comprendí: si puedo hacer esto, puedo hacer cualquier cosa. El mundo en la superficie quedó en silencio y yo me encontré bajo el agua con mi familia, haciendo exactamente lo mismo que hacían ellos. De repente, la vida tenía mucho para ofrecer. Quería compartir estos nuevos sentimientos de confianza e independencia con otras personas con discapacidades que tal vez sentían que querían darse por vencidas.
Promoción del acceso
Los deportes de adaptación pueden ayudar a las personas con discapacidades a mejorar su salud física, mental y emocional. A través de la CUFSF desarrollamos un programa de calidad de vida denominado Cody's Great Scuba Adventures (Las grandes aventuras de buceo de Cody), que reúne a profesionales de la medicina y el buceo en la misma mesa, o mejor dicho, en la misma piscina.

Crear


conciencia y promover la inclusión son la base del programa de buceo de adaptación de la CUFSF. En un mundo ideal, cualquier persona con una discapacidad podría ir a cualquier tienda o punto de buceo y ser recibida por al menos un instructor familiarizado con su discapacidad y capacitado para adaptar el deporte para ella con eficacia.

Enseñarle a alguien con una discapacidad a bucear no es una labor simple. Tras promover el buceo de adaptación y presenciar la dedicación de mis instructores de buceo durante 17 años, he aprendido mucho acerca de facilitar la experiencia de buceo para aquellas personas que tienen alguna discapacidad. Una de esas lecciones es que muchas personas con lesiones en la médula espinal tienen disreflexia autonómica, una respuesta involuntaria a una lesión o un estímulo a una parte del cuerpo que carece de sensación. Cuando salgo a la superficie después de un buceo, tener la vejiga llena o haber sufrido un roce con coral de fuego en la parte inferior de mi cuerpo puede desencadenar un dolor de cabeza o incluso elevar mi presión sanguínea, lo que debe tratarse de inmediato.



Trabajar con un instructor que conoce los fundamentos del manejo de dichas condiciones secundarias (problemas posteriores a una lesión) es sumamente valioso. Otras condiciones secundarias incluyen infecciones urinarias y renales, llagas por presión, osteoporosis, escoliosis, mantenimiento de los intestinos, problemas cardíacos por una mala circulación, depresión y ansiedad, fatiga, dolor y pérdida de masa muscular. Estas condiciones a menudo parecen ser fuerzas dominantes en la vida de una persona con una discapacidad. Incluso el simple conocimiento de estos problemas por parte del personal realmente puede hacer una diferencia.

Jacques Cousteau dijo una vez: "desde el nacimiento, el hombre carga el peso de la gravedad en sus hombros; está atornillado a la Tierra. Pero el hombre sólo debe sumergirse bajo la superficie para ser libre". Para una persona paralizada, esta sensación de libertad aumenta considerablemente, porque el buceo no sólo libera los tornillos con la tierra sino también aquellos que sujetan el cuerpo a la silla de ruedas.

En 2011, la CUFSF se asoció con Paralyzed Veterans of America, investigadores de la Universidad Johns Hopkins y nuestros instructores de buceo para certificar a nueve veteranos paralizados y para estudiar los efectos neurológicos y fisiológicos del buceo con aire comprimido sobre las personas paralizadas. Tomó 10 años convencer a mi neurólogo y a mi neuropsiquiatra de que las sensaciones que tenía en la profundidad justificaban una investigación médica. El estudio también parecía documentar las mejorías que yo sentía bajo el agua en otros buzos. La mayoría de los participantes con síntomas de TEPT informó algo de alivio y los investigadores creen que vale la pena continuar con el estudio.
Con la mirada hacia el futuro
El programa de buceo de adaptación seguirá uniendo la industria del buceo con profesionales de la medicina para un futuro donde los buzos profesionales de todo el

La Cody Unser First Step Foundation organiza viajes de buceo para veteranos
que han sufrido lesiones y otros buzos discapacitados a destinos como las
Islas Caimán y los Cayos de la Florida.
mundo comprenderán todo tipo de discapacidades. Cada persona con una discapacidad tiene necesidades específicas y el buceo de adaptación requiere instructores que sean pacientes y capaces de pensar creativamente para lograr que la experiencia sea posible. Puede ser que los buzos con lesiones en la médula espinal, por ejemplo, necesiten una estrategia de uso de lastre específica para mejorar su compensación, mientras que los buzos con discapacidades visuales tal vez requieran capacitación sensorial.

A través del buceo con aire comprimido, no sólo puedo liberarme de la gravedad, sino que también puedo compartir una experiencia con mi familia que requiere una adaptación relativamente mínima. Históricamente, las personas con discapacidades se han enfrentado a limitaciones respecto a la actividad física no sólo por la existencia de barreras físicas sino también debido a la falta de recursos y conocimientos entre los facilitadores profesionales. Es por ello que es de importancia fundamental para la industria del buceo percibir el impacto que puede tener en la evolución del deporte no simplemente para incluir a personas con discapacidades en embarcaciones de buceo y bajo el agua con todos los demás individuos, sino también hacerlo con un profundo conocimiento de lo que una persona con una discapacidad experimenta cada día.



De acuerdo con los Centros para el control y prevención de las enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), 53 millones de estadounidenses tienen algún tipo de discapacidad. El buceo con aire comprimido ofrece una oportunidad de aumentar el autoestima, la independencia y la confianza; puede ser un catalizador que hace posibles las cosas que antes resultaban imposibles. La CUFSF continuará realizando estudios de investigación de buceo, capacitando a profesionales del buceo y la medicina y acortando la distancia entre la industria del buceo y la comunidad con discapacidades. He disfrutado de ver cómo la industria del buceo ha acogido a esta comunidad; no siempre es fácil, y a veces adquiere un carácter político, pero las personas que vivimos con una discapacidad no desapareceremos en el futuro próximo.
Explore más
Vea el avance de un documental sobre Cody Unser, luego mire el video sobre cómo la Cody Unser First Step Foundation ha ayudado a jóvenes pacientes del Riley Hospital for Children a aprender a bucear.





Comparta su historia
¿Tiene consejos, recomendaciones, estrategias de viaje, técnicas de buceo, lecciones aprendidas u otras palabras de sabiduría que desee compartir con otros buzos? En Alert Diver queremos conocer su historia. Envíela en un mensaje de correo electrónico a M2M@dan.org, o por correo postal a "Member to Member", c/o Alert Diver, 6 W. Colony Place, Durham, NC 27705.

© Alert Diver — 3er Trimestre 2016