Buceo en aguas oscuras




Pulpo mimo en etapa de asentamiento.

Mi vinculación con el buceo en aguas oscuras comenzó cerca de la costa del sur de California. Una noche, un grupo de amigos y yo miramos una muy interesante presentación de diapositivas sobre el tema y seguidamente acepté con entusiasmo su invitación para unirme a ellos y realizar un buceo en aguas oscuras la noche siguiente. Las imágenes de extrañas aguas vivas, salpas, tunicados pelágicos y otros sujetos alienígenas transparentes realmente habían disparado mi espíritu creativo.

A la mañana siguiente esperaba los buceos con un abrasador espíritu de aventura combinado con nervios de novato. No sabía qué esperar ni cómo serían los buceos.

Hice mis primeros buceos en aguas abiertas a plena luz del día, lo que me permitió obtener cierta experiencia y memoria muscular a un ritmo razonablemente cómodo. Aun así, mi alarma de seguridad personal sonó fuerte durante esos primeros buceos. Acabo de insertarme directamente en la cadena alimenticia, pensé. Pero no pasó mucho tiempo antes de que la curiosidad comenzara a apoderarse de mí. El verdadero buceo en aguas oscuras puede ser una experiencia completamente nueva. Lanzarse al agua con una entrada de backroll (de espaldas) hacia un abismo oscuro sólo con el haz de tu linterna para iluminar el camino puede causar un poco de ansiedad. Ajustarse a este entorno poco familiar puede requerir varios buceos, pero cuando la fascinación comience a tomar el control, descubrirá lo que parece un universo paralelo. La experiencia exigirá toda su atención, por lo que debe tomar algunas medidas preventivas antes de cada uno de los buceos en aguas oscuras.

Desplazarse a la deriva en la oscuridad de la noche en el mar abierto debe tomarse en serio. Para prepararse tanto física como mentalmente y dar prioridad a su seguridad debe hacer lo siguiente:
  • Asegúrese de que su linterna esté completamente cargada y de tener otra de respaldo.
  • Apunte la linterna a sus indicadores fosforescentes para que brillen intensamente.
  • Amarre la cámara a su cuerpo para tener las manos libres cuando necesite usarlas.
  • Elabore un plan de emergencia en caso de que un buzo quede fuera de la vista respecto a la línea.
  • Establezca un sistema de retirada de emergencia.
  • Limite la cantidad de personas en el agua.
  • Para evitar la carga de tareas, asegúrese de estar familiarizado con su equipo.
  • Prepare su cámara antes de ingresar al agua (encienda los flashes y las luces de enfoque y configure la velocidad del obturador, la apertura y la capacidad ISO).
  • Nunca permita que su ego ni ninguna otra persona anule el sentido común.

Después de ingresar al agua, descienda lentamente, estabilice su flotabilidad y relájese. La profundidad puede estimarse erróneamente con facilidad porque no hay puntos de referencia. Preste mucha atención a sus oídos durante todo el buceo; a menudo son los primeros indicadores de un cambio de profundidad.


Pez volador reflejado en la superficie tranquila.


La línea descendente
Como medida de protección adicional hemos creado una línea descendente de seguridad iluminada mediante el uso de una cuerda de 30 metros (100 pies) con peso y con una lámpara Kraken Solar Flare de 10.000 lumens en la parte superior y ocho luces de 1.000 lumens a diversas profundidades. Aseguramos la cuerda a la embarcación y lanzamos el ancla flotante para lentificar el desplazamiento a la deriva del barco de ser necesario. No resulta extraño que el viento sople en una dirección mientras la corriente empuja en otra, por lo que es indispensable tener plena conciencia y buen juicio. Algunos buzos de aguas oscuras utilizan sistemas de arneses, ya sea comprados o caseros. Yo prefiero la libertad de estar sin sujeción y confiar en la línea descendente iluminada como punto de referencia. La línea descendente es una pieza indispensable del equipo de buceo en aguas oscuras: además de mejorar la seguridad, atrae a larvas y otros errantes pelágicos.
Técnica

Larva de camarón mantis.
Sus técnicas tanto de buceo como de fotografía durante el desplazamiento a la deriva son cruciales y dominarlas correctamente requiere algo de práctica. Cuanto más lo haga, mejor podrá reconocer a los sujetos y acercarse a ellos. Deberá hacer tres o cuatro intentos antes de que la magia comience a suceder.

La transparencia reina en este mundo oscuro y buscar y seguir a sus sujetos sería casi imposible sin una linterna. Nade lentamente hacia la corriente mientras busca un sujeto. Cuando divise uno, avance lentamente; intente utilizar este impulso a su favor. Recuerde que las olas de presión que genere pueden hacer que los pequeños y delicados errantes se retraigan o se asusten, por lo que debe permitir que ellos se acerquen a usted. Muévase lo menos posible, busque un sujeto y desplácese a la deriva serenamente con él. Muchas de estas criaturas pueden ser sensibles a la luz y volverse activas apenas son iluminadas con una linterna. Colocar la mano ahuecada sobre la luz y permitir que un pequeño haz de luz pase a través de los dedos es una excelente técnica para acercarse y enfocar. Una luz de enfoque con múltiples configuraciones de energía también puede resultar útil para este propósito. Ser rápido en la liberación del obturador y calcular el disparo también son acciones importantes. Al iluminarlos, muchos sujetos pueden comenzar a girar o acercarse, incluso cuando son iluminados sólo durante unos pocos segundos. A mí me gusta mantener la mano izquierda en la luz de enfoque y la derecha libre para realizar ajustes rápidos de la cámara sobre la marcha.
Configuración de la cámara
Yo recomiendo una lente de 60mm para este tipo de trabajo ya que la corta distancia de trabajo le permite iluminar a sus sujetos sin demasiada retrodispersión. Este es trabajo difícil, por lo que apuntar los flashes hacia la caja estanca ayuda a evitar sobreiluminar el fondo. Algunas noches hay tanta mugre en el agua que evitar que haya retrodispersión es imposible. Pero debe tener presente que esta es la naturaleza del entorno y un poco de retrodispersión no es tan malo. De todos modos, las partículas blancas en un campo de oscuridad total sin ninguna característica especial son bastante fáciles de eliminar en postproducción.

Utilice un ajuste ISO más alto y una potencia de flash más baja: con frecuencia se necesitan disparos repetitivos y esperar a que los flashes se recarguen puede ser contraproducente. Debido a que los sujetos son principalmente transparentes con pequeñas áreas de opacidad, enfocarlos puede ser todo un desafío. Elija una linterna con un haz concentrado y ajústela a potencia baja durante la búsqueda inicial. Una vez que vea a su objetivo, acérquese y redirija la luz para ayudar a que el enfoque automático de su cámara se fije.

Intente con esta configuración inicial:
  • ISO 360
  • f/14 con 1/200 seg
  • flashes a 1/2 ó 3/4 de potencia


Larva de cangrejo.


Las luces de modelado blancas son las mejores; la luz roja otorga al sujeto una tonalidad de color extraña que es difícil de corregir en el tratamiento posterior.

Muchos encuentros en aguas oscuras pueden ser oportunidades únicas en la vida, por lo que es importante que los aspectos técnicos de sus imágenes sean precisos. Una vez que la posición del flash esté ajustada, utilice el selector de apertura del diafragma como un regulador de intensidad. Cierre la apertura del diafragma si el sujeto es reflectante y ábrala si necesita más luz. Utilice la pantalla LCD de la cámara para una revisión inmediata. Acérquese al sujeto y no pierda de vista tanto el visor como la línea descendente. Estudie rápidamente los movimientos de los sujetos y fotografíelos de la mejor manera posible.
¿Qué podré ver?

Imagine bucear dentro de una película de ciencia ficción en 3D que dura desde el momento en que ingresa al agua hasta el momento en que está de regreso en la embarcación. A diferencia del típico buceo en lodo, no hay que esperar el turno para fotografiar a un sujeto y cada persona regresará con su propio conjunto de imágenes, ángulos e historias especiales. Es imposible manipular a los sujetos que pueden encontrarse o influir en su postura. Esta es una disciplina muy reactiva, donde el sujeto define los parámetros de las imágenes.

Las aguas vivas y ctenóforos son las criaturas que se encuentran más comúnmente al desplazarse a la deriva en aguas oscuras. Mientras que algunas aguas vivas pueden alcanzar enormes dimensiones, las que pueden verse más frecuentemente son aproximadamente del tamaño de la palma de la mano o más pequeñas. Las aguas vivas con las que estamos más familiarizados son las criaturas gelatinosas que se asemejan a un paraguas con tentáculos urticantes colgantes que utilizan para atrapar a sus presas. Estas criaturas no tienen cerebro ni corazón y se mueven por impulsos y desplazándose a la deriva en la corriente. Por otra parte, los ctenóforos normalmente tienen una forma más angular y pequeñas hileras de cilios que los impulsan por el agua. A menudo producen algo de luz de color rojo, verde y azul a lo largo de sus cuerpos. Hay cientos de tipos, formas y tamaños diferentes de aguas vivas y ctenóforos.

También hay larvas de gastrópodos (caracoles, babosas y frutos de mar), pterópodos (caracoles pelágicos que nadan libremente) y una variedad de otros sujetos en desarrollo en la etapa prejuvenil. Quizás los más extraños son los crustáceos anfípodos conocidos como Phronima sedentaria, que se asemejan a las criaturas de la película Alien. Estos pequeños monstruos macabros comen el interior de tunicados pelágicos y se introducen en los restos, ponen huevos dentro de ellos y los usan como refugio. Se mueven continuamente para darles a sus huevos un flujo de agua dulce constante.

Las principales atracciones siempre son las larvas de peces, en particular aquellas en el estado de asentamiento. Los sujetos en esta etapa de desarrollo no se parecen en nada a su versión adulta y al procesar las imágenes más tarde con frecuencia me pregunto a mí mismo: ¿qué demonios es eso?

Un verdadero buceo en aguas oscuras realmente es como un vistazo al espacio interior y cuanto más se hace más se aprecia la posibilidad de poder verlo.


Larva de brótula.


Dónde bucear
Se puede practicar buceo en aguas oscuras prácticamente en cualquier lugar. En la actualidad hay operadores de buceo que lo ofrecen en lugares tan diversos como Jupiter, Florida; Kona, Hawái; Columbia Británica; y Anilao, Filipinas. Cada lugar tiene su propia variedad de organismos; en un viaje de buceo debe incluirse una excursión a aguas oscuras siempre que sea posible.

No limite sus aventuras nocturnas a aguas abiertas y profundas. Verifique entornos menos profundos o desplácese a la deriva cerca de una pared. Más recientemente experimentamos con el uso de una única lámpara Solar Flare clavada en la arena a 18 metros (60 pies), en ángulo ascendente y hacia aguas más profundas. Comprobé que esta técnica funciona bien con los cefalópodos y las larvas. Esta también es una gran manera de presentarles a los buzos este nuevo mundo sin la ansiedad que supone un buceo en aguas oscuras en el mar abierto. En este estilo de buceo más restringido pueden verse larvas de anguilas, platijas y larvas de mantis marinas.

Al bucear cerca del punto de una isla, la acción de las mareas pueden promover corrientes que transportan todo tipo de pequeñas criaturas. Incluso una bahía tranquila puede producir algo único, como por ejemplo un pulpo mimo en etapa de asentamiento o sepias "bobtail" cazadoras. No hay límites respecto al lugar donde puede practicarse buceo en aguas oscuras; incluso el agua dulce alberga a diminutas criaturas alienígenas.

Considere estas técnicas y sugerencias que ofrecen un punto de partida hacia el desarrollo seguro de su propio enfoque en materia de buceo en aguas oscuras. Experimente con frecuencia y en diferentes lugares, explore su universo interno y recuerde que siempre debe divertirse. En la oscuridad hay un mundo que rara vez puede verse: extraño, emocionante y que está esperando la llegada del haz de su luz.

© Alert Diver — 2do Trimestre 2017