Perfil de miembro de DAN: Bob Talbot






Ciudad natal: Eagle Rock, California
Cantidad de años de buceo: 42
Destino de buceo favorito: Point Lobos, California (en un buen día)
Por qué soy miembro de DAN: DAN salva vidas a través de la educación y la acción a la vez que amplía nuestros conocimientos sobre medicina de buceo de manera continua.

Después de vender millones de sus icónicos afiches con colas de ballena, el fotógrafo y cinematógrafo Bob Talbot se convirtió en uno de los principales defensores de la conservación marina en el mundo. El fotógrafo y cineasta de 56 años de edad, cuyas películas incluyen Free Willy (Liberen a Willy), Ocean Men: Extreme Dive (Hombres de mar: buceo extremo) y el documental de IMAX nominado a los Premios de la Academia Dolphins (Delfines), entre otros, también es parte del consejo de la Sea Shepherd Conservation Society y es el presidente del consejo de administración de la National Marine Sanctuary Foundation.

AD: usted parece ser una de esas extrañas personas cuyo trabajo de toda la vida se inició a una edad muy temprana, ya que comenzó a practicar snorkeling a los 8 años y buceo a los 13 y empezó a tomar fotografías bajo el agua a los 14.

Talbot: crecí en el agua y me sentí fascinado por el océano. No podía esperar para empezar a bucear; para mí no era sólo un deporte, sino una forma de explorar otro mundo que estaba justo a nuestro alcance.


Las fotos de mamíferos marinos, especialmente orcas y ballenas, definieron los primeros trabajos de Talbot y fueron grandes éxitos en el mercado de los afiches.

AD: ¿hubo algún momento o evento donde todo cobró sentido para usted y supo que esto era lo que quería hacer?

Talbot: desde muy joven Jacques Cousteau fue una gran inspiración, pero no estaba demasiado seguro de qué quería hacer hasta que tuve mi primera cámara, una Nikonos II, cuando tenía 14 años de edad. Unos años después, en 1977, unos amigos y yo remolcamos un bote inflable de unos 5 metros (16 pies) a la isla de Vancouver para bucear con orcas. En ese entonces, no conocíamos a nadie que lo hubiera hecho. Tuvimos un par de encuentros con orcas y tomamos algunas fotografías antes de que un motor fuera de borda se descompusiera y pusiera fin a nuestro viaje.

Dos años más tarde, regresamos al estrecho de Johnstone con una cámara automática Bolex de 16mm. Una tarde, una orca estuvo nadando en círculos a mi alrededor durante 10 minutos y no me dejaba volver a la embarcación. Fue un poco inquietante, pero pude capturar algunos minutos de metraje. Para ese entonces todos estaban exhaustos, por lo que emprendimos el regreso al campamento. La intensidad del viento había disminuido, y el estrecho se asemejaba al cristal. Había un grupo de orcas alineadas que se desplazaban en la dirección opuesta con los soplos de sus lomos retroiluminados contra la isla de Vancouver. Hicimos virar el barco y obtuvimos algunas tomas antes de que el sol desapareciera detrás de la isla. Ese metraje, que posteriormente se usó en un especial de Cousteau, impulsó mi carrera en la industria cinematográfica, y las fotos que tomé esa tarde se convirtieron en los dos primeros afiches que publiqué.

AD: pudo iniciar su carrera a partir de esas primeras aventuras.

Talbot: mi trabajo derivó del deseo de crear conciencia sobre el entorno marino. Cuando estoy en el agua y veo a estas criaturas increíbles, sólo quiero compartirlo con el mundo y decir: "tienen que ver esto". En ese entonces pensé: si con una foto pudiera transmitir la experiencia de estar con estos animales, el mundo se sentiría obligado a protegerlos. Desde luego hoy me doy cuenta de que no siempre resulta de esa forma, pero ese era mi pensamiento en ese momento como un joven idealista, y en muchos sentidos aún lo es. Por lo tanto, ahora me concentro más en contar historias que espero inspiren a las personas a proteger el entorno marino.

AD: la última vez que lo entrevistamos, recientemente había regresado, junto a Sea Shepherd, de manifestar su oposición a la caza de ballenas de nativos americanos en el santuario marino Olympic Coast National Marine Sanctuary. Hoy, 15 años más tarde, el Tribunal Internacional de Justicia acaba de declarar que las operaciones de caza de ballenas de Japón en la Antártida son ilegales y ordenó su interrupción. Eso debe ser muy satisfactorio.

Talbot: la reciente decisión del tribunal fue muy importante, sumamente importante. Irónicamente, llegó en medio de una gran batalla legal entre los cazadores de ballenas japoneses y Sea Shepherd U.S. Los cazadores de ballenas demandaron a Paul (el fundador Paul Watson), la organización, un miembro de nuestro personal y varios miembros del consejo, incluido yo. Ha sido un gran conflicto legal y una interrupción de nuestro trabajo que demandó mucho dinero y tiempo. Estos problemas legales pueden parecer relativamente insignificantes en un plano más general, pero son muy importantes para las ballenas y el activismo.


Talbot utiliza una jaula autopropulsada para filmar a grandes tiburones blancos frente a Isla Guadalupe.

AD: también es presidente del consejo de administración de la National Marine Sanctuary Foundation (NMSF). ¿Por qué ha decidido dedicar su tiempo a ello?

Talbot: el motivo por el que apoyo los santuarios es que probablemente son nuestra mejor herramienta para lograr un verdadero cambio en este país. Cuando era más joven solía pensar que la noción de "Pensar a nivel global y actuar a nivel local" era como lavarse las manos. Pero me he dado cuenta de que la única oportunidad que tenemos de salvar el océano es hacerlo poco a poco.

Los santuarios son nuestra mejor matriz para proteger los ecosistemas en este país. El nuevo programa de nominación de santuarios permitirá a las comunidades de todo el país formar parte de la creación de nuevos santuarios. Y allí es donde veo esperanza. Veo esperanza en las personas que se hacen cargo de su pequeña porción de océano y pelean por él.

AD: me resulta interesante que trabaje con la NMSF, que es bastante conservadora, y que a la vez trabaje con la Sea Shepherd Conservation Society, que es todo lo contrario.

Talbot: para mí, el objetivo es tener eficacia. Hay cuestiones que se abordan de mejor manera si se trabaja a través del sistema. Hay otras que requieren acciones directas. La mayoría de los problemas requiere múltiples frentes de ataque. Intento no encasillarme demasiado en una posición u otra. Hago lo que puedo, donde puedo.

AD: si tuviera que recomendar a los lectores de Alert Diver algo que pueden hacer para ayudar, ¿qué sería?

Talbot: algo que les diría, y esto tal vez no esté dentro de lo que la mayoría de las personas esperaría, sería que presten atención a su dieta. Lo que ingerimos afecta el ambiente más que cualquier otra cosa que hagamos, especialmente en lo que se refiere a cuestiones tales como emisiones de carbón, pesquerías, vertidos y polución. Cuanto más abajo en la cadena alimenticia estén los alimentos que comemos, mejor será para el océano y para el ambiente. Sé que no es realista esperar que todos se conviertan en vegetarianos o veganos de la noche a la mañana, pero disminuir la cantidad de proteína animal que ingerimos diariamente es probablemente la manera más eficaz de mejorar el ambiente.
Mire el video



© Alert Diver — 3er Trimestre 2014