Áreas Marinas Protegidas de base social




Mantas nadan alrededor de una estación de limpieza en Misool, Indonesia.

Los hábitats marinos que tanto queremos se están degradando rápidamente. Debido a que existen importantes centros de biodiversidad que no están protegidos cada día es más probable que nuestros hijos nunca experimentarán la misma abundancia de vida submarina que nosotros hemos disfrutado. La protección legal de los recursos marinos es irregular y las organizaciones no gubernamentales frecuentemente están sobrecargadas e insuficientemente financiadas. Pero, a medida que las comunidades costeras son capacitadas para tomar un rol activo en salvaguardar sus recursos naturales locales, podrán existir áreas marinas protegidas (AMP) de base social.

Estas AMPs usan el ecoturismo para mejorar la protección del océano al ofrecer oportunidades de empleo sostenible e inyectar recursos monetarios a la economía local a través de tasas de arrendamiento. A medida que la comunidad y empresas privadas forjan relaciones inter-dependientes a largo plazo, ambos obtienen un recordatorio constante del valor de las AMPs. Aquí presentamos cuatro historias de éxito.
Santuario Panabulan — Dumaguete, Filipinas
En las Filipinas, donde el turismo de buceo es una industria bien establecida, las comunidades reconocen el importante papel que juegan los santuarios marinos para atraer a buzos y enriquecer la economía local.

Un pez sapo se aferra a una esponja en Dumaguete, Filipinas.
Los municipios han establecido redes de pequeños santuarios costeros en los que no se puede pescar. La designación de los santuarios queda a discreción del alcalde de cada municipalidad.

El Santuario Panabulan se estableció hace diez años en Maayong Tubing (Negros Oriental) para proteger un importante corredor de arrecifes sanos. Siete años después fue expandido para incluir una área con una gran cantidad de peces mandarín, y ahora cubre 32 acres. Atmosphere Resorts ha hecho una increíble labor para desarrollar la administración comunitaria de los arrecifes del santuario. La cobertura y salud coralina han mejorado notoriamente. Ahora abundan especies inusuales y emocionantes como peces mandarín, peces sapo, sépidos extravagantes, solenostomos y diminutas langostas en el área. Las tortugas también se observan en mayor número, descansando y alimentándose tranquilamente en las aguas protegidas.

Los buzos y nadadores con o sin snorkel, pagan una tarifa de entrada que cubre los gastos de mantenimiento y sueldos para los guardias. Otros miembros de la comunidad trabajan como guías de buceo y empleados de resorts; los beneficios compartidos aseguran el desarrollo sostenible de estos santuarios.

Acuerdos para la Conservación Marítima de Misool Eco Resort — Raja Ampat, Indonesia

Aletas de tiburón secándose en el ahora clausurado campo de cercenamiento de aletas de tiburón en Misool, Indonesia.
Raja Ampat, la joya de la corona del Triángulo de Coral, es el epicentro de la biodiversidad marina. Más de 1,400 especies de peces de coral abundan en este archipiélago que abarca casi 18,000 millas cuadradas. En un área de muestra del tamaño de dos campos de fútbol los científicos descubrieron seis veces más especies de coral de las que viven en todo el Mar Caribe. Frecuentemente es posible encontrarse con especies carismáticas, incluyendo mantas gigantes, tiburones de arrecife y delfines así como pequeñas criaturas como peces sapo, caballitos de mar pigmeos (caballitos de Bargibant), y lábridos intermitentes. Hasta hace poco esta área era explotada por los mismos recursos que la hacen tan espectacular.

En el 2005 Misool Eco Resort se asoció con la comunidad local para detener el cercenamiento desenfrenado de las aletas de tiburón y la pesca descontrolada en el Raja Ampat Sur. Estas actividades — llevadas a cabo por extraños — devastaron los caladeros de pesca y amenazaron la salud de algunos de los arrecifes con más biodiversidad del planeta. Misool Eco Resort consiguió un arrendamiento para establecer un acuerdo de conservación marina (ACM) que cubre 140 millas cuadradas en el que la pesca y todas las demás prácticas extractivas están estrictamente prohibidas. En el 2010 los socios expandieron el acuerdo para crear otro ACM de 160 millas cuadradas no muy lejos en las Islas Daram. En conjunto con el Nature Conservancy y WildAid, Misool Eco Resort ahora está trabajando para establecer e implementar una serie de ACMs en el Raja Ampat sureño.

El patrullaje regular por miembros de la comunidad local ha eliminado el cercenamiento de aletas de tiburón, la cacería de tortugas, la pesca ilegal y todas las demás prácticas extractivas dentro del ACM. Ahora, todo el ecosistema del arrecife está protegido, y las poblaciones de especies marinas vulnerables que antes estaban agotadas están recuperándose.

Éstas ACMs aseguran la salud a largo plazo de las poblaciones de peces y del arrecife. Los efectos desbordantes a las aguas adyacentes crea una pesca abundante y sostenible para los aldeanos. La comunidades también se benefician directamente de los ingresos por el arrendamiento, proyectos municipales y empleo. Gracias a esta asociación, la población local es una parte activa de un sistema que garantiza la conservación largo plazo y el disfrute compartido de su patrimonio natural.
Programa de Conservación de Arrecifes Colaborativo Wakatobi — Sulawesi Sudeste, Indonesia

Las sepias son comunes en los arrecifes fértiles de Wakatobi.
La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) recientemente designó al Parque Nacional Marino Wakatobi en Indonesia como parte de la Red Mundial de Reservas de la Biosfera. El parque es considerado como uno de los ecosistemas marinos con más biodiversidad del mundo. En 1997 Wakatobi Dive Resort se juntó con líderes locales para establecer un Programa de Conservación de Arrecifes Colaborativo. El programa hoy incluye 17 comunidades y cubre 12.5 millas cuadradas de lo que ahora son los arrecifes mejor protegidos del Parque Nacional Marino. Una diversa variedad de criaturas grandes y pequeñas — desde ballenas hasta caballitos de mar pigmeos — se observan aquí.

Los pescadores están reportando que la pesca en el perímetro del área protegida es mejor de lo que antes lograban en toda el área. Como consecuencia, la comunidad ahora aprecia los beneficios que trae la administración de los recursos del arrecife, lo cual incluye mejores ingresos de la pesca. Pagos regulares para los aldeanos y oportunidades de empleo en el resort ofrecen incentivos económicos convincentes a las comunidades para preservar secciones de los arrecifes únicamente para el turismo.
Reserva Marina de Tulamben — Bali, Indonesia

Un cardumen de pámpanos de hebra en el barco hundido Liberty en Tulamben.
La Bahía de Tulamben en Bali se ubica en la convergencia de las corrientes profundas de los océanos Pacífico e Índico lo cual produce el afloramiento de aguas ricas en nutrientes que fomentan una abundancia de vida en los arrecifes, paredes, y laderas arenosas así como el pecio Liberty.

En 1979 las aldeas locales designaron toda la Bahía de Tulamben como una AMP, prohibiendo la pesca dentro de la bahía. Con gran presciencia, Tulamben reconoció el potencial del turismo de buceo para crear oportunidades de empleo sostenible y duradero para la comunidad. La estrategia dio frutos, y hoy en día Tulamben acoge resorts incluyendo el Tach Terminal y Paradise, los cuales son considerados dos de los mejores destinos de buceo en Bali.

El área hace alarde de una increíble gama de vida incluyendo tiburones de arrecife, loro cototo, meros, pámpanos de hebra, barracudas y criaturas inusuales tales como caballitos de mar pigmeos, nudibranquios, camarones arlequín, anguilas de listón azul, dragones marinos, y peces piedra. Adicionalmente, el pecio Liberty, ubicado a sólo 100 pies de la costa y apenas 95 pies de profundidad, es una de las inmersiones en barco hundido más accesible e increíble del mundo.
Responsabilidad Compartida, Beneficios Compartidos
Históricamente, las comunidades locales y sus economías en muchos casos quedaban excluidas del los beneficios del turismo. Un número creciente de comunidades se están asociando con la empresa privada para establecer AMPs locales, el éxito de ellas depende de la participación y apoyo de la comunidad. Atraer y comprometer a los habitantes locales en la conservación y asegurar que se beneficien directamente de ella produce resultados conservacionistas sostenibles, protegiendo nuestros recursos marinos para las generaciones futuras.


© Alert Diver — 4to Trimestre 2012